Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Convocan acto político a 7 años del asesinato extrajudicial de Carlos Sinuhé Cuevas

El 26 de octubre de 2011 fue asesinado el activista y tesista de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Carlos Sinuhé Cuevas Mejía. Familiares y compañeros continúan exigiendo verdad y justicia.

Jueves 25 de octubre de 2018 | 15:34

Convocado por la Coordinadora de familiares de estudiantes de la UNAM víctimas de la violencia, el Colectivo Aequus Promoción y defensa de Derechos Humanos, así como por simpatizantes del Concejo Indígena de Gobierno, este viernes 26 de octubre se llevará a cabo un acto político en memoria de Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, en la Facultad de Filosofía y Letras de la máxima casa de estudios.

Carlos Sinhué, tesista de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM fue asesinado a sangre fría a metros de su domicilio. Esto ocurrió después de meses de ser acosado políticamente al interior de la Universidad, con volantes que lo amenazaban de muerte, todo esto ante el silencio cómplice de las autoridades de la Facultad y de la Universidad, que conocían dicha situación.

Carlos era un estudiante políticamente activo en la Facultad, conocido por su participación en la huelga de fin de siglo de la UNAM, donde el heroico CGH defendió la educación pública y gratuita; en el movimiento en solidaridad con el SME y por la defensa de la fuente de trabajo de 44 mil trabajadores, así como diversas luchas al interior de la Facultad a lo largo de los años en los que regresó a trabajar su tesis.

Pese que en aquél 2011 aún sonaban los ecos de uno de los asesinatos políticos más violentos y con mayor saña que en los últimos años habían ocurrido a alguien de la comunidad universitaria, el cual era el caso de Pavel González, encontrado crucificado y colgado en el Ajusco, con una suástica en el cuerpo, era poco común en el imaginario de los estudiantes el escuchar un asesinato político o acoso, debido a que habían pasado los años de las masivas expulsiones post-CGH y cerca de 7 años del caso de Pavel, que al igual de Carlos, era estudiante de FFyL.

El caso de Carlos fue el claro ejemplo de cómo la autoridades universitarias permiten y avalan la entrada de la policía encubierta y grupo porriles, al interior de los planteles para perseguir, vigilar, espiar y asesinar activistas. Esto ya lo había demostrado el caso de Pavel, cuando el grupo “Apocalipsis”, grupo de ultraderecha de la Facultad de Derecho de la UNAM, que es conocido por golpizas y asesinatos políticos, se atribuyó el asesinato de Pavel.

En 2011 hacía ya 5 años de que la “Guerra contra el narco” había comenzado y las cifras ya eran escandalosas, con miles de muertos y cientos de desaparecidos. El asesinato político de Carlos se enmarcó en ese contexto, y fue un caso muy significativo donde frente a cualquier asesinato y desaparición de alguien joven se le imputaba inmediatamente ser narcotraficante. Esa es la política que el gobierno federal aplicaba y sigue aplicando para justificar la represión.

Leer: Defensores de DDHH resposabilizan a directivos de la UNAM de guerra sucia contra estudiantes

A lo largo de siete años, familiares y activistas han denunciado distintas trabas por parte de las autoridades universitarias, locales y de derechos humanos, mismas que no han conseguido doblegar la lucha por verdad y justicia para Carlos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO