Política México

MÉXICO-EE.UU.

Ante posible deportación de miles de estudiantes, la educación pública a debate

La discusión en torno a si las universidades públicas del país cuentan o no con lugares para recibir a estudiantes deportados de Estados Unidos, está atravesada por los más de 7 millones de jóvenes que se han quedado fuera de la educación superior en México.

Jueves 2 de marzo de 2017 | 22:27

A poco menos de un mes de que el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue asegurara que la máxima casa de estudios del país no podía "permanecer al margen" del actual conflicto migratorio con Estados Unidos y ofreciera a los alumnos deportados la opción de continuar sus estudios en México, ha salido a declarar que la Universidad no cuenta con espacios suficientes para recibir de forma presencial a los llamados dreamers , 660 mil de los cuales están suscritos al programa de Acción Diferida para los Llegados en Infancia (DACA por sis siglas en inglés), y de los cuales 60% son de origen mexicano.

Será por medio de la Secretaría General, la Oficina de la Abogada General y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE), que el Consejo Universitario definirá mecanismos para facilitar los trámites que permitan a los estudiantes deportados continuar con sus estudios, sin embargo, será sólo por medio del Sistema de Universidad Abierta y Educación a Distancia (SUAyED).

Graue declaró en el debate regional realizado con marco en la celebración del 45 Aniversario del Sistema Universidad Abierta y Educación a Distancia, que el país no tiene capacidad económica para la construcción de nuevos planteles y aseguró que el futuro de la educación en México descansa en el sistema de educación a distancia. Por su parte, el Director General del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht se pronunció por la creación de un sistema nacional de educación a distancia.

Enrique Graue

El reto de ambos centros de estudios es alcanzar el 40% de cobertura en educación superior, para lo cual deberían abrir 250 mil lugares al año, insuficientes para los 7 millones de jóvenes que se han quedado fuera de este nivel de estudios. De llevarse a cabo el plan de deportaciones de Trump, 400 mil jóvenes estarían siendo repatriados.

Enrique Fernández Fassnacht

Así pues, es claro que las políticas migratorias de Donald Trump han impuesto una dinámica de emergencia en distintos aspectos de la vida política, económica y social de nuestro país, en mayor parte por los fuertes lazos de subordinación del gobierno de México a los mandatos de la Casa Blanca , así como por los intereses que mueven las voluntades políticas.

La educación pública en nuestro país está siendo desmantelada desde hace años producto de las políticas de la OCDE y de los continuos recortes presupuestales ante los que las autoridades universitarias juegan más como cómplices o, como evidenció la participación de Enrique Graue en la marcha #VibraMéxico, aparecen como avales del mismo régimen que busca la desaparición de la educación pública y gratuita, no sólo por medio de la modificación de planes y programas de estudio que aniquilan el pensamiento crítico y tecnifican la educación (como se ha visto con claridad en el caso del IPN), sino por la imposición de la reforma educativa y la cada vez más marcada elitización de la educación superior.

Graue en marcha #VibraMéxico

Mientras Graue y Fassnach aseguran que el país no cuenta con recursos económicos para respaldar el fortalecimiento de las instalaciones de las universidades, perciben, junto con otros nueve rectores de universidades públicas, ingresos brutos que van de los 113 mil a los 193 mil pesos. Esto es más de lo que perciben algunos gobernadores estatales y se equiparan al sueldo de Enrique Peña Nieto.

Según datos reunidos por el diario El Universal, los sueldos que perciben rectores de universidades de todo el país los convierte en una "segunda élite", un lastre más para los millones de trabajadores en nuestro país que ya soporta el pago de pensiones vitalicias a ex presidentes, sueldos exorbitantes para funcionarios como Lorenzo Córdova, así como de diputados y senadores y los miles de millones de pesos que han "desaparecido" bajo administraciones como las de Fausto Vallejo, Alonso Reyes, Rubén Moreira, Ángel Aguirre, Javier Duarte, César Duarte, Jorge Herrera, Roberto Borge, Fidel Herrera, Humberto Moreira, Javier Corral, Rodrigo Medina, Marcelo Ebrard, Juan Sabines y Guillermo Padrés, por mencionar tan sólo algunos.

Imagen: El Universal

La entrega de recursos naturales y la concesión de la extracción de hidrocarburos significa para nuestro país la pérdida de ingresos que bien podrían emplearse para el fortalecimiento de servicios como salud y educación, el pago de la deuda externa, que a finales de 2016 ascendió a 419 mil 810 millones de dólares, también debe frenarse. Ante la embestida de Trump y el entreguismo del régimen de EPN, sólo la firme alianza de la juventud, las mujeres y los trabajadores a ambos lados de la frontera podrá poner un alto a las deportaciones y permitirá en nuestro país luchar en defensa de conquistas históricas como la educación pública, para ponerla al servicio del pueblo pobre y trabajador.






Temas relacionados

Enrique Graue   /   Política México   /   Donald Trump   /   UNAM   /   Enrique Fernández Fassnacht   /   IPN

Comentarios

DEJAR COMENTARIO