Géneros y Sexualidades

PAN Y ROSAS

Convocatoria: Encuentro Nacional de Mujeres "Pan y Rosas"

“Nos organizamos contra la violencia feminicida y la precarización laboral”

Miércoles 4 de noviembre de 2015

Miles de mujeres en nuestro país vivimos a diario la violencia machista, el acoso sexual y la precarización laboral. Alrededor del mundo somos quienes más sufrimos las terribles consecuencias de la barbarie capitalista. Ingresamos al mercado laboral a costa de mayor precarización, el 70% de los trabajos precarios son ocupados por mujeres, en las peores condiciones, muchas veces sin seguridad social y derecho a organizarse.

Sobre nuestras espaldas se cargan dobles o triples jornadas laborales, con el trabajo doméstico y el cuidado de los hijos. Tareas que no se consideran como trabajo, aunque lo sea y representa el equivalente a 21% PIB de nuestro país. Al mismo tiempo, enfrentamos el brutal fenómeno del feminicidio y la desaparición de mujeres del que también somos víctimas, como ejemplifica el caso de Angélica Romero, trabajadora de Liverpool asesinada al interior de la tienda departamental y cuyo asesinato quiso encubrir dicha empresa.

Los últimos años la violencia contra las mujeres ha aumentado de manera alarmante: cada 3 horas con 20 minutos le arrebatan la vida a una de nosotras. Asesinatos que se dan en el marco de supuestos “avances legislativos” en Derechos Humanos y perspectiva de género –como es la tipificación del feminicidio en más de una decena de estados y la Ley de Acceso a una vida libre de violencia a nivel federal que contempla la Alerta de Género-, pero a pesar de ello, se preserva la impunidad en la mayoría de los crímenes, aumenta la violencia contra las mujeres y la desaparición, se fortalecen las redes de trata y prostitución.

Esta situación se presenta con más crudeza para las mujeres de la diversidad sexogenérica, como es los asesinatos contra las mujeres transexuales o la discriminación en el trabajo; la situación que enfrentan las mujeres migrantes al paso por nuestro país, donde las violaciones y asesinatos, son la regla.

En esta situación la profundización de la militarización del país, con el pretexto del combate al narcotráfico, ha recrudecido la violencia contra las mujeres, muchas veces perpetrada por el propio ejército y ha devenido en la violación sistemática de los derechos humanos, la represión y asesinato de luchadores sociales, como es el caso de la presa política Nestora Salgado.

Además que, sigue sin reconocerse el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, se han endurecido las legislaciones estatales con reformas que bajo el argumento de “defender la vida”, buscan criminalizar a quienes deciden interrumpir sus embarazos, mientras la Iglesia encubre a pederastas, se lanzan campañas de odio contra los derechos de la diversidad sexogenérica.

Estas condiciones a las que nos enfrentamos las mujeres, no pueden entenderse sin la complicidad de patrones, el gobierno, la Iglesia y los partidos a su servicio.

¡Que el coraje se exprese en organización!

Frente a esta ofensiva contra las mujeres se hace indispensable organizarnos en nuestros centros de trabajo, escuelas y colonias a la par de construir una alternativa independiente que pelee en las calles por conquistar todos los derechos que se nos han negado, sin ninguna confianza en este régimen asesino. Es por lo cual que, las convocamos al Encuentro Nacional de Mujeres de Pan y Rosas en la Ciudad de México el próximo 21 de noviembre de 2015, para desarrollar conclusiones en común para organizarnos. Se necesita de la voluntad de cientos de mujeres para hacer frente a esta situación.

Quienes no pedimos, sino exigimos nuestro derecho al pan pero también a las rosas.






Temas relacionados

Juventud del MTS   /   #NiUnaMenos   /   Luchas obreras   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO