Internacional

HAITÍ - CRISIS

El presidente de Haití cada vez más aislado a un mes de las protestas

A un mes de las masivas movilizaciones, Haití vivió una nueva jornada de protestas, exigiendo la renuncia del presidente Jovenel Moïse luego de los anuncios sobre una fracasada mesa de diálogo.

Gloria Grinberg

@GloriaGrinberg

Viernes 18 de octubre

El presidente de Haití Jovenel Moise, perdió varios aliados y se quedó aún más en soledad en medio de las masivas protestas que mantienen paralizado al país.

La comisión de diálogo que nombró hace una semana, para discutir con la oposición una salida a la profunda crisis que incendia las calles desde el pasado 16 de septiembre, ha quedado prácticamente desmantelada el día miércoles.

Cuatro de los siete miembros de esa comisión, integrada por figuras cercanas al Gobierno, presentaron su dimisión. El ex primer ministro Evans Paul declaró, "Estoy en desacuerdo con el discurso que hizo el presidente ayer, que no nos facilita el trabajo. El presidente fue muy categórico al decir que no va a renunciar, aunque nos dijo que está listo para poner todo sobre la mesa del diálogo”.

La renuncia colectiva se produce un día después de una rueda de prensa de Moise, en la que el mandatario ofreció diálogo a la oposición, pero esta interpretó una actitud desafiante por parte del gobernante.

La situación del presidente es muy frágil y se expresa en las masivas movilizaciones que no cesan, y en los repetidos fracasos en el Parlamento, donde desde marzo pasado no ha podido conseguir el apoyo necesario.

En las calles de Puerto Príncipe las protestas llevan meses con una situación cada vez más agravada. Desde el 16 de septiembre las movilizaciones se repiten a diario, a pesar de que ya se ha resuelto el problema de desabastecimiento de combustible que fue el disparador de las protestas masivas.

Te puede interesar: Haití vive un viernes de protestas contra el gobiernode Moise

Imágenes de las movilizaciones convocada por artistas del domingo pasado.

Los manifestantes fueron reprimidos por la policía el miércoles a escasos metros del Palacio Nacional. Los agentes de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional (USGPN) de la Policía Nacional dispararon con el objetivo de dispersar a quienes se movilizaban, presentes en esa zona para participar en un funeral de dos hombres muertos durante las protestas.

Durante la intervención policial, al menos un manifestante resultó herido por una bala. Los disparos obligaron a salir corriendo a los centenares de personas que participaban en el funeral, dejando atrás los dos féretros en la céntrica plaza Champs de Mars.

“A pesar del asesinato de quienes se movilizaban, las movilizaciones del pueblo de #Haiti no cesan. Miles toman las calles en la norteña ciudad de Cal Haitien. Las demandas son simples y claras: soberanía nacional, soberanía económica, soberanía alimentaria, educación, salud, justicia.”

"Trece funerales hoy en #Haiti de personas asesinadas por la policía y paramilitares en las últimas dos semanas de protestas. El más joven tiene 16 años y el mayor 55.
Este es uno de los "logros" de la ONU en el país: la capacitación exitosa de una fuerza policial terrorista."

En el barrio de Delmas también se llevó a cabo el pasado miércoles una manifestación después del funeral de otra persona asesinada en las protestas, un líder comunitario llamado Josemano "Badou" Victorieux, que falleció la semana pasada luego de la represión policial.

Al menos una veintena de personas han muerto en las protestas y centenares han resultado heridas en el último mes, según cálculos de ONG locales.

"Con este presidente no hay solución, la gente está pasando hambre, estamos a diario en manifestación. ¿Y por qué este presidente sigue en eso, por qué? ¡Vete! Vete a tu casa, porque estamos pasando hambre", dijo a la agencia de noticias Efe un manifestante en la avenida Delmas, que estaba cortada de principio a fin por barricadas y neumáticos ardiendo.

La erosionada situación política y social tiene entre sus componentes los planes de austeridad bajo el mando del FMI. A mediados de 2018 tuvo que renunciar el primer ministro, Lafontant, tras anunciar aumentos de hasta el 50 % en los precios de los combustibles. La respuesta no se hizo esperar, con movilizaciones y bloqueos de calles en las principales ciudades del país. Este año, por la crisis de electricidad producto de la escasez de combustible la crisis se agravó. Más de la mitad de los habitantes del país sobrevive con menos de 2 dólares diarios.

La relación de subordinación que mantiene Haití a los mandatos de Estados Unidos explica la permanencia de Moise, un presidente implicado en casos de corrupción, con un gobierno en crisis hace meses y cercado por movilizaciones masivas producto de la crisis social y económica.

Te puede interesar: Haití arde por las protestas ante la escasez de combustible






Temas relacionados

Jovenel Moïse   /   Movilizaciones   /   Haití   /   Combustible   /   FMI   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO