Mundo Obrero México

MUNDO OBRERO

Las obreras de Sandak: ejemplo de lucha para las mujeres y trabajadores

Las valerosas obreras de Sandak llevan más de cuatro años de huelga y son un ejemplo de lucha y dignidad para las mujeres y los trabajadores de Tlaxcala y del resto del país. Demuestran el potencial que tienen las mujeres para encabezar y sostener importantes ejemplos de lucha.

Miércoles 16 de diciembre de 2015

Desde diciembre de 2010, después de que la empresa Bata que produce los zapatos Bubble Gummers vaciara toda un área de producción y anunciara más de 200 despidos, las trabajadoras y trabajadores, emprendieron un camino de lucha para defender sus derechos y su fuente empleo.

La estrategia de los patrones fue amedrentar la organización de las y los obreros, pero ante el cierre de la fábrica se fueron a huelga, a pesar de que esta fue desconocida por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje al servicio de la empresa transnacional. Demandan su derecho al trabajo y la liberación del Secretario General de su sindicato, preso político del gobierno de Tlaxcala desde agosto de este año.

Las obreras a la cabeza de la resistencia
En estos más de 4 años de lucha, las obreras han sido el motor de la resistencia, son quienes han puesto el cuerpo en esta dura batalla en la calle y en el plantón. En su mayoría son las obreras quienes sostienen guardias permanentes en la fábrica, y las que han arriesgado la vida defendiendo su fuente de trabajo.

Al pie de la carretera del kilómetro 80 de la Carretera México-Veracruz, en el Parque Industrial de Calpulalpan, Tlaxcala, se encuentra un plantón que resguarda la fábrica de Sandak y al mismo tiempo es el símbolo de la resistencia de las obreras.

La mayoría son madres solteras, son la cabeza de la familia y sostén de la misma, tiene 4 hijos o más, y otras ya son abuelas. Dejaron casi todo su vida frente a la línea de producción, algunas han trabajado en Sandak 10 o 20 años, otras hasta 35 años.

Estos 4 años han sido las obreras las que han estado en la primera línea, enfrentando los amedrentamientos y represión de la patronal con la complicidad del gobierno de Tlaxcala. El miedo no las detiene.

El 20 de agosto de 2012, el amedrentamiento de la patronal intento cruelmente doblegarlas, ante el intento de vaciar la fábrica y desalojarlas, fueron duramente golpeadas y una de las obreras perdió la vida como consecuencia de las lesiones, María Luisa Hernández Moreno.

En agosto de este año, otro duro ataque fue la detención del Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de Calzado Sandak, Gustavo Labastida Andriano, a quien acusan por el delito de despojo y ponen como ejemplo para que los y las obreras desistan de la lucha.

Después de todos estos años de lucha, las obreras han decidido no dar marcha atrás, los últimos meses han redoblado la apuesta, han decidido no seguir resistiendo a los embates de la patronal sino salir a la ofensiva; llevar la lucha más allá de la pelea legal y fortalecerse con otros sectores en lucha, han caminado y tocado puertas con estudiantes, organizaciones y sindicatos, y la misma comunidad de Calpulalpan para pedir solidaridad, de donde están convencidas que vendrá la fuerza para ganar esta batalla.

Ya es fin de año, y las obreras tienen incertidumbre de que puedan ser reprimidas y desalojadas del plantón para vaciar definitivamente la fábrica. Las mujeres de Pan y Rosas hacemos un llamado a solidarizarse y fortalecer la lucha de las compañeras de Sandak, porque su valentía y coraje, son fuerza para que las mujeres defendamos nuestros derechos. ¡De la máquila de Ciudad Juárez a Tlaxacala, la lucha es una sola! Y de la solidaridad depende también su triunfo. ¡Ni un paso atrás! ¡Vivan las obreras de Sandak!






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Calzado Sandak   /   Tlaxcala   /   Mujeres trabajadoras

Comentarios

DEJAR COMENTARIO