Mundo Obrero México

ACTUALIDAD NACIONAL

COVID19 y desempleo: 12,5 millones más sin trabajo en México

El saldo de la crisis económica y del coronavirus, y son los datos sólo de abril. La cifra incluye trabajos formales e informales perdidos.

Pablo Oprinari

Ciudad de México / @POprinari

Martes 2 de junio | 13:06

Los números no dejan lugar a dudas del impacto de la crisis y de la política del gobierno y los empresarios. Según el Instituto Nacional de Estadistica y Geografía (INEGI) la población ocupada en México bajó de 55,8 millones de trabajadores en marzo a 43,3 millones para abril. Son 12,5 millones de personas que “dejaron de trabajar”, esto es, perdieron el empleo.

Se trata de 10,3 millones de personas que trabajaban en la informalidad, en tanto que 2,2 millones corresponden al llamado sector formal. Es un salto sin precedentes en el desempleo, como resultado de la crisis sanitaria y económica, así como de los despidos implementados por los empresarios en distintos sectores de servicios e industria.

Además, quienes mantienen su trabajo, perciben salarios más bajos. Quienes reciben solo un salario mínimo, representan un 42%, cuando antes de abril era un 22%. Esto es una muestra más del avance de la precarización laboral.

Son millones de nuevos desempleados que no tienen un ingreso para ellos ni sus familias, y de trabajadores que reciben un salario que no alcanza.

Esto es el resultado de que, ante la crisis, no se implementó un subsidio o salario de cuarentena al nivel de la canasta básica, para los trabajadores informales que no podían laborar durante la cuarentena.

Y de que no se prohibieron los despidos ni las reducciones salariales, para que la crisis no la paguen los de abajo.

INEGI y AMLO, minimizando y ocultando datos

Según el Instituto, la población que “se ha abstenido de trabajar o buscar un empleo” asciende a 50,2 millones, otra subida histórica.

Sin embargo, el INEGI, haciendo uso de su acostumbrado maquillaje de los datos, sostiene que se redujo la Población Económicamente Activa, ya que considera como tal sólo a quienes trabajan a buscan empleo, dejando de lado a quienes tienen que confinarse o que se cansaron de buscar empleo.

De esta forma, baja los índices oficiales de desocupación para que el gobierno pueda presentar datos más “tranquilizadores”.

Y ahora el presidente Lopez Obrador afirmó -durante la conferencia mañanera del 2 de junio- que, según sus datos, durante mayo “solo se perdieron 350 mil empleos”. Esto evidentemente no considera la pérdida de trabajo en el sector informal, donde trabajan un 60% de las y los mexicanos.

Pero los trabajadores y sus familias saben el real impacto que está teniendo la crisis sanitaria y la política gubernamental y empresarial sobre su condiciones laborales y de vida.

Ante eso es fundamental levantar una serie de medidas para enfrentar la crisis actual. Eso implica la prohibición de los despidos, el pago del 100% de los salarios y todas las prestaciones, así como un salario de cuarentena para los trabajadores informales que no pueden laborar por la actual pandemia, para lo cual debe imponerse un impuesto extraordinario a las grandes fortunas y el no pago de la deuda externa.

Ante el desempleo, necesitamos el reparto de las horas de trabajo, entre todas las manos disponibles, con un salario que, como mínimo, sea al nivel de la canasta básica, y que se ajuste de acuerdo al aumento real del costo de vida.

También puedes leer: Frente a la crisis repartamos las horas de trabajo con salarios que alcancen

También es fundamental prohibir el reinicio de las actividades no esenciales -como la industria maquiladora o automotriz- hasta que la pandemia descienda. Son los trabajadores quienes deben decidir, democráticamente, cuando existan las condiciones de seguridad e higiene para ello.

Las organizaciones obreras y populares deben levantar estas medidas, para enfrentar la precarización y el desempleo. Para que la crisis actual no la paguen los trabajadores, sino quienes la provocaron. Porque nuestras vidas valen más que sus ganancias.

Te puede interesar: No deben reiniciarse las actividades en la industria maquiladora y automotriz






Temas relacionados

Covid-19   /   Mundo Obrero México   /   Política México   /   Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO