Géneros y Sexualidades

PAN Y ROSAS/MTS

En el Estado de México, llega la campaña #NiUnaMenos a la FES Acatlán

En víspera de cumplirse un año de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y en el marco del alarmante incremento del feminicidio en todo el país; el próximo jueves se presentará la campaña #NiUnaMenos en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM en el Estado de México.

Lunes 21 de septiembre de 2015 | 19:00

La reciente declaración de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en 11 municipios del Estado de México en voz del gobernador Eruviel Ávila, puso al descubierto una compleja operación política por parte del Estado mexicano. Mismo que ha sido señalado por diversos medios nacionales e internacionales por su tolerancia a la violencia machista, así como por su encubrimiento para con feminicidias, policías y funcionarios cómplices y corruptos.

Para discutir sobre cómo hacerle frente a esta brutal situación, este próximo jueves 24 de septiembre se llevará a cabo el foro “¿Alerta de Violencia de Género? De la violencia feminicida a la violencia de Estado”, en las instalaciones de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ubicada en el Estado de México.

Estado de México, bastión del feminicidio

El 57.67% de los casos de feminicidio cometidos en el Estado de México, la víctima no conocía al agresor o bien, se desconoce la identidad de los asesinos. Este dato refleja que las agresiones contra mujeres no se reducen al ámbito familiar sino que por el contrario, la violencia comunitaria y estructural tiene una alta incidencia en la entidad mexiquense.

En lo que respecta a los casos de feminicidios ocurridos de 2011 a 2014, casi el 40% de los feminicidios se encuentran impunes, lo cual es común para las autoridades ministeriales encargadas de “resolver” los casos de violencia contra las mujeres.
Cuando los agresores son pareja o cercanos a las víctimas, es común que las autoridades recurran al argumento machista de “crimen pasional o pasión violenta”, o bien buscan la conciliación entre las partes como medida para inhibir la continuidad de la denuncia. Todo esto al amparo de un nuevo sistema de justicia penal, que alienta y presiona a las mujeres a conciliar y tener que convivir con sus agresores.

Las mujeres el otro Ayotzinapa: #FueElEstado

El fenómeno del feminicidio es la última y más brutal expresión de la violencia contra las mujeres y tiene su auge en la década de los 90´s. Sin embargo en la actualidad, en promedio se registran siete feminicidios al día según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La mayoría de los homicidios dolosos contra mujeres se dan en condiciones de crueldad e inhumanidad, y constituyen el alarmante incremento de la violencia feminicida que cobra la vida de miles de mujeres en el país y particularmente en el Estado de México, desde 2010.

A diferencia de otros tipos de violencia interpersonal, la violencia contra las mujeres es de carácter estructural puesto que es parte de las normas socio-culturales que ordenan los roles entre los géneros. Por ello es incorrecto reconocerla solamente como “violencia doméstica”, ya que no se trata solamente de una violencia “individual” dentro del ámbito privado. Incluso dicho término invisibiliza el carácter estructural y el papel del Estado, en la continuidad de la violencia contra las mujeres y en una sociedad que reproduce y legitima institucional y culturalmente la opresión milenaria de las mujeres para mantenernos subordinadas y explotarnos en silencio.

El Estado responsable de los miles de casos de feminicidio es también responsable directo de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el pasado 26 de septiembre del 2014. En aquel entonces quedó en evidencia la crudeza y descomposición del régimen político mexicano, que hace uso de la desaparición forzada como una práctica recurrente para aniquilar el cuestionamiento social y político y que es realizada mediante la participación directa de las fuerzas armadas.

Levantemos un gran campaña para luchar por #NiUnaMenos

En ambos casos han sido las madres y familiares de las víctimas de feminicidios, al igual que las de los 43 normalistas desaparecidos, las que se han puesto al frente de la búsqueda de sus hijos e hijas. En su camino han denunciado el acoso de las autoridades por luchar, tanto contra los feminicidios como contra la desaparición forzada. Esta última práctica forma parte de la violencia del Estado, pues toda la impunidad hace que se reproduzca la violencia y es parte de la labor de “brindar seguridad”, pero que en los hechos se hace totalmente lo contrario.

Por ello la única perspectiva viable es no confiar en que la solución vendrá de las instituciones y partidos patronales. A diario los feminicidios, el engrosamiento de las redes de trata, los altos niveles de precarización laboral femenina y las muertes por aborto clandestino; diariamente van el doloroso aumento. Todo esto bajo la mirada cómplice del gobierno, las instituciones, la iglesia y los partidos políticos serviles a la patronal; por ello se hace muy necesario poner en pie un gran movimiento de mujeres en las calles y con independencia política.

Al mismo tiempo es necesario impulsar la conformación de Comisiones Investigadoras Independientes, integradas por familiares de las víctimas, activistas y defensores de derechos humanos, que den seguimiento a los casos y actúen por fuera del Estado feminicida.

Al calor de estas ideas es que desde la agrupación de mujeres Pan y Rosas, venimos impulsando una campaña militante para luchar por que no haya #NiUnaMenos en escuelas, los barrios y centros de trabajo. A esta perspectiva es que les invitamos a asistir este próximo jueves 24 de septiembre a las 14:00 hrs., en el salón A-918, en las instalaciones de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Este contará con la participación Irinea Buendía reconocida activista contra el feminicidio y madre de Mariana Lima Buendía víctima de feminicidio en manos de su esposo y agente judicial del Estado de México. También participarán Sergio Moissen dirigente del Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS) y académico de la UNAM y UACM; y Marisol Flores Núñez integrante de la agrupación de mujeres Pan y Rosas y egresada de la licenciatura en sociología de la FES Aragón.

La entrada será libre y no tendrá ningún costo






Temas relacionados

Juventud del MTS   /   #NiUnaMenos   /   Feminicidio   /   MTS   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO