Política México

MEGAPROYECTOS

La resistencia de Wirikuta contra el extractivismo en México

Los huicholes, cultura indígena milenaria de México, son un ejemplo de resistencia contra los planes de las mineras canadienses en México.

Lunes 24 de abril de 2017 | 12:56

Este 13 de febrero del 2017 una ceremonia inusual tuvo lugar en Real de Catorce. Con la presencia de la pastoral de Matehuala, además del concejo indígena de Wirikuta, se realizó una misa en defensa de los recursos naturales. Los wirras venían de Zacatecas, Jalisco, Nayarit al cerro del Quemado de San Luis “territorio sagrado”. Y es que desde 2009 los miles de indígenas huicholes se han organizado para enfrentar los planes extractivistas del gobierno de México.

Desde 2009 los pueblos wirrarikas enfrentan al gobierno de México. El gobierno de Felipe Calderón otorgó 78 concesiones a mineras de Canadá de explotar territorio sagrado de Wirikuta en San Luis Potosí. La firma a quien se otorgó el territorio es la First Majestic Silver. Esto es un aproximado del 70% del territorio sagrado de los pueblos Wirras. Es un aproximado de 140 mil 211 hectáreas, aunque no se trata de un conflicto de tierras: es un ligar sagrado para el pueblo huichol.

Para el Frente en Defensa de Wirikuta el territorio en disputa “es uno de los sitios sagrados naturales más importantes del pueblo indígena Wixarika (huichol), y del mundo. El pueblo Wixarika (huichol) habita en Jalisco, Nayarit y Durango, y es reconocido por haber conservado su identidad espiritual y continuar practicando su tradición cultural y religiosa desde hace más de miles de años. En Wirikuta se originó la Creación, y es el territorio a donde peregrinan las distintas comunidades del pueblo Wixarika, recreando el recorrido que hicieron sus antepasados espirituales. Allí se teje y se sostiene la esencia de la vida del planeta. En este desierto brota el peyote o jícuri, cactus que los wixaritari (huicholes) ingieren ritualmente para recibir el “don de ver”.”

La First Majestic Silver es de origen canadiense. Genera 245,5 millones de dólares de ganancia al año, según su página de internet. Tiene concesiones mineras en Chihuahua, Durango, Zacatecas, Jalisco. El gobierno mexicano la considera una empresa responsable.

Para el concejo de los miembros de Wirikuta de imponerse las mineras: “Perderíamos toda nuestra cosmogonía, es ahí donde hacemos nuestras prácticas tradicionales, ahí se funda la esencia de nuestra vida y nuestras raíces culturales; y que el Estado Mexicano permita que se explote la tierra es permitir que se pierda una cultura, es comparar como la “Villa” para los católicos o como la “Meca” de los musulmanes, pero va más allá, para nosotros lo que está en juego es la vida”.

Desde 2009 surgió el Frente en Defensa de Wirikuta. Ahora las concesiones están detenidas. La First Majestic Silver prometió no seguir con los planes aunque sigue la disputa legal.

Se realizaron marchas, plantones, mítines, acciones en todo el país y en otras partes del mundo en contra de los efectos de la minería a cielo abierto. Según este frente el extractivismo sería desastroso para el territorio sagrado. Este proceso extractivista destruye ríos, manantiales y mantos acuíferos. Destruye el suelo, contamina las aguas del lugar.

Produce metales pesados que contaminan el ambiente y en las personas que habitan áreas cercanas, aumentan patologías respiratorias, intestinales, dermatológicas, renales y reproductivas; mayor incidencia de cáncer pulmonar de vejiga y leucemias (la incidencia de cáncer trepa un 800 % ) entre los niños que nacen con necesidades específicas y malformaciones.

Para partidos de “izquierda” como Morena la minería a cielo abierto es una alternativa al Tratado de Libre Comercio. AMLO, su dirigente nacional, detalló que de llegar a la presidencia buscará atraer a más firmas de Canadá para su inversión en México. Esto causó un repudio en la Red contra la Minería.

Los pueblos Wirrarikas son un ejemplo de lucha contra el extractivismo y la minería a cielo abierto. Los trabajadores, los jóvenes , mujeres y organizaciones de derechos humanos debemos aprender de este movimiento. Contra los planes del gobierno y los partidos como el PRD, el PAN y PRI y la política extractivista fomentada por Morena hay que oponer la alianza obrero, campesina, indígena para pensar una sociedad completamente nueva.






Temas relacionados

Wirikuta   /   Pueblos Indígenas   /   Política México   /   México   /   Megaproyectos   /   Canadá

Comentarios

DEJAR COMENTARIO