Juventud

ATAQUES A LA EDUCACIÓN

En la EDPA regresamos a clases ¿En qué condiciones?

Después de varios meses de incertidumbre, tensión y más… resulta oficial el “regreso a clases” en la sede Cuauhtémoc de las UBBJ.

Martes 17 de noviembre de 2020 | 14:11

La UBBJ Sede Cuauhtémoc, antes EDPA “Escuela de Derecho Ponciano Arriaga”, se mantuvo en paro desde el 17 de febrero hasta el 25 de Julio del año 2020. Este surgió para exigir la certeza y mejores condiciones de estudio, por la reinstalación de personal docente y administrativo despedidos injustificadamente, así como la participación en la toma de decisiones de estudiantes, trabajadores y profesores, de igual manera se exigió la destitución y rendición de cuentas de Veronica Castro Flores, entre otras demandas.

Después de esta lucha por la defensa de la educación, se notifica el “regreso a clases”, pero… ¿Bajo qué condiciones es este regreso a clases?

Aquí algunos puntos importantes de análisis en el retorno de actividades:

1. "Renovación" TOTAL de la plantilla de docentes: Despidos

Dentro de esta lucha, no solo estaba el alumnado, también hubo solidaridad del cuerpo docente al paro y al mismo tiempo, denunciaron las condiciones precarias en las que laboraban, la falta de cosas tan “básicas” como un contrato de trabajo. Al parecer por querer mejores condiciones para su alumnado y para ellos mismo, las autoridades tomaron la decisión de “renovar” TODA la plantilla docente, es decir, los despidieron a TODOS y aunque aún no han sido notificado de este despido, llevan meses sin ni siquiera buscarles para brindarles información alguna y el ciclo escolar comenzó sin ellos.

Cabe preguntarse en qué condiciones fueron contratados los profesores para este ciclo, si es que de hecho cuentan con un contrato y son reconocidos por la escuela y el gobierno como trabajadores. Lo que sí queda claro es que a ellos tampoco les darán marco para organizarse, por lo que es necesario que estudiantes y maestros volvamos a forjar la unidad entre ambos sectores.

2. Modificaciones a los horarios de clase, se elimina el turno intermedio y se imponen dos horarios modificados.

Antes:
7:00 - 11:00 Matutino
11:00 - 15:00 Intermedio
17:00 - 21:00 Nocturno

Ahora:
7:00 - 15:30 Matutino
13:30 - 20:00 Nocturno

Esta modificación impuesta de horarios, ha contraído una serie de problemáticas, pues los alumnos ya teníamos nuestras actividades acopladas a los horarios anteriores, además de que al reducir los horarios, se reducen también la cantidad de los grupos y ahora cada uno es de alrededor de 60 estudiantes. Siendo a penas el segundo día de clases, maestros ya han denunciado que tienen diferentes clases en el mismo horario y hasta el momento sabemos de la renuncia de dos.

Tras la crisis económica causada por la pandemia del COVID-19, muchos estudiantes han tenido que abandonar sus estudios, para poder trabajar y así sostener sus gastos. Con estos nuevos horarios impuestos, se hace aún más complicado poder llevar una vida en donde podamos laborar y estudiar al mismo tiempo.

«Es lamentable que un proyecto pensado para las personas que no podían acceder al nivel superior por las condiciones de precariedad, estas mismas tengan que enfrentarse a la terrible decisión de continuar sus estudios o seguir laborando, cuando en el caso de muchos de no trabajar no podemos costear el “derecho” a estudiar.»

Este es un nuevo ataque del gobierno y la UBBJ Sede Cuauhtémoc a la educación pública y gratuita.

3. Se eliminan las condiciones selectivas por parte de las "autoridades" de la sede para acceder a las becas del programa "Jóvenes escribiendo el futuro" y ahora serán otorgadas a la totalidad de la matrícula de estudiantes (como debía ser desde el inicio).

Como derecho por pertenecer a una de las “Universidades del Bienestar Benito Juárez García” (UBBJ), todos y todas las estudiantes debíamos contar con una beca para así sustentar los estudios, pero esta no era otorgada a todo el alumnado matriculado. Esta fue una de las principales demandas de las asambleas y el paro realizado el ciclo anterior, y una de las que le arrancamos con la lucha a la coordinación de la UBBJ, pues ahora ya será otorgada a todos.

Sin embargo esta se podrá mantener siempre y cuando se acuda por lo menos a un 85% a clases y mantenga un buen perfil académico. Por lo que la imposición de los nuevos horarios sin considerar que un amplio sector de la EDPA además de estudiar trabaja pues la beca no le es suficiente, seguramente dejará a muchos sin el derecho real a este apoyo económico. Esta tendría que ser universal y obligatoria para todo el estudiantado sin importar sus calificaciones.

4. Se destituye a la antigua coordinadora y se nombra nuevo coordinador académico.

Una de las demandas establecidas por los estudiantes, era que se destituyera a la coordinadora académica Veronica Castro Flores y esto si fue llevado a cabo, lo que no se sabe es si hubo rendición de cuentas ante las autoridades correspondientes por los enormes desvíos de dinero y actos de corrupción. En su lugar pusieron a Raúl Marroquín como nuevo coordinador académico.

Mas la corrupción y falta de transparencia es un problema del conjunto del proyecto de las UBBJ, ya que Raquel Sosa, no ha aclarado la cantidad de escuelas en funcionamiento ni tan siquiera las que ya están construidas. Que pongan a uno u otro funcionario a la cabeza de nuestra escuela no resuelve el problema, es necesario que seamos estudiantes profesores y trabajadores quienes decidamos de manera democrática cómo distribuir el presupuesto.

5. Las autoridades académicas siguen sin poder proporcionar a las y los alumnos documentación oficial como: certificados parciales de estudios, constancia de estudios, cartas de pasantía o tiras de materias.

Es cuestionable que, a pesar de las exigencias por parte del alumnado a las autoridades, estas sigan si otorgar los documentos oficiales tan indispensables como certificados parciales de estudios, constancias, cartas de pasantía o tira de materias, pues el alumnado de alguna manera debe validar de forma certificada y verídica sus estudios. Esto implica además que no se pueden iniciar trámites para comenzar a librar prácticas comunitarias y equivalentes al servicio social.

6. No se ha proporcionado seguro médico facultativo para la comunidad universitaria.

El seguro facultativo fue también una demanda del pliego petitorio votado por cientos de estudiantes antes del paro, en medio de una crisis sanitaria de nivel mundial, que en México se ha llevado la vida de ya casi 100 mil personas y en donde hemos rebasado ya el millón de contagios, es gravísimo que una institución educativa del gobierno sea incapaz de garantizar la salud de su comunidad, siendo que el propio Morena, impulsor de las UBBJ dice que “ha garantizado la salud para todos y todas”.

7. No se cuenta con un calendario oficial de actividades, con los planes de estudio de las materias en los diferentes semestres ni se tiene claridad sobre los métodos y porcentajes de evaluación para cada materia.

Es decir, los profesores tendrán que improvisar el contenido de sus clases sin saber cuál será la extensión del ciclo lo que les impide planificar con antelación lo que impartirán, ni tan siquiera saben cuándo tendrán vacaciones, lo cual es una total violación a sus derechos laborales.

8. A los compañeros de la generación egresada en diciembre del 2019, no se les ha comunicado nada para los trámites tendientes a su titulación.
Esta situación es común en otras sedes de las UBBJ y mientras no haya certeza para la titulación de los ya egresados que cumplieron con habiendo terminado todos sus créditos no tienen certificado de titulación ni son reconocidos como licenciados y por ende no pueden ejercer como abogados, tampoco hay certeza para las generaciones próximas a titularse.

Esta es completamente contrario a la promesa del gobierno de la Cuarta Transformación que prometió que con este proyecto garantizaría la educación para aquellos sectores a los que este derecho nos ha sido negado históricamente, pues a pesar de dedicar cuatro años a estudiar no tenemos ninguna garantía de que esto será reconocido ante la ley.






Temas relacionados

Educación   /   Escuela de Derecho Ponciano Arriaga   /   Trabajadores de la educación   /   Precarización laboral   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO