Internacional

DECLARACIÓN DEL NPA - FRANCIA

Macron es responsable por la caza de brujas contra musulmanes e "islamoizquierdistas"

Poco después de una semana del asesinato del profesor Samuel Paty, cada día es sinónimo de nuevos ataques contra lxs musulmanxs o aquellos identificados como tal, y también a una serie de militantes. Publicamos el comunicado del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) de Francia: "Se abre la caza a los musulmanes y a los “islamo-izquierdistas”, el gobierno es responsable de ello".

NPA

Francia

Miércoles 28 de octubre | 13:30

Comunicado publicado inicialmente en francés en la web del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) con el título "Se abre la caza a los musulmanes y a los “islamo-izquierdistas”, el gobierno es responsable de ello"

Desde el horrible asesinato de Samuel Paty, no pasa un día sin noticias de nuevos ataques violentos, simbólicos o físicos, contra individuos, colectivos o lugares de culto musulmanes: Daños a mezquitas (en Montélimar, Burdeos, Béziers…), agresiones armadas de carácter racista a mujeres con velo cerca de la Torre Eiffel, peticiones de ejecutar a militantes de diversas organizaciones musulmanas (o que identifican como tales), etc.

Te puede interesar: Anasse Kazib, ferroviario francés y militante del NPA, amenazado de muerte por la extrema derecha

Estos últimos días, en diferentes grados, diversas organizaciones, figuras públicas y militantes de izquierda también han sido el blanco: pintadas de “colaboracionistas” en sedes del Partido Comunista Francés, campañas violentas contra diputadxs de la Francia Insumisa, mensajes de odio a periodistas como Rokhaya Diallo o Edwy Plenel, amenazas de muerte a militantes políticos y sindicales (como por ejemplo a dos compañeros del NPA, Julien Salingue y Anasse Kazib, amenazados públicamente), etc.

El gobierno tiene una gran responsabilidad en esta explosión de violencia y odio racista. Desde Gérald Darmanin (ministro del Interior) exponiendo a millones de musulmanes al establecer una continuidad entre los estantes de comida halal y el” separatismo” a Jean-Michel Blanquer (ministro de Educación Nacional) hablando de “islamo-izquierdistas” que habrían “gangrenado” las universidades con “una visión del mundo que converge con los intereses islamistas”, las compuertas del odio se han abierto.

Las tesis de la extrema derecha son legitimadas de esta forma, y no debe sorprendernos que cada vez más individuos se sientan autorizados a injuriar y amenazar públicamente, viendo lo que ocurre. Los musulmanes, son de lejos los más afectados y las autoridades, en vez de condenar estas agresiones, prefieren atacar al Colectivo contra la islamofobia en Francia (CCIF) cuyo rol es precisamente ayudar a las víctimas de esta violencia.

El NPA condena fervientemente el conjunto de agresiones y amenazas racistas, expresando su solidaridad hacia todos aquellos y aquellas que son víctimas y alertando de los riesgos de esta situación. Lamentamos en este caso la inactividad de ciertas organizaciones de izquierda a lo largo de estos últimos diez días, que no parecen comprender la realidad de estas violencias que son claramente visibles. Pero no es demasiado tarde: frente a esta explosión de odio, una respuesta unitaria, tanto de organizaciones sindicales y políticas, como de asociaciones antirracistas y colectivos musulmanes, es actualmente esencial combatir la islamofobia, venga de donde venga, ya sea desde los aparatos estatales o desde la extrema derecha más rancia.

Montreuil, a 26 de octubre de 2020.

Traducción: Roberto Bordón






Temas relacionados

Anasse Kazib   /   Islamofobia   /   NPA   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO