Internacional

PERÚ

Gobierno peruano con la brújula hacia Norteamérica

Perú declara persona no grata al embajador de Corea del Norte.

Martes 12 de septiembre

La Cancillería del Perú informó que representante en Lima del Gobierno de Kim Jong-un, Kim Hak-Chol, tiene 5 días para abandonar el país por ser declarado persona no grata. El canciller Ricardo Luna ya había expulsado, el mes pasado, al embajador de Venezuela siguiendo siempre las disposiciones dictadas por los Estados Unidos.

En febrero la Casa Blanca informó que Donald Trump y Pedro Pablo Kuczynski discutieron "asuntos bilaterales y regionales” y "los dos líderes reafirmaron su fuerte compromiso en la relación bilateral entre Estados Unidos y Perú". Con la cabeza gacha, PPK -el primer mandatario latinoamericano en ser recibido por el presidente estadounidense desde que asumió- otorga más evidencias de su subordinación y su mirada hacia el norte.

Ayer, el Consejo Nacional de la ONU aprobó por unanimidad una resolución, redactada por el imperialismo, que impone nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte por las pruebas nucleares y balísticas que viene realizando desde el 2006. Sanciones que implican la prohibición del suministro de condensados de gas al país asiático, así como restricciones a la importación de productos refinados y la contratación de trabajadores norcoreanos en el extranjero. Una prueba más de la intención de las grandes burguesías para que la crisis la paguen los trabajadores, a los que, parafraseando a Lenin, según la ocasión le sacan el overol y le ponen el uniforme. Empujan a la clase trabajadora con tentaciones económicas a que pongan sus cuerpos en guerras organizadas por ellos para salvarse de las crisis que ellos mismos gestan librando la sociedad entera al yugo de un mercado insaciable.

Por su parte, “la administración Trump lleva acumulados siete meses, una ristra de fracasos, apenas contadísimos “éxitos” y un telón de fondo ajado por la crisis política. El fiasco de la derogación del Obamacare debe señalarse entre los traspiés más resonantes. Era la piedra basal del “billón” de dólares en obras públicas que dispararía el crecimiento del PBI norteamericano desde el mediocre 2% promedio actual hasta un chispeante 4 %. La táctica Kissinger invertida (aliarse a Rusia para aislar a China) acabó en el “Rusiagate”, mientras la amenaza de un incidente nuclear con Corea del Norte, expone a una administración Trump tan exaltada como necesitada de colaboración asiática”, explica Paula Bach en Ideas de Izquierda.

A diez años de iniciada la Gran Recesión, poco queda del triunfalismo sobre la globalización, de la inyección de capitales que ingresaron en Perú al comienzo de la crisis mundial sólo quedan despidos, precarización y represión, con un 45% de la población con las necesidades básicas insatisfechas.

La clase política resuelve en escritorios y con papeles diplomáticos, mientras extraen expertos en tecnología para producir sus misiles, y los oficiales y soldados que los manejen.






Temas relacionados

PPK   /   Corea del Norte   /   Donald Trump   /   Perú   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO