Política México

JALISCO

Enrique Alfaro somete a ratificación su mandato

El próximo 27 de agosto, Enrique Alfaro y otros mandatarios de Movimiento Ciudadano (MC) someterán a ratificación su mandato como presidentes municipales en el estado de Jalisco.

Miércoles 23 de agosto de 2017 | 21:03

Este 27 de agosto presidentes municipales de Movimiento Ciudadano someterán sus mandatos a ratificación, será por medio de un proceso de consulta en donde la población saldrá a votar.

Esta herramienta es presentada como un “nuevo mecanismo que busca establecer condiciones democráticas para que la ciudadanía decida cada dos años si quiere mantener a sus representantes”, según dijo Enrique Alfaro, presidente municipal de Guadalajara, quien se muestra confiado de ser ratificado el próximo domingo.

Serán 165 mil boletas en 275 puntos de la ciudad de Guadalajara que representan el 50% de los votantes que le dieron el triunfo a Alfaro en 2015, en dichas boletas se preguntará a la gente si ratifican el gobierno de Enrique Alfaro. La gente podrá contestar sí, o no, según lo decidan.

Alfaro mencionó que de ser negativa la respuesta renunciaría a su cargo, por lo que entregó una solicitud de licencia definitiva para que sea resguardada y entre en vigor en caso de que la consulta arroje un no.

El mecanismo de ratificación de mandato puede ser una medida, vista por amplios sectores de la población como democrática y progresiva respecto a los mecanismos tradicionales del conjunto del régimen mexicano.

Pero es necesario entender ¿a qué responde que personajes como Alfaro, utilicen este tipo de recursos? Sobre todo respecto a otros actores de la casta política que muy difícilmente podrían someterse la ratificación de mandato.

En las elecciones intermedias de 2015 aparecieron los llamados candidatos independientes que aprovechando las ventajas de la reforma electoral y capitalizaron el profundo desprestigio de los partidos tradicionales, producto de la aplicación de las reformas antipopulares del Pacto por México y de la masacre de Iguala.

Los independientes ganaron puestos de representación popular; el caso más emblemático es el de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, empresario y ex militante del PRI, quien ganó la alcaldía de la ciudad de Monterrey mediante esta figura. También es conocido el caso de Pedro Kumamoto, quien ganó una diputación local en el Congreso de Jalisco, como expresión progresiva del descontento.

Las diversas variantes políticas utilizan los recursos democráticos disponibles para mostrarse como “progresistas” ante la corrupción y el descaro de los gobiernos salientes que provienen de las filas de los partidos del régimen y que roban y reprimen con impunidad. Es por eso que se postulan por medio de candidaturas independientes, se reducen el salario, proponen la reducción de presupuesto para los partidos políticos y en este caso someten su cargo a ratificación.

Sin embargo, la política de “ratificación de mandato” tiene fuertes límites en el camino de los políticos de “democratizar” los mecanismos de gobierno. Su límite se encuentra cuando los intereses de los políticos que lo representan se ven amenazados. Por ello, la discusión pasa entonces al plano no de qué tantas medidas democráticas pueden proponer, sino al servicio de quién están.

Como el mismo Alfaro ha declarado, su objetivo es construir un gobierno ciudadano que reforme el régimen. En otras palabras, él y los que se organizan en MC buscan reformar las condiciones actuales. Pero, como señalamos en otra nota, las instituciones “democráticas” están al servicio de la clase dominante y las trasnacionales, y ello no cambiará poniendo “políticos honestos y austeros”, que no cuestionan los intereses de los verdaderos dueños de México.

Alfaro se prepara para ser una opción de recambio de los empresarios y la casta política que buscan mantener en condiciones de miseria a los millones de trabajadores asalariados y sus familias, para seguir enriqueciéndose a costa de nuestro trabajo, atacando nuestras condiciones de vida.

Alfaro y los candidatos de MC son representantes de la clase empresarial que se muestran “progresivos” ante el cuestionamiento de las grandes mayorías ante los políticos que también los representan, pero que han robado descaradamente durante décadas.

Los y las trabajadoras, la juventud, las mujeres y las grandes mayorías populares, necesitamos verdaderos representantes de nuestra clase que defiendan nuestras conquistas, que luchen por establecer un aumento salarial de emergencia que sea igual al costo de la canasta básica, que sean rotativos y revocables, y que cobren lo mismo que una maestra.






Temas relacionados

Enrique Alfaro   /   Política México   /   Candidatos independientes   /   Jalisco

Comentarios

DEJAR COMENTARIO