Política México

ACCESO A LA EDUCACIÓN SUPERIOR

La UNAM aplaza su convocatoria 2020: la Universidad en tiempos de pandemia

En tiempos de pandemia, la UNAM informó que pospondrá la publicación de su convocatoria de Junio 2020 hasta que se restablezcan las actividades administrativas en esa casa de estudios.

Jueves 16 de abril

Como una medida impuesta por la realidad, que muestra un botón del momento que vivimos, a través de un comunicado en su página de internet que posteriormente compartió por sus redes sociales, la Universidad Nacional Autónoma de México anunció que se pospone la publicación de su convocatoria 2020-2021 en el marco de la pandemia producto del Covid-19.

Lo anterior aplica tanto para los interesados en ingresar presentando el examen de admisión como para aquellos estudiantes de las 9 escuelas preparatorias y los 4 CCH que tienen la opción de ingresar por pase reglamentario.

Según el comunicado de la Universidad Nacional, será hasta que se reanuden las actividades administrativas y el ajuste en los calendarios académicos cuando se establecerán las nuevas fechas y los tiempos para la convocatoria, exhortando a estar atentos sobre futuras comunicaciones que al respecto emita por sus canales institucionales. De momento, sólo la UNAM ha anunciado medidas de este tipo, pero es de esperarse que otras universidades de la Ciudad de México y el resto del país tomen medidas similares.

Recordemos que desde hace exactamente un mes, la Universidad Nacional y muchas otras escuelas y universidades, decidieron cerrar sus puertas en el marco de la crisis sanitaria y de las políticas de confinamiento que se impulsan desde el gobierno federal y el gobierno de las entidades en donde la UNAM tiene planteles. Frente a este escenario, ofrecemos algunas reflexiones sobre el papel de la Universidad en los tiempos que corren.

¿Qué debe hacer la UNAM ante la pandemia?

Si la UNAM cierra sus actividades educativas y administrativas, que se abra para estar al servicio de los sectores afectados por la pandemia.
Pensemos, por ejemplo, qué pasaría si todo el conocimiento, la inventiva, el ingenio y la capacidad de sus estudiantes y profesores se orientaran a pensar y accionar a favor de las necesidades sociales. ¿Por qué no adaptar las instalaciones de la UNAM para atender los casos de coronavirus? ¿Por qué no utilizar todas las herramientas tecnológicas, los laboratorios y la infraestructura universitaria para fabricar insumos médicos, realizar testeos masivos o diseñar nuevas alternativas ante la escasez de respiradores? ¿Por qué no acondicionar las instalaciones para incrementar la capacidad hospitalaria?

En nuestra opinión, las salidas que nos confinan en nuestras casas, como espectadores pasivos no sólo alejados físicamente, sino aislados en lo social, son una gran trampa para elefantes en la que no podemos caer. Por el contrario creemos que la comunidad universitaria debería ponerse al frente de pensar colectivamente cómo hacer efectiva la idea de una universidad al servicio del pueblo pobre y los trabajadores que, en última instancia, son a quienes debemos la gratuidad de nuestra educación.






Temas relacionados

Covid-19   /   Política México   /   UNAM   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO