Política

zona sur gba

Desde Ezeiza hacia Ferro por Chile y Bolivia, luego de una intensa campaña

Trabajadores, mujeres y jóvenes que formaron un comité del FIT Unidad en este importante distrito del Conurbano bonaerense se preparan para el acto del 16 en solidaridad con el pueblo chileno y el boliviano. Sus reflexiones sobre la campaña electoral, de la que fueron parte activa.

Olivia Doux

@olivia_doux (IG)

Domingo 10 de noviembre | 11:00

Imagen: Integrantes del Comité de Ezeiza durante el acto del FIT-U del 5 de octubre

Las rebeliones populares en distintos países, y especialmente el proceso que se vive en Chile actualmente, son seguidas con interés por muchos sectores. Los empresarios y los políticos de los partidos tradicionales ven en ellos una amenaza para sus propios privilegios, ya que se cuestiona la situación de profunda desigualdad social a la que llevaron décadas de políticas económicas favorables a los más ricos en detrimento de las grandes mayorías. Pero quienes reivindicamos el derecho de los pueblos a rebelarse contra la opresión de la cual son víctimas vemos con expectativas lo que ocurre, y nos sentimos hermanados con su lucha. Es por eso que el sábado 16 el PTS en el Frente de Izquierda convoca a un acto en apoyo al pueblo de Chile y en repudio al golpe en Bolivia en el estadio cubierto de Ferro, donde hablarán referentes juveniles y obreros de nuestro partido hermano chileno PTR, así como Myriam Bregman y Nicolás del Caño, quien se encuentra en ese país junto a otros dirigentes del PTS y el FIT.

Este acto queremos que se convierta en una clara demostración de solidaridad activa, en la que las voces de miles de jóvenes, mujeres y trabajadores unidas en un solo grito traspasen la cordillera y lleguen hasta nuestros hermanos de clase. Así lo entendieron muchas compañeras y compañeros que vienen haciendo una experiencia política en conjunto con nuestro partido, y entre ellos están quienes integran el Comité del FIT Unidad en Ezeiza, que se formó este año al calor del proceso electoral y en el marco de las luchas que se vienen dando en el sur del Conurbano contra los despidos y cierres de fábricas. Y eso es porque la situación que se vive hoy en Chile no puede verse escindida de la crisis que viene atravesando Argentina, que por ahora los partidos patronales (con la inestimable ayuda de la dirigencia sindical) pudieron canalizar mediante un cambio de signo político en quienes gobernarán el país a partir del 10 de diciembre.

Te puede interesar: #ChileDespertó: vení al acto del PTS-FIT junto a protagonistas de la rebelión popular

En Ezeiza mujeres, jóvenes y trabajadores de distintos sectores se sumaron a difundir las ideas de la izquierda durante los largos meses que duró la campaña electoral. Se juntaron a debatir estas ideas para luego realizar agitaciones en la peatonal y las ferias de Ezeiza y Tristán Suárez, entregar volantes con las propuestas del FIT Unidad casa por casa en distintos barrios, defender los votos de la izquierda fiscalizando en las PASO y en las elecciones generales de octubre. Mientras tanto, buscaban mostrar otra perspectiva a amigos y familiares y convencerlos de no votar a sus verdugos, en el marco de una campaña polarizada al extremo que fue funcional a los objetivos de las dos principales fuerzas patronales (que hoy son coaliciones unidas más por el espanto que el amor) de canalizar el amplio descontento que existe mediante el voto a una de esas dos opciones, mostrándolas como las únicas.

Pasadas las elecciones, llegó el tiempo de reflexionar sobre la campaña electoral y los resultados en el contexto de crisis actual. Integrantes del comité dieron su opinión sobre distintos aspectos de la campaña, e invitaron a opinar a amigues y conocides. Publicamos algunas de las opiniones recibidas.

Una campaña con propuestas concretas y coherencia

Desde Spegazzini, Melany menciona: “Me pareció que la izquierda viene proponiendo hace mucho estas mismas ideas, solo que no eran escuchadas o bien recibidas por el contexto social en el que estábamos. Este año las gente empatizó mucho con la lucha de las mujeres y los trabajadores, y por ende vieron que en el Frente de Izquierda se reflejaba todo eso. Muy importante fue la campaña en las redes sociales para llegar a los más jóvenes”, explica, con conocimiento de causa desde sus 22 años. El uso de las redes también es resaltado por Paola, quien afirma que “tuvieron buena llegada a la juventud las charlas de Nico con algunos YouTubers”.

“La campaña me pareció la más intensa de los últimos años. Se lograron exponer con claridad las ideas y el programa de la izquierda. Veo que se dieron a conocer más masivamente en distintos medios” repasa Marcelo. Barby, joven artista, menciona que le “pareció la campaña más coherente y más fija, ya que nunca le tiraron mala onda a nadie y siempre estuvieron fijos en sus ideales, siempre del lado de los jóvenes y los trabajadores”. Esta coherencia también es destacada por Micaela, quien afirma que frente a tanta panquequeada “Nico del Caño fue el único chabón en la política que fue fiel a sus pensamientos y nunca lo vi cambiarse de bando, como a muchos políticos”.

Desde Lomas de Zamora, un docente hace llegar un aporte crítico: “en cuanto a propuestas, me parece que aún hay cosas que pulir en cuanto a líneas de acción. La gente que no elige o no quiere a la izquierda es porque los ve idealistas y determinantes pero poco pragmáticos. Por ejemplo, si decimos que la deuda y el ajuste lo paguen los capitalistas, ¿qué medidas concretas se tomarán al respecto?”.

Esta afirmación condice con una opinión bastante extendida, y fogoneada por los medios de comunicación y los políticos de los partidos patronales, que dicen que lo que plantea la izquierda es utópico. Pero la campaña del FIT Unidad se caracterizó justamente por explicar claramente estas ideas, que nosotros pensamos que son mucho más realistas que las frases de algunos candidatos como que “a los argentinos hay que ponerles plata en el bolsillo”. Así de vacía fue la campaña de la mayoría de los partidos. Lo que es realmente irreal y utópico es que se podrá pagar la deuda al FMI sin llevar a una situación de miseria aun mayor que la actual a las grandes mayorías de este país, que vienen sufriendo los duros golpes de la desocupación, la inflación -que sumada a los bajos salarios no permiten llegar a fin de mes-, la desfinanciación de la salud pública y la educación -que pone en riesgo el futuro de las pibas y pibes-, las jubilaciones miserables que llevan a nuestros viejos a la desesperación.

Ante esta situación, y teniendo como contexto en el último tramo de la campaña las revueltas populares en Ecuador y Chile, la izquierda fue la única en plantear propuestas concretas y realistas mediante un programa para afrontar la crisis que fue explicado en videos, notas, apariciones televisivas de nuestras candidatas y candidatos, y con especial importancia en los debates presidenciales. Propuestas que en otros momentos eran vistas como algo imposible empezaron a comprenderse de otra manera en el marco descripto anteriormente. En este video se contestan varios interrogantes, y en particular el referido a la deuda externa que fue mencionado anteriormente en una opinión.

Leé también: La madre de todas las batallas: ¿qué hacer con la deuda?

Nicolás del Caño y una actuación destacada en los debates presidenciales

Si bien la mayoría de los medios -como parte de la campaña de polarización- buscó mostrar luego de los debates presidenciales que solo habían existido las opiniones de los dos candidatos mayoritarios, millones de personas pudieron escuchar, quizás por primera vez, las propuestas de la izquierda. La figura de Nicolás del Caño estuvo lejos de pasar desapercibida, llegando cientos de comentarios por distintas redes sociales que elogiaron su intervención.

Desde Tristán Suárez, Marcos explica que “Nico del Caño destacó por propuestas concretas e intervenciones sobre asuntos que afectan directamente al trabajador. Fue el único en destacar la lucha de reivindicación de derechos de las mujeres, el pueblo de Ecuador y Chile respectivamente”. Algo similar plantea Marcelo, que comenta que “entre mis conocidos cayó bien la intervención de Nico, resaltaron que fue el único en expresar ideas y propuestas. Toman a la izquierda como tercera fuerza política. Lo más criticado fue el internacionalismo, y plantear problemática de Latinoamérica en vez de centrarse en Argentina. Yo lo veo bien, pero votantes opositores lo creen un desacierto”. El debate “los vimos en familia”, cuenta Barby. “Lo que más impactó fue el minuto de silencio por Ecuador y cuando Nico sacó el pañuelo del aborto y habló fijamente de ese tema, mientras otros decían ‘tenemos que tratar de tender a eso’, cuando se sabe que es algo de urgencia”.

Que se hable sobre las situaciones de crisis en Ecuador y Chile corrió exclusivamente por cuenta de Del Caño en el debate, mientras el resto de los candidatos prefería tapar el sol con las manos. Pero el discurso nacionalista es fuerte y muy interesado, por eso hubo hasta una absurda campaña de memes contra la izquierda mientras en Ecuador (y luego en Chile) había muertos por la represión. “Nico creo que es el que siempre incomoda. Incomoda los discursos armados de los demás” explica Sharon. “Los inquieta y claramente se puede observar su postura frente al resto”. El doble discurso de los candidatos y sus seguidores frente a esto es evidente, cuando la mayoría de los dirigentes y funcionarios tienen su dinero en cuentas en el exterior, y no tienen pruritos a la hora de entregar nuestros recursos naturales a multinacionales extranjeras. Esto último es destacado por Paola, que dice que “fue el único que habló de megaminería y su impacto, y de Monsanto”. Otro gran tema planteado casi en soledad por el Frente de Izquierda Unidad: el del daño al medioambiente fruto de la explotación capitalista, que amenaza el futuro de las nuevas generaciones.

La polarización: una táctica eficaz de los partidos patronales

Consultada acerca de la polarización que se vio durante todas las elecciones, Sharon plantea que “el sistema mismo te construye para que no puedas ver otras opciones más que las que te muestran. Y las que te pueden simpatizar, hacen creer a las personas que son imposibles, que en un país como el nuestro no funcionarían. Lo que pienso claramente que, tanto el macrismo como el peronismo, ambos son funcionales al capitalismo. Pero la mayoría de las personas creen que uno está a favor del pueblo y el otro no. Y termina dividiendo a las personas trabajadoras sobre todo”.

Mariano, por su parte, expresa que “evidentemente, y estrictamente los resultados no fueron buenos, se sacaron menos votos que en otras elecciones y se perdieron bancas en el Congreso. Pero no por esto creo que haya menos simpatía que en otras elecciones, todo lo contrario, creo que hay aún más. Parece paradójico que haya más simpatía pero menos votos, pero esta fue una elección donde quienes votaron lo hicieron pensando en que antes estaban mejor y no por las propuestas que votaron, es lógico pensar así cuando hay cada vez menos empleo, es lógico que se elija al que tiene más posibilidades de ganarle al ‘mal de turno’”.

Leé también: Un balance de las elecciones: la influencia política de la izquierda en un virtual “balotaje”

“No veo que haya menos simpatía, al contrario, creo que [la izquierda] crece” explica Marcelo “pero al momento de votar no se refleja. Optan por votar salidas ya conocidas y no explorar alternativas nuevas por más que se planteen más favorables”. Ariel, trabajador aeronáutico, opina que la izquierda “mantuvo la postura frente a la gran división. Yo creo que hay simpatía, pero la gente votó el mal menor. Estaban desesperados por sacarse de encima a Macri”.

“Pienso que cada vez somos más los jóvenes que vamos a apoyar a la izquierda” plantea Micaela. “La gente se duerme y se conforma con los mismos de siempre, es un Boca vs. River”, continúa, “¡pero tengo la esperanza que lxs pibxs cada vez vamos despertando más!”. Este sentimiento es compartido por amplias franjas de jóvenes que durante todo este año se acercaron a la izquierda, mostrando una gran simpatía, especialmente por Nicolás del Caño. Una campaña donde la izquierda puso un gran énfasis en el derecho al aborto, la legalización de la marihuana y la lucha por proteger el medioambiente frente a quienes fueron en listas llenas de antiderechos y facilitadores de la explotación de nuestros recursos naturales, no fue indiferente a los ojos de miles de jóvenes, mujeres y de quienes cuestionan el sistema patriarcal heteronormativo.

Te puede interesar: Secundarios: "Fue una muy buena campaña, muchos más jóvenes hoy conocen al Frente de Izquierda"

Hoy Latinoamérica enfrenta momentos decisivos, con el pueblo de Chile de pie y Bolivia enfrentando un golpe de la derecha aliada al clero y la policía, además de la continuidad de distintos procesos en otros países. Pensar la situación de Argentina por fuera de estos hechos sería desconocer los efectos que éstos y la propia crisis a nivel nacional pueden tener más temprano que tarde en nuestro país. Tenemos que redoblar nuestra organización para que esto no nos tome desprevenidos. El acto convocado por el PTS en el FIT para el sábado 16 en Ferro es un llamamiento a todas las compañeras y compañeros que vienen siendo parte de las luchas contra los cierres y despidos, por lo derechos de las mujeres y disidencias y a quienes colaboraron de distintas maneras durante la campaña electoral a sumar fuerzas para demostrar que no vamos a ser observadores pasivos en toda esta situación.






Temas relacionados

#16NenFerro   /   #FueraPiñera   /   Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad 2019   /   Elecciones 2019   /   Chile   /   Ezeiza   /   FIT   /   Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO