Mundo Obrero México

LAS VIDAS TRABAJADORAS IMPORTAN

Los estragos de la “Nueva Normalidad” los pagan las y los trabajadores

Hoy en la conferencia vespertina Gatell habló de la “corresponsabilidad” pero que tan cierto es este discurso, mientras los verdaderos responsables son aquellos que impusieron la reactivación económica.

Joss Espinosa

@Joss_font

Miércoles 15 de julio

Ha pasado casi mes y medio del anuncio del “sano retorno” y la nueva normalidad”. Denunciamos en su momento que no podía regresarse a los trabajos e implementarse la reactivación económica en medio de pleno pico de la pandemia.

A mes y medio de distancia resultan escandalosas las cifras de contagios y defunciones. En su mayoría han sido provocadas por la reactivación económica, y al forzar a las y los trabajadores a regresar a las labores, sin protocolos de seguridad, sin pruebas masivas.

La presión de las empresas y transnacionales al gobierno federal para declarar a la industria maquiladora y automotriz como “esencial”, dejó claro que la vida de las y los obreros no les importan, y lo único que quieren es seguir incrementando sus obscenas ganancias.

A la activación de estos sectores se les sumo la presión para mutar a semáforo naranja, mediante el cual se podría justificar la vuelta al trabajo, pero comparemos la dinámica de la pandemia.

Te puede interesar: Ser mujer maquiladora en tiempos de coronavirus

Las cifras de su política criminal

En la Conferencia Vespertina en la que se anunciaba el “sano retorno” se contabilizaban 93,435 casos de contagio y 10,167 defunciones.

Hoy en la Conferencia Vespertina se reportaron 311, 486 casos confirmados y 36,327 defunciones.

Es decir, desde que se dio el anuncio del “sano retorno” se han reportado 218,051 casos nuevos y 26, 160 defunciones. Este es el resultado de la “nueva normalidad”.

Las cifras no mienten y se hace evidente que la reactivación económica y la vuelta al trabajo ha resultado en una política criminal.

Trabajadores de diversos sectores, a los cuales les hemos dado voz desde La Izquierda Diario México, han denunciado que la vuelta al trabajo ha carecido de protocolos sanitarios e insumos de protección.

Pero después de los más de 12 millones de despidos o las suspensiones sin paga, las y los trabajadores no han tenido otra opción más que asumir la “nueva normalidad” aunque sea a costa de exponer sus vidas al contagio. Pues es eso o morir de hambre.

Es claro que los capitalistas quieren que paguemos esta crisis, incluso con nuestras vidas. Hacen hasta lo imposible para no perder ni un centavo de sus ganancias.

Y aunque desde el inicio intentaron difundir que golpeaba a todos por igual, lo cierto es que no es lo mismo enfrentar la enfermedad siendo millonario, a siendo un trabajador precarizado, así lo demuestran las cifras de defunciones.

Te puede interesar: Más de la mitad de las muertes por Covid-19 son trabajadores precarizados

Sus ganancias o nuestras vidas

Hoy Gatell salió en la conferencia vespertina a hablar de “corresponsabilidad” y mencionando la necesidad de la “cultura de la prevención”, como si se tratara de un asunto individual, o simplemente irresponsabilidad por parte del pueblo. Es así como ahora intentan justificar el ascenso en los contagios, sin embargo la verdadera responsabilidad la tienen las patronales y el gobierno.

No podemos permitir que nuevamente la crisis la paguemos nosotros, tenemos que cuestionar las enormes ganancias que tiene un puñado, con las cuales se podría garantizar los insumos básicos para los sectores esenciales, licencias pagadas al 100 % para que la gente no muera de hambre, inversión en el sector salud para enfrentar la pandemia.

Nuevamente, son ellos o nosotros y para que la crisis la paguen los de arriba, necesitamos la más amplia unidad y organización de la clase trabajadora junto a todos los sectores oprimidos. Para eso necesitamos una organización propia, que anteponga sus intereses a los de la clase burguesa, con una perspectiva anticapitalista, socialista y revolucionaria.

La pandemia demostró que los verdaderos esenciales son las y los millones de asalariados que mueven el mundo día a día, esta potencialidad de mover o detener el mundo, les da también el potencial para transformarlo y pelear por una vida que merezca la vida ser vivida.

Te puede interesar: En la “primera línea” para que los capitalistas paguen la crisis pandémica y sus brutales consecuencias






Temas relacionados

"Nueva normalidad" de la 4T   /   Covid-19   /   Mundo Obrero México

Comentarios

DEJAR COMENTARIO