Géneros y Sexualidades

#JUSTICIA PARA LOS CINCO

Alejandra Negrete ¡te vamos a nombrar!

Alejandra es el nombre de la trabajadora doméstica asesinada junto a tres mujeres más y el fotoperiodista Rubén Espinosa en la colonia Narvarte.

Soledad Farfalla

Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Domingo 9 de agosto de 2015

Su nombre fue de los últimos en darse a conocer, como si ser trabajadora fuera menos importante, como si su vida fuera de segunda clase. Su nombre completo es Olivia Alejandra Negrete Avilés, trabajadora doméstica de 40 años. Era una mujer con sueños, fuerte y “luchona”, dicen sus familiares, buena madre e hija. Alejandra dejó a una hija de apenas 13 años y dos más de 24 y 22 años, la última embarazada.

Alejandra se levantaba muy temprano para ir a trabajar, se trasladaba desde el Estado de México para ir hacer aseo en residencias particulares para sacar adelante a su hija y su familia.

Ser trabajadora doméstica en México
Alejandra Negrete era parte de las más de 2 millones de trabajadoras domésticas del país. De las cientos de miles de mujeres que aportan o sostienen económicamente sus hogares con salarios de miseria y prestaciones laborales mínimas o nulas.

Se estima que el 90% de las personas que hacen trabajos domésticos son mujeres, que de éstas el 95% carece de acceso a la salud, 80% carece de beneficio laboral alguno, apenas el 39% cuenta con vacaciones o días de descanso y el 44.7% no tiene horario laboral fijo.

Las trabajadoras y las trabajadoras domésticas en especial, no sólo sufren las condiciones de trabajo más precarias, además deben enfrentarse a diario a fenómenos como el feminicidio, que cada 3 horas con 20 minutos arrebata la vida de una de nosotras, la gran mayoría mujeres pobres, jóvenes o trabajadoras. Y viven el fenómeno en total impunidad.

Para el Estado y los gobiernos nefastos como el de Eruviel Ávila –gobernador de la entidad con más feminicidios del país- y el de Miguel Ángel Mancera la vida de las mujeres, y en especial la vida de las trabajadoras no vale nada. Ello explica la tardanza en revelar la identidad de Alejandra, en esto es experto ya Mancera, pues no olvidamos como se manejo el caso de Angélica Romero, trabajadora asesinada en su centro de trabajo. No fue hasta que La Izquierda Diario hizo público su caso, que las autoridades empezaron a “investigar” lo que había pasado con ella, pese al intento de la gerencia de la sucursal de Liverpool donde laboraba de encubrir el asesinato y simular que su muerte era producto de un infarto.

Contra la impunidad, te vamos a nombrar
Los últimos días se han realizado acciones de repudió al asesinato del periodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres más, Nadia, Yesenia, Mile y Alejandra. Ante este crimen Alejandra Toriz de la agrupación de mujeres Pan y Rosas plantea que la lucha contra la impunidad en este caso, tiene que extenderse a la denuncia contra el feminicidio en el país y contra este régimen asesino y plantea la importancia de movilizarse en unidad con otros sectores como el magisterio.

Frente a la distorsionada investigación del caso plantea que hay que desenmascarar “la verdad histórica” con la que quiere cerrar el caso el gobierno. Señala que se tendría que impulsar la creación de una comisión investigadora independiente, formada por familiares y organizaciones de Derechos Humanos, que se encarguen de la investigación del feminicidio y asesinatos políticos o contra periodistas. “Porque lo que sí es claro es que no se puede confiar en las investigaciones ni del Gobierno de Mancera ni de Peña Nieto que quisieron imponer su falsa “verdad histórica” en el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa”.

Para finalizar expreso: “Que será de la fuerza y la voluntad de miles en las calles la que logrará justicia para las compañeras y compañeros asesinados. Las mujeres nombramos a Alejandra, Nadia, Yesenia y Mile, así como a Rubén y luchamos por el juicio y castigo a los responsables de sus asesinatos”.






Temas relacionados

Feminicidio   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO