Sociedad

QUILMES

Electromagnetismo para todos y roscas electorales

Jueves 23 de octubre de 2014

  • Ministro Florencio Randazzo Foto: Min. Interior y Transporte

1 / 1

En la sociedad moderna vivimos constantemente rodeados de elemento que emiten electromagnetismo; los cables del servicio eléctrico domiciliario son un ejemplo. Sin embargo, nada de eso produce una cantidad suficiente como para dañarnos. Un estudio de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, presentado semanas atrás, especifica que la exposición a más de 0,3 microteslas en un período continuo de más de ocho horas genera las condiciones para que una persona tenga siete veces más posibilidades de contraer cáncer, según el análisis de la situación de vida de ciudadanos que habitan junto a centrales eléctricas.

A pesar de conocer esto, el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación junto al Municipio de Quilmes quiere construir una subestación eléctrica en medio del casco urbano de la ciudad. La excusa: la electrificación de la Línea Roca vía La Plata del ferrocarril. El edificio estará ubicado en un predio lindero a las vías entre las avenidas Amoedo y Triunvirato. Para el gobierno nacional y popular no está probado que el electromagnetismo “produzca ningún tipo de enfermedad”. Sin embargo, detrás de la elección de la zona elegida para la instalación de esta nueva central de energía hay acuerdos políticos, millones de pesos y la campaña de un presidenciable sumado a la búsqueda de la reelección de un barón del conurbano.

La nueva amenaza

No existe una razón técnica para ubicar una subestación en el área suburbana. Preocupados por esta situación una serie de vecinos de la zona comenzó meses atrás a reunirse para conocer los pormenores de la obra. Así participaron de tres reuniones con el intendente y funcionarios nacionales, y una de mayor relevancia donde fueron recibidos por Randazzo en el Ministerio.

Una parte de ellos cedió a las presiones de los funcionarios y firmó un acta acuerdo que permite al Gobierno avanzar en las obras. Basándose en el estudio de la UNLP reubicaron la subestación a por lo menos 200 metros de la primera vivienda. Según el trabajo científico, a esa distancia caen las ondas electromagnéticas. Sin embargo, el Ministerio se negó a medir previamente la cantidad de microteslas que ya se emiten en el lugar y tampoco presentó las proyecciones, donde acordaron que no emita más de 0,3.

Para Ernesto Salgado, integrante del Foro Regional en Defensa de Río de La Plata (organización que encabezó luchas históricas en la zona contra la Subestación Rigolleau en Berazategui o la Sobral en Ezpeleta) quién participó de las reuniones con los funcionarios nacionales, “Randazzo no tenía ni idea de qué estábamos hablando. Sus técnicos en las sucesivas reuniones no pudieron responder por qué era tan necesario instalarla en Quilmes y no se podía, por ejemplo instalar una en el Parque Pereyra Iraola, en las tierras que el ejército destruyó y están inutilizables o por qué en lugar de una, no se pueden hace varias subestaciones chiquitas, que no superen la cifra de 0,1 microtestas en distintos puntos, como Kilómetro 5, Hudson y Ringuelet o Tolosa. Así sería hasta más barato”.

El Foro estuvo entre las organizaciones que se negaron a firmar el acta acuerdo. “Nos trataron de boludos, nos decían que no nos podían explicar por qué la subestación tiene que ser construida en Quilmes porque es muy difícil para que nosotros lo entendamos”, contó molesto Salgado.

El gran problema para aquellos que se oponen es que además de la subestación, el tendido eléctrico que llegará desde La Sobral también emitirá constantemente electromagnetismo. Sobre esto no existe una proyección de qué cantidad emitirán y en el proyecto no se contemplan los métodos de protección para apaciguar la emanaciones. Los más afectados serían los vecinos de la avenida Centenario, quienes hasta el día de hoy permanecen ajenos a la discusión.

Las intenciones políticas

Florencio Randazzo entiende como punto clave para su campaña electoral, que lo tiene como uno de los precandidato presidenciales por el Frente Para la Victoria, la culminación de una serie de obras centradas en el servicio público de ferrocarriles. Entre ellas está la histórica promesa de la electrificación de la Línea Roca vía La Plata.

El 5 de febrero el ministro anunció al aire en Radio Nacional que quince días después se llamaría a licitación para comenzar con las obras de la electrificación (al día de hoy algunos obras todavía no fueron otorgadas). Pero para esto necesitaría aliados. El 18 de marzo emisarios de la cartera nacional junto al intendente Francisco “Barba” Gutiérrez y la Secretaria de Obras públicas local presentaron un proyecto de “Refuncionalización de la Estación de Trenes de Quilmes”. El multimillonario emprendimiento estaría financiado, según el propio jefe comunal, por un préstamo internacional solicitado por el Ministerio del Interior y Transporte, y además de los pormenores que significarían el proceso de electrificación, llevaría a Quilmes una mejora en todas las estaciones que tiene el distrito.

Esta faraónica obra incluiría la peatonalización de los sectores que se encuentran en los alrededores de la estación, la remodelación de las plazas, tanto al este como al oeste de las vías, la relocalización de las paradas de colectivos y la puesta en valor del edificio histórico de la estación, la construcción de un paso bajonivel peatonal y de un estacionamiento subterráneo de gerencia privada debajo de la plaza Guillermo Wheelwrigth.

El fuerte apoyo económico que quiere brindarle Randazzo a Gutiérrez se entiende desde dos puntos: el primero es que en medio de su campaña, Florencio busca aliados en el conurbano bonaerense y la conocida “poca” relación entre el “Barba” y Scioli (el otro candidato K con expectativas) hizo que el ex armador del PJ bonaerense se acerque. El segundo dato interesante son las relaciones que se tejen en otros ámbitos. En la Cámara Baja de la Legislatura Bonaerense, la esposa de Gutiérrez, Evangelina Ramírez, trabaja codo a codo con los diputados que responden al ministro. Asimismo, aunque parezca un dato menor, desde la semana pasada un camión fábrica de DNI está ubicado en la esquina de la Municipalidad de Quilmes. Allí el jefe comunal aprovechó a mandar un mensaje y criticó con dureza el funcionamiento de los Registros Civiles de la ciudad y agradeció el Ministro de Interior por su “preocupación”.

La relación es de interés mutuo. Randazzo obtiene con Gutiérrez el apoyo en uno de los distritos más poblados de la Provincia –aunque según la elección de 2013 “El Barba” sólo cosechó el apoyo del 22% de los votantes- y avanza en la finalización de obras para mostrar su “gestión” en transporte público. Por el otro lado el mandatario comunal consiguió quién haga el juego de tire y afloje con Scioli, y mediante eso obtiene millones de pesos en promesas de obras.






Temas relacionados

Contaminación   /   Florencio Randazzo   /   Quilmes   /   Sociedad   /   Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO