Mundo Obrero México

EN GOBIERNO AMLO

Austeridad y “pobreza franciscana” para trabajadores estatales: vienen más despidos

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia anunció que se vienen más recortes al presupuesto de las secretarias de gobierno, lo que automáticamente se traducirá en recortes de trabajadores estatales.

Martes 26 de marzo | 20:38

Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia declaró: "Vamos a pasar de una austeridad republicana a una pobreza franciscana… nos han pedido más recortes". este anuncio seguramente implica, desde el punto de vista de los patrones y los funcionarios del gobierno de AMLO al servicio de aquéllos, una nueva orden de asestar nuevos golpes contra trabajadores estatales, como ya hemos visto con la anterior ola de despidos realizados bajo el proyecto presupuestario de AMLO y su gobierno de llevar a cabo más de 200 mil despidos durante el sexenio.

El gobierno federal ha comenzado a planificar un nuevo recorte de puestos de trabajadores estatales. La justificación es mantener el plan de "austeridad republicana" y un superávit fiscal ante la posible caída de la recaudación de impuestos.

Esta fue la información que Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia reveló en la 102 Asamblea General de Socios de la American Chamber México, es decir, ante los empresarios que se benefician del comercio binacional entre México y Estados Unidos. Empresarios que a diferencia de los trabajadores estatales no verán afectadas sus ganancias e intereses.

Cínicamente y evidenciando que no existe el mínimo respeto por los trabajadores estatales, sus derechos y las familias que se quedarán sin sustento, Alfonso Romo declaró como tratando de lavarse las manos: “Créanle al presidente que vamos a pasar de una "austeridad republicana" a una "pobreza franciscana". No duden, la semana pasada, las últimas dos semanas nos han pedido más recortes”.

Austeridad y “pobreza franciscana”, pero para los trabajadores, “de abajo”

Siguiendo con la idea, Romo precisó que los recortes se darán en todas las secretarías de gobierno a las que pidió un “plan B” para encarar la situación, pues hay una determinación a no incurrir en déficit fiscal. Continuando con el cinismo afirma: “yo veo a las secretarías agobiadas, por eso las defiendo, porque les quitaron una gran parte de presupuesto y de la gente”.

¡Vaya defensa!, solicitar a las secretarías, en realidad, a los trabajadores de las mismas, que se preparen para ser despedidos o bien para soportar mayores cargas de trabajo.

No se puede esperar otra cosa de un gobierno que ha señalado que recortará más de 200 mil trabajadores de dependencias estatales a lo largo del sexenio.

Los principales afectados son los trabajadores contratados de forma precaria, sin reconocimiento de relación laboral, como los contratados por honorarios, servicios profesionales, eventuales, etc.

Es decir, “los de abajo”, mientras los altos funcionarios de gobierno siguen ganando sueldos mucho mayores que la mayoría de los trabajadores de las dependencias de gobierno.

Si el gobierno ha confirmado su intención de seguir recortando empleos en las dependencias estatales, los trabajadores y trabajadoras debemos organizarnos y defender juntos nuestros puestos de trabajo, es decir, el sustento de nuestras familias.

Si los miles de trabajadores que hemos sido despedidos, y los que nos encontramos en riesgo de perder el empleo, nos organizamos en cada dependencia y nos coordinamos entre todas podemos levantar un gran movimiento que le ponga un alto a los despidos masivos y reclamar basificación y reconocimiento de todos nuestros derechos laborales (seguridad social, vacaciones, aguinaldo, etc.)






Temas relacionados

#QueremosTrabajoDigno   /   #TransiciónSinDespidos   /   Alfonso Romo   /   Mundo Obrero México   /   AMLO   /   Trabajadoras y trabajadores estatales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO