Sociedad

MEGAPROYECTOS

Consulta sobre Tren Maya será la próxima semana

López Obrador hizo el anuncio al partir de Mérida, donde se reunió con los gobernadores de los estados por donde pasará el Tren Maya.

Lunes 12 de noviembre de 2018 | 22:57

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, ratificó este lunes que someterá a consulta pública los 10 programas sociales que prometió en campaña y tres proyectos productivos: el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el proyecto del Istmo de Tehuantepec.

En particular sobre el Tren Maya, anunció que la consulta se realizará los días 24 y 25 de noviembre, en las mismas mil 73 casillas que se instalaron para la consulta del aeropuerto, con los mismos métodos y en los mismos lugares.

Declaró que, a diferencia de cuando se llevó a cabo la consulta sobre la terminal área, esta vez va a “defender estos proyectos; se los digo con transparencia y autenticidad, porque son los compromisos que hice en campaña”.

Según apuntó el presidente electo, esta consulta se realizará sábado 24 y domingo 25 de noviembre. Incluirá el Tren Maya y otros proyectos productivos, como el Istmo de Tehuantepec y la Refinería de Dos Bocas. Asimismo, se consultará sobre el apoyo a adultos mayores, las becas para jóvenes; el apoyo a discapacitados y, en general, respecto a 10 propuestas que presentó durante su campaña electoral.

Llama la atención que en una rueda de prensa previa, Rogelio Jiménez Pons, futuro director de Fonatur, afirmó que las primeras obras para el Tren Maya comenzarían en la segunda quincena de diciembre, para después realizar dos consultas: una a pueblos indígenas, conforme obliga la ley, y otra para el resto del país.

“Sin impactos al ambiente y poblaciones”, dice AMLO

El Tren Maya es una de las obras de infraestructura más importantes que se ha planteado para la región sur-sureste, con una inversión entre 120 mil mdp y 150 mil mdp. Según declaraciones del mismo Andrés Manuel, tardaría cuatro años en construirse este proyecto que atraería a 3 millones de turistas. Hasta ahora, empresas chinas, canadienses y surcoreanas han expresado interés por invertir en este proyecto.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha declarado que la ruta del tren maya podría afectar el bien mixto como es la reserva de biosfera y el patrimonio cultural. Calakmul podría sufrir un deterioro importante si no se regula el número de turistas que ingresan a ella.

Toda zona arqueológica requiere de atención permanente, pero ante lo insuficiente que resultan los recursos federales, sectores como el restaurantero, hotelero, aéreo y terrestre explotan al máximo lo que exista en la zona para ser los principales beneficiarios económicos.

Como denunciamos en esta nota, los megaproyectos de este tipo jamás han beneficiado a quienes aportan la mano de obra. Se aseguran empleos temporales, precarizados y el impacto ecológico que generan miles de turistas a la semana.

López Obrador declaró esta tarde que las consultas se realizarán para los “opositores” dando a entender que se refería a los fifís, el que el inicio de las obras ya tenga fecha da por hecho que la posición del presidente electo resulte ganadora, dejando de lado qué va a pasar con las comunidades peninsulares, en el mayor caso compuestas por pueblos originarios. Aunque su equipo asegure que no hay oposición objetiva actualmente, la resistencia de los pueblos contra los megaproyectos en estas zonas ha sido histórica.






Temas relacionados

Tren maya   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO