LAS ESCUELAS SE ABREN CON RECURSOS, NO CON DISCURSOS

¿Empiezan las clases en Chubut?

Arcioni, Fernández y sus ministros de Educación pretenden una vuelta a clases presenciales en las escuelas a como dé lugar. Mientras las escuelas continúan con graves problemas de infraestructura, se adeuda salario y no se garantiza un protocolo sanitario que esté a la altura de una pandemia que no cesa. A esto, miles respondemos "las escuelas se abren con recursos, no con discursos".

Martín Saez

Docente | Agrupación Marrón | Referente del PTS Chubut

Soledad Domínguez

Docente Trelew | Agrupación Marrón | PTS-FIT Unidad

Miércoles 17 de febrero | 23:33

Foto: elPatagonico. La escuela 738 de Comodoro Rivadavia, es tan solo uno de los cientos de ejemplos en Chubut.

Miles de familias trabajadoras en la provincia siguen la discusión sobre la vuelta a clases sin condiciones que impulsa el gobierno nacional del Frente de Todos y en la provincia el gobierno de Arcioni.

Los ministros de Educación Trotta (nacional) y Perata (provincial), como los voceros de esa política recorren medios, provincias y ciudades para demostrar que el 1° de marzo retorna la "normalidad educativa". Pero por otro lado, desde Jujuy a Tierra del Fuego, se levanta una voz, la de las y los trabajadores de la educación (que sostuvieron con su esfuerzo la educación de millones de estudiantes en medio de la pandemia) que dicen "las escuelas se abren con recursos, no con discursos".

Este planteo señala, sencillamente, que hace falta más que palabras verdaderos recursos. Y si de recursos hablamos, tanto el gobierno nacional como el provincial redujeron (si, redujeron) el presupuesto 2021 en salud y educación. Esto se realizó priorizando el pago de la deuda externa a los bancos, empresarios y terratenientes y no al pueblo trabajador.

Te puede interesar: CTERA debe convocar asambleas y plan de lucha nacional frente a una vuelta a clases sin condiciones seguras

La consigna, "las escuelas se abren con recursos, no con discursos" que se extiende de norte a sur, no es solo de las y los docentes, también del conjunto de la comunidad educativa como madres, padres, estudiantes, auxiliares, que deben pelear juntos contra este intento del gobierno de querer imponer una normalidad en la educación sin aumentar el presupuesto educativo, sin arreglar las escuelas y acondicionarlas para que cumplan las normas de salubridad e higiene, sin más trabajadores auxiliares y sin protocolos discutidos por las y los docentes junto a las comunidades educativas, entre otras medidas elementales.

Este 2021 en Chubut -el cuarto año desde que empezó la crisis económica y el gobierno decidió ajustar a las y los trabajadores provinciales, entre ellos a las y los docentes- el inicio o no de clases, gana los medios y es tomada por el gobernador y los ministros como una cruzada que intenta demonizar a las y los trabajadores de la educación que junto a los trabajadores provinciales reclaman por la deuda salarial, por los protocolos para trabajar en la pandemia, y por el estado de las escuelas, para que haya condiciones para ese inicio de clases que fogonean de palabra y con bolsillos vacíos.

Pero vemos ejemplos como la Escuela Nº 750 de Puerto Madryn que tiene graves problemas estructurales y, a pesar de que está siendo refaccionada, habrán sectores del edificio clausurados y vallados con todo el riesgo que esto implica. O la Escuela Nº 738 del Barrio San Cayetanto de Comodoro Rivadavia, que hace tiempo sufre afloramiento de aguas cloacales en el patio. Problemas de cloacas y calderas, riesgo eléctrico, ausencia de vidrios, papel, jabón y elementos de higiene a los que se suman la necesidad de ventilación y elementos de sanitización adecuados, planes de vacunación y testeos con un presupuesto 2021 que recorta en un 5% la Educación. ¿De qué normalidad hablan Perata y Trotta?

Así y todo, Arcioni y su gobierno han determinado que las y los docentes volvamos a las escuelas a como dé lugar. Ésta prepotencia de Arcioni, el escribano y testaferro de las multinacionales, no podemos permitirla.

La ATECh ha definido por reunión de sus consejos directivo y ejecutivo que las y los docentes hagan retención de servicios reclamando la deuda salarial, un protocolo para las y los trabajadores y las condiciones en las escuelas, mientras no impulsa decididamente asambleas para decidir. En la regional Este, a partir de mañana, se realizarán asambleas en las escuelas para llevar mandato y si éstas son posibles, es gracias a las y los docentes que se organizan para llevarles adelante. El recuerdo del crimen social de Sandra y Rubén en la provincia de Buenos Aires, es una herida que docentes, familias y estudiantes no podemos olvidar (y mucho menos, que se vuelva a repetir).

A esta decisión tomada desde arriba por la ATECh -prescindiendo de la consulta a las y los miles de docentes provinciales- también se suman las más de doce reuniones sostenidas con el gobierno (y otros siete sindicatos) a fin de consensuar un protocolo sin que de este debate participaran familias, docentes y estudiantes.

Es por eso que desde la agrupación Marrón, impulsada por el PTS e independientes en el FIT Unidad, proponemos debatir en las escuelas, docentes, padres y estudiantes seis medidas necesarias que el gobierno debe garantizar para el inicio de clases.

1. Espacios amplios y ventilados, el correcto funcionamiento de instalaciones de agua, gas y la presencia de elementos de higiene (jabón, alcohol, lavandina, etc.).

2. Dispositivos y conectividad gratuitos para docentes y estudiantes. Derecho a la desconexión.

3. Plan de vacunación progresivo voluntario, para la comunidad educativa.

4. Transporte escolar gratuito.

5. Asambleas por escuela de docentes, auxiliares, estudiantes y familias con vistas a formar Comités de control de Seguridad e Higiene. Estas asambleas serán para compartir información y tomar decisiones. Tienen que ser convocadas de forma urgente por las conducciones provinciales de ATECh, Sadop y todos los gremios docentes, para definir cuáles son las medidas necesarias para un retorno seguro. Los sindicatos, durante todo el 2020 mantuvieron cerrado el gremio, sin posibilidad de debatir frente a los ajustes a la educación: a esto le decimos basta.

6. Pago en tiempo y forma de los salarios. Pago de los meses adeudados así como de los aguinaldos. Fin del congelamiento salarial por 180 días y llamado a paritaria 2021.

Así también es urgente que la conducción de la ATECh (y de todos los sindicatos docentes) impulsen un plenario provincial de delegados de escuela con mandato, de afiliados y no afiliados, ampliando y profundizando lo que cientos de docentes impusieron con la lucha en el 2019. Para debatir y discutir cómo junto a la comunidad educativa imponemos nuestras demandas al gobierno de los ajustadores, entreguistas y saqueadores, Arcioni-Sastre.






Temas relacionados

Educación   /   Covid-19

Comentarios

DEJAR COMENTARIO