Internacional

REINO UNIDO

Día crucial en las negociaciones del Brexit

Este viernes 29 es el día en que el Reino Unido se tenía que ir de la Unión Europea, la primera ministra británica, Theresa May, pondrá a votación el Acuerdo de Retirada. La mandataria prometió dimitir si los diputados respaldan su propuesta.

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Viernes 29 de marzo | 10:28

Este 29 de marzo era la fecha original en la que el Reino Unido debía hacer efectivo el Brexit y salir de la Unión Europea. La crisis sin precedentes que abrió el proceso hizo que la UE aplazara la fecha 12 días más, pero la bomba del Brexit está lejos de haber sido desactivada, y la primera ministra Theresa May se juega este viernes la última carta que le queda al haber ofrecido su renuncia a cambio de que el parlamento vote su plan de retirada.

Seis diputados laboristas apoyan una enmienda al acuerdo de salida de May, en el que prometen respaldar el plan si los diputados tienen un mayor papel que desempeñar a la hora de conformar la futura relación con la Unión Europea luego de la parida del Reino Unido. De los ocho diputados laboristas que firmaron la enmienda el viernes a la mañana, dos ya han votado por el acuerdo. Según esta enmienda la Cámara de los Comunes deberá aprobar el mandato del gobierno para futuras negociaciones, asimismo, indica que el gobierno deberá presentar un informe al parlamento cada tres meses.

Sin embargo, es poco probable que los miembros superiores del Laborismo respalden esta enmienda debido a que avala implícitamente el acuerdo de Brexit de May, por lo que para su aprobación debe contar con el apoyo del gobierno, esto si el presidente de la Cámara la selecciona.

El gobierno tiene la esperanza de que algunos diputados laboristas respalden su acuerdo de retirada que cortará la relación con la UE sin la declaración política que regulará la relación futura con Bruselas.

Te puede interesar: Theresa May fuerza este viernes una votación sobre el Brexit

Sin embargo, sigue siendo muy improbable que pase ya que el Partido Laborista ha dicho que nunca votará un “Brexit con los ojos vendados”, a la vez que 30 diputados conservadores euroescépticos y 10 diputados norirlandeses del DUP (Partido Democrático Unionista) también anti-Bruselas, siguen oponiéndose al mismo.

El Laborismo, partido en la oposición, ha reiterado en varias ocasiones su rechazo a este plan. Un vocero de esta formación declaró: “Jeremy (Corbyn) ha dejado en claro que no respaldará un Brexit a ciegas para que el acuerdo perjudicial de Theresa May se imponga, lo que dejaría las manos libres para que el próximo líder del partido tory ataque los derechos y protecciones fundamentales y socave el empleo y las condiciones de vida”.

Sin duda, durante la sesión de hoy se les advertirá a los diputados que si en esta ocasión no respaldan el acuerdo habrá una extensión más larga que requerirá que el Reino Unido participe en las lecciones al Parlamento Europeo o saldrá de la comunidad de manera salvaje el 12 de abril. Como los números no le dan a May, algunos diputados están elaborando una serie de votos indicativos a votarse el lunes.

Muchos de los conservadores del ala dura han dicho que respaldarán a regañadientes el acuerdo que antes habían llamado “peor que quedarse en la EU” con la esperanza de que uno de ellos se haga con la dirección del partido conservador. A rey muerto rey puesto: al menos 10 ministros del gabinete están pensando en ocupar la vacante que deje Theresa Maya. Entre los posibles candidatos, los medios han mencionado a Jeremy Hunt y Michael Gove. El exlíder conservador, Iain Duncan Smith, dijo que tenía la esperanza de que un euroescéptico reemplazara a May para el resto de las negociaciones. “Un nuevo líder que realmente crea en el Brexit puede concluir la tarea porque el problema es que hasta ahora las negociaciones fueron conducidas con la idea de que es un ejercicio de limitación de los daños”.

Sin embargo, el ala dura está dividida, por ejemplo, Bill Cash, un veterano euroescéptico dijo en un programa radial que “había oposición suficiente para derrotar el acuerdo”. Y agregó “Hay razones suficientes para ello, porque también incluye la cuestión de si el pueblo británico va a ser gobernado por primera vez en su historia por los restantes 27 estados miembros… las decisiones se tomarán a puertas cerradas, sin una transcripción, y liderado en gran medida por Alemania y Francia”. Aclaró que no se puede echar la culpa a los rebeldes, sino al gobierno, y a los que colaboran con el laborismo.

La votación decisiva, donde se juega el futuro del proceso del Brexit, tendrá lugar durante la tarde de este viernes.






Temas relacionados

Theresa May   /   Brexit   /   Jeremy Corbyn   /   Reino Unido   /   Unión Europea   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO