Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

CCH Sur: Acabemos con la violencia patriarcal dentro y fuera de nuestras escuelas

Tras una semana y media de asambleas, paros y movilizaciones, la lucha contra la violencia patriarcal debe continuar y masificarse.

Lunes 28 de octubre de 2019 | 17:58

El miércoles 16 de octubre, cientos de estudiantes nos reunimos en una asamblea en CCH Sur para exigir el esclarecimiento del caso de nuestra compañera que fue violada en las instalaciones del plantel y cientos de casos más que el jurídico y las autoridades jamás han resuelto.

Escuchamos incluso testimonios de compañeras a las que nunca se les permitió levantar denuncias, muchas de las cuales son dirigidas al cuerpo directivo y jurídico.

El procurador de justicia declaró que, según la investigación que realizaron, lo acontecido fue a las afueras del CCH y fue consensuado, “verdad” que el director Luis Aguilar replicó en la asamblea que realizamos lxs estudiantes.

Si algo hemos aprendido de los múltiples casos de violencia, asesinatos y feminicidios en la UNAM y fuera de ella, es que la PGJ y el Tribunal Universitario jamás han estado interesados en conocer la verdad y menos aún cuando ésta implica la responsabilidad directa o indirecta de las autoridades universitarias y los poderosos.

En México, para que una denuncia por violación proceda, tienes que ir a levantarla por lo menos 7 veces en promedio. Esta es una realidad que replican los cuerpos jurídicos de la Universidad; no se trata sólo de que sean incompetentes, el meollo del problema es que al igual que las instituciones de justicia a nivel nacional, éstos funcionan para garantizar el status quo de la universidad, en el cual un puñado de personajes que ganan incluso más que el presidente deciden por sobre las decenas de miles trabajadores, estudiantes y maestros que conforman la comunidad.

Por ejemplo, el máximo órgano de justicia de la UNAM, el Tribunal Universitario, ha realizado más de 3 mil expulsiones políticas a estudiantes, mientras sigue archivando denuncias por violencia sexual.

Esto no les impide apropiarse de la lucha de las mujeres poniéndose la bandera de “la perspectiva de género” o metiéndose a programas como el “He for She” de la ONU.

La violencia patriarcal es una realidad que vivimos todas las mujeres y de manera más cruenta aquellas que somos hijas de trabajadores, que usamos el transporte público, aquellas que no nos enriquecemos a partir de la explotación de otras. Y la universidad no está exenta de esta violencia que cada día nos arrebata a 10 mujeres víctimas de feminicidio.

¿Cómo luchar contra la violencia patriarcal en nuestras escuelas?

Las autoridades nos siguen hablando de su protocolo de género y de su comisión de equidad de género; piden que nos acerquemos con ellos a meter las denuncias porque no las tienen registradas. Pero ninguna salida real vendrá de ellos y ellas, que no sólo obstruyen las investigaciones como fue con el feminicidio de Lesvy Berlín, sino que además son quienes mantienen un clima de violencia permanente, mandando porros a golpear a estudiantes organizados, ordenando a la policía detenerlos a las afueras del CCH y expulsándolos.

¿Por qué la SSC tiene fotos de jóvenes que se organizan en la UNAM?

Quienes impulsamos la Agrupación Juvenil Anticapitalista y la agrupación de mujeres y de la diversidad Pan y Rosas, pensamos que tenemos que avanzar en construir una comisión independiente conformada por estudiantes trabajadoras y maestras y por especialistas en DDHH y en género que investiguen y le den salida a los casos de violencia.

Esta comisión debe funcionar bajo la lógica de que la violencia no es un problema individual, que aquellos compañeros que reproducen conductas machistas son hijos sanos de un sistema que se beneficia de nuestra opresión. En este sentido, creemos que no sirve de nada sacar a quienes cometen agresiones de las aulas porque seguirán reproduciendo dichas conductas, por lo que dicha comisión debe estar capacitada para darle seguimiento psicológico tanto a lxs denunciados como a lxs denunciantes.

Por lo mismo respaldamos la propuesta de que todos todas estudiantes, maestrxs y trabajadorxs tengan cursos en cuanto violencia de género siempre y cuando sean parte de una teoría de género crítica que cuestione la raíz estructural de la violencia y piense la organización como la salida, y no que reproduzca un feminismo liberal que en lugar de fortalecer la organización independiente fortalezca la individualización de la violencia y por ende el aparato represivo de la UNAM o del Estado.

Patriarcado, crimen y castigo

Por otro lado, decimos que la seguridad que nos quieren vender las autoridades no sirve para erradicar la violencia. Sus cámaras, el aumento de vigilancia UNAM, la coordinación con la policía UNAM y los demás puntos contemplados en el Decálogo de Seguridad para CCHs, son todas medidas que buscan aumentar la vigilancia y el control del estudiantado.

No a la credencialización de los CCH

Por el contrario, es necesario que sigamos organizándonos y masificando las asambleas y las movilizaciones, para arrancarle a las autoridades transportes gratuitos subsidiados por la universidad a toda la periferia de la zona metropolitana; dormitorios para aquellos que hace dos horas o más diarias a sus escuelas.

Luchemos por que nuestra universidad esté al servicio de las grandes mayorías, porque seamos los tres sectores de la comunidad universitaria quienes decidamos todos los aspectos que hacen a la vida de la UNAM.

Agregamos que es imposible acabar con la violencia patriarcal únicamente en nuestras escuelas, por eso es urgente que nos organicemos con todos los sectores que a nivel nacional resienten la violencia feminicida y los crímenes de odio exponenciada con la militarización del país así como las muertes por abortos clandestinos; para tirar abajo el capitalismo que mantiene una alianza criminal con el patriarcado y que reproduce en las diferentes instituciones como es la universidad.

Nosotros y nosotras no nos conformamos con medias tintas, queremos cambiarlo todo y acabar con este sistema de explotación y opresión el cual no tiene nada que ofrecernos a la juventud, las mujeres y la comunidad sexodiversa. Por eso nos organizamos en clave antipatriarcal y anticapitalista.

Si coincides con esta perspectiva te invitamos a que nos conozcas y te organices con nosotrxs.

Facebook Agrupación Juvenil Anticapitalista CCH Sur
Facebook Pan y Rosas México






Temas relacionados

CCH Sur   /   Patriarcado   /   UNAM   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO