Política

EN LOS MEDIOS

Bregman: "Argentina tiene la soga al cuello con el FMI"

En la mañana de hoy, la diputada por el PTS/FIT habló con Radio Nacional sobre el discurso de Alberto Fernández en la apertura de sesiones del Congreso y sobre la deuda con el FMI. Reveló que la denuncia contra el FMI ya existe y planteó que la doctrina de la “deuda odiosa” permite desconocer la deuda y terminar con el mecanismo de pago que, desde la dictadura a la actualidad, es un espiral que hunde al país en el hambre y la pobreza.

Martes 2 de marzo | 11:44

Foto Anfibia

La diputada porteña por el PTS/FIT Myriam Bregman, habló con Federica Pais en Radio Nacional esta mañana, sobre el discurso del presidente Alberto Fernández en la apertura de sesiones legislativas del Congreso, sobre la deuda con el FMI y la situación del país.

Ahondó sobre los mecanismos ilegales que tienen atado a un país como Argentina a pagar una deuda fraudulenta, a través del ajuste económico que impacta fuertemente en la vida cotidiana de la población, con el aumento de las tarifas de servicios y el recorte en presupuestos estatales en áreas elementales como salud y educación.

Alberto Fernández declaró en su discurso que haría una nueva denuncia en la Justicia contra el ex presidente Mauricio Macri, por haber contraído la deuda con el FMI. Bregman dejó en claro que ya hay denuncias presentadas, de la que Bregman forma parte: “Es verdad que es una deuda fraudulenta, toda la descripción que hizo el presidente es así. Por eso nosotros venimos exigiendo que la jueza Capuchetti avance, quien se ha concentrado mucho en que no podamos acceder a la causa”.

Pero la diputada dejó en claro que no confía en la Justicia federal, esa Justicia burguesa que favorece a los poderosos de siempre. La denuncia presentada debe servir para dejar de pagar la deuda al FMI, sacarle al pueblo argentino la “soga al cuello” que significa continuar pagando una deuda ilegítima y fraudulenta.

“Yo no creo que esta investigación tenga que servir para pagar y seguir negociando con el fondo, esa es la enorme diferencia que tenemos desde la izquierda con Alberto Fernández. Porque hasta EEUU ha utilizado la doctrina de la deuda odiosa, que es una doctrina jurídica que se aplica en este caso específico para excusarse de deudas, cuando consideraba que no había que pagarla”.

Muchos países utilizaron la doctrina de la “deuda odiosa”, como México también, porque son deudas ilegales: quienes la contraen saben que no traerá ningún beneficio para la población del país y quienes la otorgan tienen conocimiento de que sólo favorecerá a un pequeño sector privilegiado, dejando en ruinas a la mayoría: “Argentina no tiene por qué pagar ese acuerdo, porque no reportó un beneficio para el pueblo sino que tenía un interés particular de favorecer a Macri. Y por otro lado, quienes daban el crédito reconocieron que lo hacían sabiendo que violaban la legalidad vigente y que era para favorecer a Macri, como lo han reconocido los funcionarios del fondo, que son claramente parte de esta estafa”.

A partir de esa estafa histórica que fue el acuerdo con el FMI, este organismo está regulando la vida del país. Guzmán siguió negociando la deuda, como hicieron los gobiernos elegidos democráticamente desde la dictadura militar a la actualidad. Este mecanismo es una “bola de nieve”, que se agranda cada año y con cada gobierno, sea elegido democráticamente o no. Porque aunque sido elegido por voto popular, la ilegalidad de una deuda que es en desmedro de las grandes mayorías populares, no cambia.

“El fondo no te da una deuda para que vos la pagues, sino para tener la soga al cuello, que no la puedas pagar y condicionarte eternamente. Esa soga se va ajustando todos los años un poquito más, por eso Argentina no puede salir de la situación en que está, y esto desde la dictadura para acá no para de crecer. Esto es el gran condicionante para la Argentina. Cuando la gente dice: ‘la deuda, ¿en qué me afecta? Entonces hay que escuchar a Guzmán cuando habla de las tarifas, que te explica cómo el fondo va a monitorear cuánto pagas de luz y de gas, y todo el esquema económico de la Argentina”.

Por eso la diputada dejó en claro que este debate debe servir para que la Argentina deje de estar atada a pagar la deuda y “sacarse la soga del cuello”. No se puede confiar en la Justicia ni en los gobiernos burgueses, sino en la fuerza de las y los trabajadores organizados, que son quienes mejor conocen su realidad cotidiana, y sufren el hambre y la pobreza que trae como consecuencia el pago al FMI.

“Yo confío en la fuerza de los pueblos. Incluso si esto se hubiera ganado en la salida de la dictadura, cuando había muchos países que estaban mucho más a la vanguardia de cuestionar estas deudas que Argentina; si hubiesen hecho una discusión en conjunto, hubiesen movilizado a sus pueblos, hoy Argentina no estaría con un 50 por ciento de pobreza. La deuda ha sido el gran condicionante de que el país tenga tantos niveles de pobreza, con la destrucción de salud, con destrucción de educación, etc. Viene un gobierno y otro y paga y así es el mecanismo. Lo único que hacen es profundizar esta situación. Por eso la salida es trminar con este mecanismo”.






Temas relacionados

Deuda externa   /   Myriam Bregman   /   FMI   /   Parlamentaria   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO