Géneros y Sexualidades

MOVIMIENTO DE MUJERES

Andrea D’Atri, fundadora de Pan y Rosas y exponente del feminismo socialista en gira por Europa

La reconocida referente del feminismo socialista ha realizado charlas en Roma, Múnich, Madrid, Barcelona, Burdeos, Toulouse, París y Berlín, en las que se han congregado cerca de 2.000 personas, entre trabajadoras, jóvenes estudiantes, intelectuales y, también, mujeres "chalecos amarillos" que protagonizan las movilizaciones en Francia.

Lunes 4 de marzo

Gran revuelo ha generado la gira europea que está realizando hace algunas semanas la fundadora de la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas, y referente del feminismo socialista, Andrea D’ Atri. Ya van alrededor de 2.000 personas las que han participado de sus charlas realizadas en distintas ciudades del continente como Roma, Múnich, Madrid, Barcelona, Burdeos, Toulouse, París. La última se realizó el sábado 22 de febrero en la ciudad de Berlín.

Te puede interesar: Cerca de 2.000 personas en las charlas de la gira europea de Andrea D’Atri

Andrea nació en Buenos Aires, es licenciada en Psicología de la Universidad de Buenos Aires y especialista en Estudios de la Mujer. Se dedicó a la docencia, la investigación y la comunicación. Es dirigente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), Argentina. Con una reconocida militancia en el movimiento de mujeres, en 2003 fundó la agrupación Pan y Rosas de Argentina, que también tiene presencia en Chile, Brasil, México, Bolivia, Uruguay, Perú, Costa Rica, Venezuela, Estado Español, Francia y Alemania. Ha dictado conferencias y seminarios en América Latina y Europa, y es autora del libro Pan y Rosas. Pertenencia de género y antagonismo de clase en el capitalismo (2004), publicado en Buenos Aires y reeditado en San Pablo, Caracas, México y Roma, y también es compiladora del libro Luchadoras. Historias de mujeres que hicieron historia (2006), reeditado en San Pablo, Caracas y Madrid.

La exponente del feminismo socialista considera que "para las marxistas revolucionarias, la cuestión de la opresión de las mujeres se inscribe en la historia de la lucha de clases y, por eso, nuestra posición teórica es la misma que la de nuestra lucha: junto a los y las explotadas, los y las oprimidas por el sistema capitalista (...) Estábamos buscando no tanto una teoría de la sociedad, sino una teoría contra la sociedad y creemos que el marxismo presta las herramientas para comprender el mundo, aspirando a su transformación”. Estos son algunos de los pilares de quienes se reivindican feministas socialistas y revolucionarias. Cómo actuar ante la situación internacional, ante la emergencia del movimiento de mujeres en el mundo y los distintos fenómenos expresivos de la lucha de clases, son aspectos que Andrea abordó en las distintas charlas, por ejemplo, sobre el explosivo movimiento de los "chalecos amarillos" en Francia.

Te puede interesar: [VIDEO] Las mujeres en primera línea: Andrea D’Atri en París junto a trabajadoras y mujeres "chaleco amarillo"

Y es que la emergencia del movimiento de mujeres no está por fuera de una situación internacional convulsiva, de recesión económica, crisis orgánica en países centrales como Francia e Inglaterra, y de emergencia de fenómenos políticos por izquierda y por derecha; sumado a procesos de lucha de clases, donde el "fantasma de la clase trabajadora" vuelve a ponerse en el debate, en el marco de la irrupción de otros movimientos como el de mujeres o los "chalecos amarillos".

En cada ciudad hubo debates sobre la estrategia que se necesita para derrotar al patriarcado y al sistema capitalista, si el movimiento de mujeres podría confluir con sectores de las y los trabajadores, con la juventud y sectores oprimidos. Sobre esto y qué tipo de feminismo debemos impulsar, D’Atri en Madrid se preguntó: “¿Estamos luchando por más jefas o luchamos para acabar con la explotación capitalista?”. En Barcelona, propuso considerar el movimiento internacional de mujeres en el contexto de la crisis de la hegemonía capitalista, y ante eso planteó la conclusión de que "las condiciones para vincular el movimiento de mujeres y la lucha de clases son mejores que nunca".

Sobre la razón de la vinculación que debería tener el movimiento de mujeres con la clase trabajadora y sectores oprimidos, la feminista socialista afirma que "si planteamos una perspectiva de clase en el feminismo es porque consideramos que la opresión de todas las mujeres obtiene legitimidad a través de un sistema basado en la explotación de la enorme mayoría de la humanidad por una pequeña minoría de parásitos capitalistas: un sistema donde la perpetuación de las jerarquías y las desigualdades son parte fundamental de su funcionamiento". Para D’ Atri, "el patriarcado no va a caer, tenemos que botarlo". Y eso pasa por construir una alternativa revolucionaria que se proponga terminar con esta sociedad de clases y explotación, con la clase trabajadora "y las mujeres trabajadoras al frente".

En sus exposiciones D’ Atri también relató cómo se fue gestando el movimiento de mujeres en Argentina y las principales claves de la lucha por el aborto legal y libre, en un contexto en el que 300 mujeres mueren cada año como consecuencia del aborto ilegal en su país, y de una sociedad patriarcal que considera a las mujeres como personas de segunda categoría. Para la revolucionaria es imposible erradicar el machismo y acabar con la violencia hacia las mujeres si la sociedad capitalista sigue en pie. "Porque una sociedad libre de la explotación y la opresión que estamos experimentando actualmente no es simplemente un deseo sino una necesidad imperativa para que la vida de la gran mayoría de la humanidad merezca ser vivida", manifestó en una de las charlas realizada en Francia.

Te puede interesar: Andrea D’Atri en Bordeaux: "Una sociedad libre de opresión no es un deseo, sino una necesidad"

“El patriarcado no es un residuo de tiempos pasados, sino una característica de las sociedades modernas. El capitalismo se puede permitir eliminar el sexismo, pero no se puede permitir eliminar el patriarcado (...) Hay que volver a poner en el centro de la lucha contra el capitalismo, la lucha contra la explotación”, afirmó durante una charla desarrollada en el aula Magna de la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de Barcelona, el pasado 15 de febrero.

Te puede interesar: Andrea D’Atri a sala llena en la Universitat de Barcelona: "Hay condiciones inmejorables para articular el movimiento de mujeres y la lucha de clases"

"Es inseparable la lucha por la emancipación de las mujeres y la lucha contra la explotación laboral"

Bárbara Brito, dirigente nacional del Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) y de Pan y Rosas- Teresa Flores-, considera que la gira europea realizada por la exponente del feminismo socialista "se da en una situación muy explosiva en Francia, cuando todavía no decae la lucha de los ’chalecos amarillos’ golpeados por el neoliberalismo y la globalización, y a cuyas luchas por demandas salariales y mejores condiciones de vida se sumó la exigencia por la caída de Macron quien ha respondido con represión", comenta la joven.

"Pero no es solo Francia, también la huelga general en Bélgica, la movilización de los sindicatos en Italia contra el gobierno de derecha de Salvini-Di Magio; es decir, en toda Europa la situación política está cambiando y además viene teniendo repercusiones internacionales", continúa Brito refiriéndose a la situación más de conjunto que se vive en el continente.

Ante la pregunta sobre por qué la gira de Andrea D’ Atri causó tanto revuelo e interés en amplios sectores de mujeres trabajadoras, jóvenes, intelectuales y feministas, Bárbara responde que es la situación de conjunto más convulsiva en Europa, y de aumento de movilizaciones, lo que ha generado una profundización en el debate respecto al rol del movimiento de mujeres en este momento: "¿Quiénes están al frente de la lucha de los ’chalecos amarillos’? Son mujeres precarizadas, trabajadoras, pobres, que están en primera fila. Y en este contexto cobran total vigencia las ideas del feminismo socialista que muestra que es inseparable la lucha por la emancipación de las mujeres de la lucha contra la explotación laboral, en un mundo donde cada vez más la clase obrera tiene rostro de mujer con porcentajes crecientes de feminización del trabajo", concluye la joven.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO