Géneros y Sexualidades

MATRIMONIO IGUALITARIO Y DERECHO AL ABORTO

El oscurantismo clerical amenaza nuestras vidas

El Frente Nacional por la Familia (FNF) y la Iglesia han impulsado una gran campaña en todo el país que promueve el odio y la ignorancia.

Miércoles 28 de septiembre de 2016 | 22:37

Están detrás de las movilizaciones del 10 y 24 de septiembre contra la reforma al artículo 4 constitucional que busca incorporar el matrimonio igualitario, el derecho a la adopción en igualdad de condiciones y el reconocimiento a la identidad de género.
El pasado 10 de septiembre se movilizaron en más de 120 ciudades según sus organizadores, sumando más de un millón de personas. Y el pasado sábado 24 recorrieron la Ciudad de México donde participantes de la movilización protagonizaron agresiones homofóbicas en algunos puntos de la Ciudad.

Lo escalofriante es que son cientos de miles de militantes del oscurantismo que promueven el miedo y el odio, que en nombre de Dios condenan los derechos de la diversidad sexual y las mujeres como el matrimonio igualitario, la educación sexual y el derecho al aborto.

Una verdadera imagen de la época medieval

En el siglo XII se instituye el matrimonio como un sacramento cuyos votos no podía disolver ningún poder terrenal. En el mismo siglo se intensificó la represión contra la homosexualidad. Es decir, reforzaron la idea de la familia heterosexual con ideología patriarcal, con fines de reproducción, donde los hijos y las mujeres eran propiedad del varón.

Bajo el capitalismo estas formas de opresión se mantuvieron hasta hoy, así como la criminalización del aborto y la cruzada contra el matrimonio igualitario, son armas de disciplinamiento para que no trasgredamos los roles de género que al capitalismo le conviene que tengamos: ser esposas y madres, ser sumisas y poner por delante las necesidades de los demás antes que las nuestras. Garantizar las tareas domésticas en forma gratuita para que cada día haya comida en la mesa, ropa limpia y un lugar más o menos decente donde dormir y que a la mañana siguiente el trabajador concurra con energía renovada su centro de trabajo. Madres para criar a las futuras generaciones de trabajadores que constituirán, como hoy, un engranaje fundamental en el funcionamiento de la economía capitalista.

Según Engels en El origen de la familia, la sociedad y el Estado, la monogamia –entendida como matrimonio-unión entre una mujer y un hombre, que es lo que defiende el Frente Nacional por la Familia y la Iglesia– se estableció desde tiempos de griegos y romanos. Y siempre significó exclusividad sexual para la mujer, nunca para el varón. En palabras de Engels “Fue la primera forma de familia que no se basaba en condiciones naturales, sino económicas, y concretamente en el triunfo de la propiedad privada sobre la propiedad común primitiva, originada espontáneamente. Preponderancia del hombre en la familia y procreación de hijos que sólo pudieran ser de él y destinados a heredarle: tales fueron, abiertamente proclamados por los griegos, los únicos objetivos de la monogamia.”

Hoy esos herederos del oscurantismo defienden a la familia como concepto único, como mecanismo básico de reproducción de la fuerza humana. La defienden como institución represiva y conservadora que reproduce en su interior relaciones jerárquicas. Donde se legitima la opresión a las mujeres y niñas como “destino divino y natural”.

Defienden una familia que disciplina y vigila a los menores, educándoles en la sumisión. Reprime la sexualidad, encajándola sólo en visiones “aceptables” de la actividad sexual ligada a la reproducción. Defienden la familia que acepta los designios de Dios.

La oleada clerical promueve la ignorancia en pro de la “salvación de la humanidad”. La vocera del Frente, María del Carmen Limón Fitch, ha declarado que “una educación donde lejos de formar, deforma conciencias, confunde a los niños, es una educación donde se da por sentado que tu biología no existe, únicamente son tus deseos, nos estamos jugando el futuro de la sociedad y el país si favorecemos uniones estériles. Los invito a que veamos en unos años la pirámide poblacional como lo están sufriendo otros países, una economía quebrantada, el engranaje económico de un país viene de la solidez de la familia”.

Además, señaló que esta política impuesta por “corporaciones” internacionales como la ONU tiene el fin de disminuir la población para así robarnos las materias primas del país.

Además, ha declarado que las familias que no cumplen con el esquema tradicional son “accidentes”, incluso aquellas producto de una violación, “la familia sufre accidentes, entiéndanlo; ustedes están equivocados tratando de confundir lo que es la familia, la familia es un hombre y una mujer que quisieron tener hijos pero en el caminar pudo haber un divorcio, una madre soltera (…), ustedes están equivocados, la familia es el producto de un hombre y una mujer, a la mujer no la violó una piedra, son accidentes que sufre esta mujer con sus hijos”.

El oscurantismo clerical usa el miedo antes que cualquier argumento y razonamiento lógico, promueve la culpa, la ignorancia y el odio. Quiere a una sociedad sumisa que no cuestione, que se someta, que no disienta. Pero también somos miles de mujeres quienes no tenemos miedo y disentimos. Y vamos a luchar por nuestros derechos. Pelearemos por el derecho al matrimonio igualitario en todo el país, en el marco del Día internacional por el Derecho al Aborto, seguiremos luchando por el derecho al aborto libre, legal seguro y gratuito, por el acceso al trabajo en igualdad de condiciones y sin discriminación de cara al 25 de noviembre Día Internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres. También queremos acabar con su odio, y por eso luchamos por la transformación de este sistema desde la raíz, donde terminemos con todo tipo de opresión contra las mujeres y la diversidad sexual.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO