Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA DE GÉNERO

Argentina: hubo 16 femicidios en los primeros 15 días de enero

Los primeros 15 días del año arrojan datos alarmantes. Los anuncios del gobierno y las medidas urgentes.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Domingo 17 de enero | 12:29

Los primeros 15 días del año arrojan una cifra alarmante. Un informe difundido este sábado detalla, siguiendo las publicaciones en diversos medios de comunicación, que en lo que va del 2021 hubo al menos 23 muertes violentas de mujeres, travestis y trans y 15 de ellas fueron femicidios.

De ellas,"16 son femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios; hubo 4 muertes violentas asociadas al género, el 90% de ellas vinculadas a economías delictivas o colaterales; y 3 muertes violentas de mujeres están en proceso de investigación". El informe, titulado "Mujeres, Disidencias, Derechos" fue elaborado por Mumalá y advierte además, hubo 16 intentos de femicidios en todo el país.

"Veintiún niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre", remarcó el trabajo en el que se explicó que de los 16 femicidios, 11 fueron femicidios directos; 1 fue vinculado de niña y 3 vinculados de niños; y 1 vinculado de niño por interposición en el hecho violento.

El 76% de los femicidios fue cometido por parejas, exparejas o familiares de la víctima y el 24% por varones conocidos, de su círculo íntimo. El 63% ocurrió en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida; el 25% en la vía pública; el 6% en la vivienda del victimario y en el trabajo de la víctima otro 6%. El informe también señala que el 19% de mujeres víctimas de femicidio ya habían denunciado a su agresor previamente y que en el 37% de los casos el femicidio se cometió con un arma de Fuego.

Durante 2020, se registraron al menos 298 femicidios: uno cada 29 horas. El 65,5% fue cometido por las parejas y ex parejas de las víctimas y el 65,1% ocurrió en el hogar.

Las medidas de Fernández y Gómez Alcorta para hacer "caer al patriarcado"

“Podemos ver que vamos a tener una suba de los femicidios y travesticidios y nuestra prioridad es bajarlos”, dijo hace un tiempo la Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, en una entrevista con Infobae. A sus declaraciones se sumaron recientemente las del Presidente de la Nación Alberto Fernández, que durante el acto de implementación de la ley 20.610, de Interrupción Legal del Embarazo, hasta llegó a decir que se encontraba "muy feliz" de estar dando "fin al patriarcado".

Muy lejos de la alegre y superficial visión que intenta transmitir el partido gobernante, hasta la sección mujer de la ONU alertó sobre el incremento de la violencia machista en tiempos de la cuarentena.

Para muchas, "quedarse en casa" no fue posible ni seguro, y pese al "presupuesto de género" del que hizo alarde el gobierno nacional, y a la difusión de la línea de atención 144, de orientación y contención (una de las pocas medidas concretas que se tomaron en 2020), esa realidad no cambió. En estos primeros días del año, las estadísticas muestran una tendencia creciente, que no se resuelve con anuncios en los medios de comunicación.

Una salida propia

En una situación de emergencia como la actual y en el marco de un ajuste que se profundiza de la mano de la pandemia, la respuesta del Estado, en lugar de la demagogia, debería ser la de garantizar, sin más dilaciones, la vivienda, el trabajo y el acceso a la salud para quienes son víctimas de la violencia de género, como propone el proyecto que venimos presentando desde hace varios años en el Congreso Nacional desde el Frente de Izquierda.

Junto con ello, como promovemos, se necesita que el Estado garantice equipos de atención interdisciplinarios, licencias laborales sin afectar el salario, prohibición de despidos y suspensiones, además de creación de puestos de empleo y subsidios para aquellas que no lo tienen, de refugios y casas para las víctimas de violencia. Algo sencillo de garantizar si por ejemplo se pusieran las viviendas ociosas, vacías, al servicio de quienes no tienen techo y/o son víctimas de violencia de género.

Con impuestos a las grandes fortunas y destinando el presupuesto necesario para garantizar que las víctimas puedan salir de la situación en la que están, se podría implementar ya mismo ese plan de medidas mínimas que propone el proyecto de los diputados del PTS/FIT de Argentina, Nicolás del Caño y Myriam Bregman, que podés leer y difundir con este link.

Ese proyecto, que la izquierda puso a disposición del movimiento de mujeres, sigue esperando tratamiento en el Congreso Nacional. "Sabemos que el patriarcado no se va a caer solo, que lo vamos a tirar con nuestra perseverancia y organización democrática y callejera", había dicho en ocasión de su presentación la diputada Myriam Bregman. "Presentamos este proyecto con esa perspectiva, la de aportar a fortalecer ese movimiento de lucha, de confianza en la propia fuerza".






Temas relacionados

Ni Una Menos   /   Patriarcado   /   #NiUnaMenos   /   Femicidios   /   Femicidio   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO