Sociedad

Cambio Climático

Aumentan las plagas y enfermedades en el café

Plagas y enfermedades como la broca, la roya y el ojo de gallo podrían reaparecer con fuerza a raíz de los drásticos cambios del clima. África o Latinoamérica no cuentan con herramientas suficientes para afrontar el cambio climático.

Martes 16 de septiembre de 2014

1 / 1

Durante la XXV Conferencia Internacional sobre Ciencia del Café, Peter Baker, el investigador del Centro Internacional para la Biociencia en la Agricultura (CABI), explicó a la agencia de noticias EFEverde: “Se pensaba que el cambio climático iba a afectar al café poco a poco, pero se están reportando choques producto de transformaciones drásticas y caóticas, como muy poca o mucha lluvia”. El incremento en estas plagas y enfermedades se debe a la variabilidad en la temperatura y la falta de dinero para monitorear y adelantar investigaciones sobre el tema.

La Conferencia, que se realizó en Colombia, contó con la presencia de 486 investigadores, científicos, miembros de la industria y estudiantes de 45 naciones, una cifra récord según los organizadores. La más importante de las resoluciones fue “mantener la calidad del café a pesar de los efectos adversos del cambio climático”.

Según Baker, los hongos de la roya y el ojo de gallo y la plaga de la broca pueden volver a convertirse en una amenaza para los caficultores de todo el mundo. La broca es la plaga más importante y peligrosa para el cafeto, ya que afecta al grano mismo y genera su putrefacción, pudiendo echar a perder más del 35% de la cosecha, en caso de contagio. Por otro lado, el hongo de la roya y el ojo de gallo provocan la caída prematura de las hojas y los frutos. Cada uno de estos peligros reaparecen como un peligro para las cosechas cuando se dan períodos de extrema sequía o de importantes precipitaciones.

Baker agregó que los caficultores cuentan con pocas herramientas para afrontar el cambio climático y que países de África y Latinoamérica resultan ser los más afectados por esta problemática, recrudecida por la deforestación. En el continente africano, especialmente en el este, las frecuentes sequías afectan los cultivos de café; mientras que en América Latina las inundaciones y lluvias son las causantes de daños en las plantaciones.

Fuente: EFEverde






Temas relacionados

Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO