Internacional

INTERNACIONAL

Dinamarca: mujeres protestan contra la ley que prohíbe la burka y el nicab

La legislación entró en vigor este miércoles. se organizaron protestas en la capital danesa, Copenhague, y en Aarhus, la segunda ciudad del país.

Jueves 2 de agosto de 2018 | 16:35

La prohibición entró en vigor en Dinamarca el mismo miércoles y es considerada, por parte de mujeres musulmanas, como una normativa que limita sus derechos. La burka cubre el cuerpo entero de la mujer mientras que el nikab cubre el rostro por entero.

Se organizaron protestas en la capital danesa, Copenhague, y en Aarhus, la segunda ciudad del país, a las que se asistieron cientos de personas llevando el velo integral como muestra de rechazo a la entrada en vigor de la ley que prohíbe el uso de la burka y el nicab. De la manifestación participaron tanto mujeres que llevan la burka o el nicab como musulmanas que no usan esas prendas y personas de otras creencias que han decidido solidarizarse.

A Europa llegan miles de migrantes desde zonas donde la religión musulmana es predominante. La imposición de medidas que criminalizan vestimentas u otras costumbres, especialmente atacando a las mujeres, profundiza el racismo y la islamofobia mientras fortalece el discurso de la extrema derecha contra los inmigrantes en nombre de los “valores” del imperialismo europeo.

Te puede interesar: El feminismo será antirracista y antiimperialista o no será

En febrero de este año el Ministerio de Justicia danés informó que "Serán la policía y los tribunales los que deban valorar si la exhibición de una prenda infringe la ley. El burka, el nikab y los pasamontañas donde solo se ven ojos y boca son ejemplos de prendas que cubren el rostro".

La medida, similares a otras tomadas por otros gobiernos europeos, respondió a que "No es compatible con los valores de la sociedad danesa ni con el respeto a los otros ocultar la cara cuando se está en un espacio público. Debemos defender el respeto por los valores que nos unen", según explicó en su momento el ministro de Justicia, Søren Pape Poulsen, con un claro tono islamofóbico.

El uso en el espacio público de la burka y el nicab, o de otras prendas que cubran el rostro por completo, serán penalizados con multas de 1.000 coronas (cerca de 134 euros) y en caso de reincidencia las multas pueden aumentar hasta las 10.000 coronas (1.340 euros).

Por su parte los socialdemócratas, el partido más grande de Dinamarca, justificaron su apoyo a una medida que coarta las libertad individual invocando una supuesta lucha contra la opresión de la mujer. Cínicamente encubren el carácter xenófobo e islamofobico del proyecto de ley criminalizando en los hechos las costumbres de la comunidad musulmana (ya que en otras religiones las mujeres también utilizan prendas de vestir siguiendo cánones impuestos).






Temas relacionados

Prohibicionismo   /   Dinamarca   /   Islamofobia   /   Mujeres   /   Europa   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO