Deportes

POR LAS CANCHAS AZTECAS

América-Guadalajara… un clásico… no tan clásico

Éste es el partido más esperado en cada minitorneo de la Liga MX, no importa en qué posición se encuentren las Chivas del Guadalajara o las Águilas del América, en los hogares se apretujan los familiares y amigos para ver el partido.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Martes 28 de abril de 2015

Aún así, hay que destacar que en las calles de la gran capital, la parafernalia publicitaria no frenó de ningún modo a aquellos sectores descontentos que mantienen la lucha por los desparecidos de Ayotzinapa y el castigo a los responsables de los abusos de las fuerzas represivas del Estado.

Algunos llevaban sus playeras puestas en tanto presenciaban y apoyaban la colocación del “anti monumento” que se instaló en el Paseo de la Reforma con el símbólico “+43”.

Aunque en cuanto al “Súper Clásico”: bueno, las cosas han cambiado un poco y para ejemplificar, permítanos comparar con el relato de lo sucedido 4 semanas atrás en el “Clásico Tapatío”.

“Fue un partido trepidante peleado palmo a palmo de principio a fin, la primera mitad el equipo ‘visitante’ empezó más dominador sobre su rival pero anotando un solo gol de ventaja que en un clásico no sirve de mucho, luego de un par de jugadas que terminaron con sendos tiros en los postes, una para cada bando, llegó el gol del empate del Atlas poco antes de finalizar el primer tiempo.

El segundo tiempo fue rojinegro, con bastantes llegadas y excelentes intervenciones de Luis Michel, portero de las Chivas. El momento cúlmine que mantuvo a los espectadores al borde de una ataque de nervios se da en el último minuto del partido cuando el árbitro se come excelente clavado de Daniel Alvarez y decreta penalti. El joven ‘Ponchito’ González …. Decide tirar ‘a lo Panenka’ y Luis Michel alcanza a reaccionar y contorsionándose logra atrapar el balón, decretando el empate final.”

Una crónica así deberíamos escribir en el tan publicitado “Clásico de Clásicos del futbol mexicano” al que Televisa le dedica una hora de preliminares y reportajes especiales en sus diversos programas deportivos tanto en TV abierta como de paga. Y lamentablemente no fue así.

El gasto del partido lo asumen los jugadores de Guadalajara mientras el enemigo juega con muchas precauciones afianzando su sector defensivo y esperanzado a alguna buena descolgada. Y parecía que lograría su objetivo cuando en un rechace chiva el alero Paul Aguilar se encontró con el balón a modo y de un zapatazo en la horquilla, inalcanzable para el portero.

Las grandes figuras poco se vieron, destacándose sólo Benedeto, que recibió el balón varias veces y ninguno de sus tiros fue hacia el arco y para colmo de malas, un remate de cabeza colocado pero con poca fuerza sirvió para el lucimiento de Michel.

Las Chivas lucharon como en partidos anteriores llegando mucho pero definiendo poco, cuestión que se les complica cuando los contrarios vienen a encerrarse atrás. Una colada de De Nigris al área chica dejando literalmente sembrado a Pablo Aguilar con una excelente gambeta le permitió fusilar a Moi Muñoz y se empataba el partido.

Podríamos decir que fue un partido entretenido pero le falta sabor de “clásico# como el enunciado anteriormente, el clásico de la ciudad de Guadalajara, donde los jugadores atlistas y chivas tienen una gran rivalidad debido a que se vienen enfrentando entre sí desde que tienen 12 años, toda vez que Atlas y Chivas tienen un intenso trabajo de cantera y es normal que este clásico se dé en las finales de los torneos de las categorías infantiles y juveniles.

Pero el “Ferrari” americanista funciona con jugadores extranjeros y nacionalizados y así se pierde la rivalidad poco a poco y el clásico se vuelve un partido más, rodeado, eso sí, de toda una parafernalia propagandística, el negocio de la TV, pero nada más.

Por eso al América le faltó la ambición de desbancar al “odiado rival” del súper-liderato y con el empate se quedó en la séptima posición de la tabla y en peligro de que, si “el diablo mete la cola” (juegan contra Toluca el próximo sábado), pueda quedarse a la orilla de la liguilla final, obligado a jugarse el pase en el último partido frente al Atlas.

Las Chivas quedan en primer lugar por una semana más pero con un dificilísimo compromiso ante Tigres de la UANL quienes lo podrían desbancar, aunque en el último partido recibe al débil Morelia, lo que nos lleva a pensar que de mínima calificará entre los cuatro primeros, lo cual en la liguilla final otorga la ventaja de cerrar como locales al menos en la primera eliminatoria. Y sí, ni quien se acuerde que este equipo andaba peleando por no descender a la división de ascenso.

Algo de mencionar en esta jornada, una caída más del Cruz Azul, que siembra muchas dudas de que pueda calificar, mientras que el Atlas empuja en sentido contrario y jugará un partido clave en Tijuana, quien fuera súper líder por varias fechas y ha caído en un bache que lo obliga a ganar sí o sí a los zorros para mantener aspiraciones.






Temas relacionados

Club América de México   /   Fútbol mexicano   /   Guadalajara   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO