Política México

MILITARIZACIÓN

Hipocresía del PAN ante militarización gana impotente amparo

Es una burla total que el partido que dio bandera verde para planes dictados por el imperialismo yanki como “la guerra contra el narco”, Rápidos y Furiosos o la militarización de la frontera sur, pretenda ahora presentarse como el defensor de los derechos humanos.

Jueves 25 de junio | 17:36

En dicho amparo Paz Alonso y otros panistas solicitan que durante el trámite del juicio se suspenda el decreto presidencial del 11 de mayo y que las FFAA funcionen únicamente de “manera subordinada y complementaria a las autoridades civiles”, pues denuncian que en el documento del 11 de mayo, el presidente decreta que funcionarán de manera coordinada.

Te puede interesar:Claves del decreto de AMLO sobre las Fuerzas Armadas y la militarización del país

A pesar de que dicho amparo fue admitido por la jueza Novena de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Dinorah Hernández Jiménez, el mismo no procederá pues, según la jueza, el funcionamiento subordinado y complementario está contemplado en el decreto impugnado.

El amparo fue ingresado por Raúl Paz Alonso, senador en el Congreso de Yucatán por parte del PAN y fue presidente del Comité Directivo Estatal de este partido en el estado peninsular, hasta el 2018. Curiosamente, en este periodo, su partido nunca tuvo problemas con aplicar las políticas de militarización de los gobiernos anteriores, incluso fue el PAN el que inauguró la supuesta guerra contra el narco.

Desde que salió a la luz el decreto en cuestión, el PAN había llamado ya a realizar un frente contra la militarización de AMLO, pues criticaba que la Guardia Nacional funcione con un mando militar y que además los militares fueran a cumplir tareas de seguridad civil. Pero como decimos aquí, la intención del PAN es “aprovechar la controversia que ha generado el decreto presidencial para montarse sobre él y aparecer como la única fracción que lucha en contra de las tendencias "dictatoriales" del ejecutivo”.

Es una burla total que el partido que dio bandera verde para planes dictados por el imperialismo yanki como “la guerra contra el narco”, Rápidos y Furiosos o la militarización de la frontera sur, pretenda ahora presentarse como el defensor de los derechos humanos.

Naturalmente su cuestionamiento a la Guardia Nacional y al decreto presidencial del 11 de mayo es completamente insuficiente. El hecho de que la Sedena, la Marina y la GN cumplan funciones de seguridad pública es un fuerte agravante, pero el problema de fondo es el propio despliegue de las Fuerzas Armadas a lo largo del territorio, esta es una política que como mencionamos, impulsaron en un inicio los gobiernos del PAN y el PRI, pero ahora se profundizan con el gobierno de la 4T bajo un discurso que presetna al Ejército mexicano como "revolucionario".

Te puede interesar: Para no olvidar: Feminicidios y militarización

Un verdadero frente que luche contra la militarización del país y que logre no sólo la suspensión definitiva del decreto del 11 de mayo, si no la disolución de todos los cuerpos armados -desde la policía hasta la GN-, sólo puede emanar del pueblo pobre y trabajador con total independencia de los partidos del régimen.






Temas relacionados

Guardia Nacional   /   "Guerra contra el narco"   /   Política México   /   Militarización

Comentarios

DEJAR COMENTARIO