Economía

NEGOCIACIONES DE “LIBRE” COMERCIO

La perspectiva del fin del TLCAN hunde al peso frente al dólar

Los vaivenes del peso frente al dólar tienden a la depreciación de la moneda mexicana ante las presiones de Trump y su equipo renegociador del TLCAN.

Martes 17 de octubre de 2017 | 11:44

1 / 1

Las recientes declaraciones de las que se hacen mucho eco la prensa y algunos intelectuales acerca de que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) se acabe, ha provocado que el tipo de cambio registre una racha a la baja, la más extensa desde mayo de 2012, y ubicándose en un nivel de 18.94 unidades, según datos del Banco de México.

Se prevé que el peso siga una trayectoria a la baja producto de las negociaciones que se llevan adelante, en medio de los mediáticos amagos de Donald Trump, quien los hace como una manera de presionar para imponer las propuestas de su equipo de negociadores. Así lo señalan analistas de la prensa burguesa como Erik Nelson: “Si el lapso de las negociaciones sobre el TLCAN se extiende, esa incertidumbre podría significar una mayor turbulencia sobre la moneda mexicana”.

El especialista añadió que, estadísticamente, el peso tiene un sesgo depreciativo durante las campañas presidenciales, lo que podría enviar al dólar a un nivel de 19.25 en los próximos 6 meses, por lo que regresa el fantasma de los 20 pesos por dolar.

Por otro lado, el subdirector del Fondo Monetario Internacional para el hemisferio occidental, Robert Rennhack, también señaló que los activos en pesos sufrirían una caída si el TLCAN se cancelara.

“Hemos visto en las últimas dos semanas que el peso se ha depreciado significativamente ante una mayor incertidumbre sobre el resultado del TLCAN”, dijo. “Un efecto de esta incertidumbre podría ser sobre el precio de los activos en México, que podrían impactar a la economía al afectar la confianza”, señaló.

Esta fatalidad que enfrenta la moneda mexicana se debe a la altísima dependencia que tiene nuestra economía de la inyección de capital extranjero, la incertidumbre de la que hablan, hace que la inversión extranjera directa se reduzca, lo que encarece la moneda estadounidense disponible en nuestro país, para pagar importaciones y deuda.

De esta manera las trasnacionales yanquis y su gobierno inciden sobre nuestra economía y obligan al gobierno mexicano, ya de por si favorable a sus intereses, a aceptar una mayor presión de las ventajas que le daría un TLCAN más ajustado a sus exigencias. Dada la dependencia del comercio exterior, las masas mexicanas, fundamentalmente, los trabajadores y el pueblo pobre, resentirán los efectos de un dólar más caro en diversos artículos de consumo.

De esta forma, las previsiones de los analistas sobre el tipo de cambio muestran mayores desviaciones a la baja para 2018 frente a las de 2017. A principios de este año, antes de la toma de posesión de Trump, el rango para 2018 iba desde 16 hasta 28 pesos por dólar, ahora todo apunta a que el precio del dólar tiene un piso más alto y el techo no puede descartarse que aumente.






Temas relacionados

depreciacón   /   TLCAN   /   Peso mexicano   /   Donald Trump   /   Comercio exterior   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO