Mundo Obrero México

#QUEREMOS TRABAJO DIGNO

DIF: Laborar expuestos a las balas y sin seguridad social

Hoy hubo una balacera con muertos y heridos a las afueras de mi trabajo, el DIF de la Ciudad de México. Las y los trabajadores de ahí estamos laborando sin contrato y aún cuando lo firmemos no tenemos seguridad social ni prestaciones. ¡Organicémonos por plenos derechos laborales!

Lunes 11 de febrero | 23:56

Hace unas horas, hubo una balacera justo afuera de mi trabajo, un centro del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la Ciudad de México ubicado en Ermita Iztapalapa. Resultaron heridas y muertas varias personas, una situación claramente lamentable.

Vivencias de violencia de este tipo no nos son poco comunes pues trabajamos en zonas de alta vulnerabilidad e índices muy altos de violencia dentro de la Ciudad.

Por nuestro trabajo muchas veces estamos en campo y nos han tocado otras balaceras, que a unos metros de donde trabajamos encuentren cuerpos de mujeres víctimas de feminicidio, asaltos, amenazas, intentos de secuestro, además de conocer día a día historias terribles de violencia y violaciones a derechos humanos de las personas con las que trabajamos.

Hoy, cuando la situación más tensa había pasado, se comenzaba el repaso del suceso, un par de compañeras que llegaban de un trámite propio del trabajo tuvieron que correr para entrar al Centro cuando inició la balacera.

Mientras lo narraban yo solo podía pensar lo expuestas que habían estado y lo desprotegidas que estamos como trabajadoras y trabajadores.

La reflexión naturalmente nos llevó a nuestras condiciones laborales. Ahora en el DIF, como en varias otras dependencias, estamos trabajando sin contrato pero aún cuando lo tengamos, somos trabajadoras y trabajadores precarizados.

No nos reconocen relación laboral, aún cuando tenemos un lugar de trabajo, un horario y una relación subordinada.

Estamos contratados por honorarios o servicios profesionales, es el caso de todas las personas de mi centro, lo que significa que no tenemos ningún derecho laboral reconocido.

Laboramos sin seguridad social, aún cuando saben el grado de exposición que tenemos a diario. El último contrato que firmé decía que en caso de algún accidente la institución no tenía responsabilidad.

Además, no tenemos vehículo institucional, lo que nos obliga a poner los viáticos de nuestro bolsillo -aún cuando como ahora no nos han pagado- y eso nos pone en mayor riesgo.

Esta situación no es solo del DIF, en realidad, es lo que casi la mitad de trabajadoras y trabajadores estatales vivimos.

Hace unos días platicaba con personas arqueólogas y antropólogas que laboran en INAH. Ellas viven la misma situación cuando salen a trabajo de campo, muchas veces a zonas muy violentas del país, donde la llamada "guerra contra el narco" ha causado miles de muertes. Me contaban la tensión de saber que viajan sin ninguna protección, también han vivido balaceras, persecuciones y hasta abuso sexual.

Ésta es solo una cara de la precarización de los y las trabajadoras al servicio del Estado. A ella se le suman las largas jornadas y los bajos salarios, aunque ahora -en una sucia campaña- se nos tache de aviadores u operadores políticos para justificar los miles de despidos realizados en el sector.

Lo cierto es que nos gusta el trabajo en la comunidad pero la violación a nuestros derechos laborales -por parte del Estado que dice protegerlos- es clara y no estamos dispuestas a seguirlo soportando.

Dos convicciones se reforzaron en mí este día. La primera, tenemos que pelear por plenos derechos laborales para todas las personas trabajadoras estatales, y todos los demás sectores. Nuestras vidas valen mucho más que sus ganancias, la austeridad no puede sostenerse en nuestra precarización laboral.

La segunda, tenemos que organizarnos para cambiar este mundo de raíz. Las situaciones terribles de violencia que con las que convivo en el trabajo y fuera de él tienen causas estructurales: la explotación, la desigualdad, el patriarcado, la homofobia, la pobreza, etc. Este sistema no tiene más que ofrecernos y solo la fuerza de las y los trabajadores organizados, junto a los sectores populares, podemos transformarlo.

Trabajadores y trabajadores al servicio del Estado estamos llamando a un espacio de coordinación contra los despidos y por plenos derechos laborales, el próximo 16 de febrero a las 16 horas en Antonio Caso 45 col. Tabacalera, SME. Ante nuestras condiciones laborales decimos: #QueremosTrabajoDigno y vamos a luchar para conseguirlo.






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   #QueremosTrabajoDigno   /   #TransiciónSinDespidos   /   Mundo Obrero México   /   DIF

Comentarios

DEJAR COMENTARIO