Política México

ACTUALIDAD

La Gaviota del escándalo y los halcones de la reforma energética

Angélica Rivera, primera dama, lo hizo de nuevo. No puede resistirse a las viviendas de lujo. Se hizo público que Ricardo Pierdant, un empresario amigo, le financió el predial por un año.

Bárbara Funes

México D.F | @BrbaraFunes3

Viernes 12 de agosto de 2016

El departamento que Angélica Rivera posee en la urbanización Ocean Club en la isla Key Biscayne de Miami es el número 304. Tiene un plus. El empresario Pierdant pagó el nada económico predial por un año, según documentos públicos y otros que obtuvo Univisión.

Sobre ese pago no debe rendir declaración patrimonial, aunque en cuando lo realizó, en 2014, enfrentaba serias dificultades económicas ya que adeudaba los impuestos de un departamento de su propiedad y aun no pagaba un segundo departamento.

¿Cómo pudo entonces abonar 29,703 dólares del predial del “depa” de la pareja presidencial el 3 de marzo de 2014? Un caso para quien escriba un thriller fiscal.

Canceló su propia deuda, del año 2011, recién el 31 de julio de 2014. Fueron 30,757 dólares, según el documento “Delinquent Tax Certificate”, emitido por el condado de Miami-Dade.

A su vez, los impuestos de 2014 y 2015 -41,465 y 44,511 dólares respectivamente- llevan la misma etiqueta por haberlos pagado fuera de plazo.

Estos nuevos elementos se suman al hecho de que Pierdant, propietario del departamento número 404, se lo cedió “gentilmente” a la primera dama de México. Porque al matrimonio presidencial, acostumbrado a viajar con gran séquito, no pueden albergar a todos en su propiedad de Miami.

El capitalismo los cría y ellos, como muéganos

Según la investigación de Univision, las fechas de compra y escrituración del departamento coinciden con un viaje a Miami de Peña Nieto, supuesto condiscípulo de Pierdant. El presidente estuvo entre el 7 y el 10 de diciembre de 2014 en la capital de Florida, y luego del 22 al 26 de enero del mismo año, misma ciudad.

Ricardo Pierdant adquirió, a través de su empresa Biscayne Ocean Holdings, la unidad 404 del 799 Crandon Blvd, un apartamento ubicado en el piso de arriba del de Angélica Rivera. Pagó de contado 2,050,000 dólares.

¿Quién se benefició de este derroche de generosidad? De acuerdo con la prensa nacional, Aurora Pierdant, hermana de Ricardo, quien fue funcionaria pública en la Gerencia de Contratos de Pemex Exploración y Producción (PEP). Fue despedida de su cargo en 2011 por negligencia, tras la sanción a Sergio Guaso Montoya, subdirector de Nuevos Modelos de Ejecución de esa unidad, y a sus subordinados.

Guaso Montoya y Pierdant habían intentado adjudicar a Energy Minatenance Services la operación del sistema 4, que transporta el crudo que se extrae de la Sonda de Campeche. El negocio no les salió.

Aurora Pierdant pronto se recuperó de la decepción y como directora general de Wise Business Development, una constructora creada en 2012, se dedicó a hacer lobby mientras se trataba la reforma energética en el Congreso, para ser beneficiada con mayor injerencia en los contratos de renta y producción compartida.

Corrupción y capitalismo, un dueto inseparable

Este escándalo revela de nueva cuenta los estrechos lazos entre los funcionarios de gobierno y el empresariado, que se enriquecen a costa de expoliar las riquezas del país y ahogar en la superexplotación al pueblo trabajador.

Fue corto el momento de la puesta en escena del Sistema Nacional Anticorrupción y el hipócrita pedido de disculpas de Peña Nieto por la casa blanca que le otorgó el Grupo Higa, otra empresa beneficiada por contratos millonarios.

No se trata de honestidad. No se trata de presentar la declaración patrimonial y fiscal, ya que en sí mismas no prueban nada.

El único camino para terminar con el flagelo de la corrupción -una sentida demanda para millones de personas- es liquidar los privilegios de la “casta” política. ¿Por qué los funcionarios de los partidos con registro, como el PRI, el PAN, el PRD, Nueva Alianza, el Partido Verde Ecologista deben tener sueldos millonarios? ¡Que todo funcionario gane como una maestra!

Esa fue una de las principales propuestas que Sergio Moissen y Sulem Estrada, maestros y ex candidatos por la plataforma Anticapitalista a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México que dieron a conocer a millones de personas.

Por esa osadía, el Instituto Nacional Electoral pretende imponerles una multa punitiva. Qué descaro. No callarán a la izquierda anticapitalista. Para terminar con la corrupción, todo funcionario debe ganar como una maestra.






Temas relacionados

Política México   /   Corrupción y enriquecimiento   /   Angélica Rivera   /   Enrique Peña Nieto   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO