Sociedad

TUCUMÁN

Denuncian que el intendente de Concepción quiere cerrar un comedor

En el lugar asisten 250 niños y sus familias. Exigen una respuesta por parte del gobierno.

Maximiliano Olivera

@maxiolivera77

Viernes 12 de julio | 20:45

Trabajadoras del Centro de Cuidados Infantiles del barrio 1º de Mayo II denuncian desde hace una semana el intento de cierre del comedor por parte de la gestión del intendente de Concepción Roberto Sánchez (Cambiemos). "Ellos quieren que se cierre el comedor totalmente. Ellos mienten que van a arreglar el comedor pero luego nos dieron a entender que lo van a cerrar. Quieren venir y cambiar los candados y cerrarlo del todo”, afirman.

Según los testimonios, la funcionaria municipal María Inés Tarulli (secretaria de Políticas Sociales, recientemente candidata a legisladora por Cambiemos) se hizo presente el viernes pasado para avanzar en el cierre. “Ella vino y dijo que quiere cerrar el comedor, que no quiere que los chicos coman en el comedor, quiere que retiren la comida. ¿Pero qué pasa? Acá vienen van familias, van ancianos, van discapacitados al comedor y muchas criaturas con sus papas. Hay familias que no les alcanzan, hay familias que trabajan en el limón y no les alcanza. Ese día las madres lloraban y le decían a ella (por Tarulli) y ella nos decía que nosotros la estábamos atacando. Es mentira, lo único que queremos es que el Gobierno se haga cargo del comedor, el intendente Roberto Sánchez va a tener dos meses el comedor funcionando y después los otros meses lo va a cerrar porque la señora Tarulli nos dijo eso”, cuenta una trabajadora. A partir de ese viernes, familias pasan la noche en el comedor para impedir que se cierre durante la madrugada.

Se estima que 250 niños asisten a este comedor acompañados de sus padres. A pesar de que en la escuela del barrio hay un comedor “los chicos no se llenan”. “Ellos nos dicen, ellos comen dos veces en el comedor porque en la escuela le dan una vez y encima poquito”, comenta una trabajadora. La falta de fondos para el comedor y de estabilidad para las trabajadoras contrasta con la denuncia del manejo discrecional de un merendero por parte de Tarulli.

“¡Nos morimos de hambre y ustedes no hacen nada!”. Para muchos todavía resuenan las palabras de Mateo, ese niño que gritó muchas verdades en el Concejo Deliberante de Concepción, durante una sesión atravesada por la bronca del tarifazo. Luego del escándalo nacional, la gestión de Sánchez realizó un montaje mediático en donde le daban a la madre un empleo, lo cual no ocurrió. Mateo y su familia sobreviven en una precaria vivienda en el barrio 1º de Mayo II, donde ahora quieren cerrar un comedor. En la pobreza estructural generada y sostenida por décadas de peronismo, el intendente macrista echa nafta sobre el fuego.






Temas relacionados

Comedores escolares   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO