Deportes

VIDEOJUEGOS

El relato del año: emoción en una final de… ¡Tetris!

El comentarista vasco Ibai Llanos le puso drama a lo increíble: la final del campeonato mundial de Tetris entre un norteamericano y un joven luxemburgués. ¡Barrilete cósmico!

Martes 23 de octubre de 2018 | 21:43

Emotiva final del popular videojuego.

Si hay algo que resulta difícil pensar que despierte pasiones es el famosísimo juego del Tetris, nacido en la Unión Soviética en 1984: casi imposible no conocer el desafío de encajar a modo de puzzle o rompecabezas las distintas piezas geométricas que al completar una línea se “evaporan” y van sumando puntos, pero de ahí a “enloquecer” por una final de este videojuego legendario resultaría increíble.

Sin embargo, Ibai Llanos -un relator de lo que se conoce como eSports (deportes electrónicos), básicamente videojuegos, de competencias organizadas por la Liga de Videojuegos (LVP)- hizo viral su inédito relato de la final del Classic Tetris World Championship que disputaron Jonas Neubauer -un californiano de 37 años- y Joseph Saele, joven representante de Luxemburgo con sólo 16 años.

Con frases del estilo “Cuidado que se le acumula la pecera”, “dame un palito por la derecha” o “Vamos Jonas… por España, por Albacete”, el relato de Llanos resulta seguramente el mejor que haya tenido alguna final de Tetris en la historia.

Ibai Llanos recurre a un truco para darle más emotividad: le inventa nacionalidad española al estadounidense Jonas Neubauer y lo bautiza como “el padre de Albacete”, para luego achacarle un nuevo fracaso a España tras la eliminación del Mundial de fútbol de Rusia 2018. Luego se ocupó de aclarar que se trataba de una humorada, ya que Neubauer es nacido en California y resultó campeón de Tetris en todas las ediciones desde 2010, excepto en 2014 cuando salió subcampeón igual que en esta ocasión.

Campeón y subcampeón posan con sus respectivos trofeos.
Campeón y subcampeón posan con sus respectivos trofeos.

El Tetris fue creado por el programador soviético Alekséi Pázhitnov en junio de 1984 y dejó grabada en la memoria su inconfundible melodía, basada en una canción popular rusa llamada “Korobeiniki”. Ahora suma este relato de la final 2018 entre los hitos que ha marcado el “deporte” de los cuadrados y palitos.






Temas relacionados

Tetris   /   Videojuegos   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO