Sociedad

Brote de coronavirus en hospital de Guadalajara: bebés dan positivo

Tres bebés dieron positivo a Covid-19 en maternidad ubicada en Guadalajara. Además de más de 21 contagios entre personal médico y administrativos. ¿Qué representa este fenómeno, inclusive en hospitales que no atienden Covid-19?

Jueves 4 de junio | 21:30

Según los propios informes del hospital de maternidad Esperanza López Mateos, de los tres bebés diagnosticados, dos presentan síntomas leves y uno de ellos se encuentra delicado debido a complicaciones que presentó desde su nacimiento y que se agravaron con la exposición al virus.

Pese a que el director del hospital anunció que las medidas de prevención para el personal de salud se han tomado desde el 19 de mayo, al parecer, estas no fueron suficientes pues desde esa fecha se siguen dando contagios y ahora estos recién nacidos forman parte de ellos.

Esta contradicción es ya por demás lamentablemente común, pues

al no haber pruebas de detección periódica y masiva dentro del personal de salud y a la población en general, es difícil tener con exactitud un control más eficiente sobre los accesos tanto de personal como de pacientes y acompañantes a los hospitales que no necesariamente se atienden por Covid-19.

Sin embargo, las únicas medidas que se han implementado en decenas de hospitales es sin duda el control militar de estos, qué en otras ocasiones han demostrado su papel de contención del descontento provocado precisamente por estas carencias que ya tienen los hospitales, inclusive desde antes que iniciará la jornada de Susana distancia.

Te puede interesar: De las protestas de médicos y enfermeras a la militarización

Esta situación donde se mezcla la vulnerabilidad de los trabajadores de la salud que están enfrentando la pandemia con las condiciones precarias donde nacen los niños es la combinación que nos permite pensar que ambas situaciones no están desligadas una de otra sino que forman parte de un solo fenómeno que es la precarización de los sistemas de salud, tanto para los trabajadores como para los propios derecho habientes.

Es decir, aunque técnicamente los niños son más propensos a resistir al coronavirus (sólo en México se han enfermado 100 niños, contabilizados hasta el 16 de abril) y en la mayoría de los casos presentan síntomas leves o no los presentan, la afectación a los niños se hace más dramática en la medida que son dependientes de madre, padre o tutor, de quienes dependen económicamente.

Por esta razón es que organismos internacionales como la UNICEF pronostican que más de 86 millones de niños van a resentir el peso de la crisis después de la pandemia producto del abandono, la carga emocional que representa para ellos el aumento en la tensión intrafamiliar y, fundamentalmente, del desempleo crónico que sufren o sufrirán sus progenitores.

Te puede interesar: Pandemia dejará más de 86 millones de niños en situación de pobreza

Son estas situaciones las que justifican la necesidad de asignar más recursos para financiar la salud pública, los cuales no pueden provenir de recortar programas como albergues a Madres Víctimas de Violencia u otros programas sociales, sino que deben aumentarse estableciendo impuestos a las grandes fortunas; además del no pago de la deuda externa para que esos recursos sirvan para aplicar test masivos y periódicos tanto a personal de salud como a pacientes en los hospitales, pues no todos los internos se atienden por Covid-19 pero son vulnerables a contraerlo.






Temas relacionados

Pandemia   /   Secretaría de Salud   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO