Internacional

BRASIL CRISIS POLÍTICA

Los trabajadores y la juventud pueden dar una salida por izquierda a la crisis

Miércoles 16 de marzo de 2016

El Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) apuesta a que sectores de masas de los trabajadores y la juventud puedan dar una respuesta por izquierda a la crisis política y económica que atraviesa el país. Una respuesta anticapitalista que confronte con el lodo de corrupción y el mar de ajustes de esta democracia del soborno controlada por el PT y el PSDB. Esa es la única perspectiva que puede al mismo tiempo evitar que los capitalistas descarguen la crisis económica sobre nuestras espaldas y que nuevos pactos cambien el sistema político en la superficie para en esencia no cambiar nada. Una reforma de las instituciones dominantes que garantice la impunidad de siempre, con mayor saqueo de riquezas nacionales y una explotación aun mayor de la población por nuevos grupos capitalistas e imperialistas. Eso fue lo que pasó en la Operación Manos Limpias en Italia, donde tras algunos años de implementar duros ajustes neoliberales, los jefes del antiguo sistema político fueron todos liberados para re negociar nuevos repartos en el poder. Muchos jóvenes y trabajadores se preguntan qué hacer en caso de que surja una prueba efectiva del involucramiento de Lula y Dilma con el escándalo de corrupción en Petrobras conocido como "petrolão".

No necesitamos la operación Lava Jato para saber que Dilma y Lula están involucrados hasta el cuello en los escándalos de corrupción. Podemos estar seguros de que al igual que ellos, los jefes del PSDB y del PMDB también lo están. Podemos estar seguros también de que el "Partido Judicial" quiere remover el sistema de soborno del PT para abrir camino a un nuevo sistema de soborno con la marca tucana o un sistema “cero kilómetros” para que los capitalistas puedan deleitarse. Es por eso que no podemos quedarnos pasivos ante la Operación Lava Jato ni tener la más mínima ilusión en este poder judicial que fue hecho para servir a los intereses capitalistas. Los trabajadores y la juventud tienen planteado enfrentarse con los pilares de la democracia para los ricos, para darle una salida por izquierda a la crisis económica y política que atraviesa el país.

En el MRT opinamos que la única alternativa estratégica a esta democracia de los ricos es la lucha por un gobierno de los trabajadores y el pueblo pobre basado en sus propios organismos de democracia de masas, que rompa con el capitalismo y batalle por una sociedad sin explotados ni explotadores. Sin embargo, sabemos que la mayoría de los trabajadores creen en reformar esta democracia, como plantean las direcciones de la CUT y del PT, aún cuando estos estén dejando pasar verdaderas contrarreformas.

Es por eso que al mismo tiempo que rechazamos el impeachment de la derecha, llamamos a todos los sectores de vanguardia de la clase trabajadora y la juventud a luchar para que los sindicatos y las centrales sindicales rompan su colaboración con el gobierno del PT e impulsen un movimiento nacional contra los ajustes y por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para atacar de raíz la impunidad, frenar los ataques en curso y enfrentar los problemas estructurales del país.

Impongamos por la fuerza de la movilización que todo político sea revocable y gane igual que un profesor, que todo juez sea elegido por el voto popular, que Petrobras y el Pre-sal sean 100% estatales y controlados por los propios trabajadores, que la deuda pública no sea pagada y su dinero sea destinado a salud y educación.

Hacemos este llamado especialmente a la Central Sindical y Popular - Conlutas, a sus sindicatos y corrientes sindicales opositoras, así como a los parlamentarios del PSOL. El PSOL y el PSTU, como principales referentes a la izquierda del PT, deben poner sus esfuerzos para rodear de solidaridad las luchas contra los ajustes, al revés de lo que hacen en los sindicatos en donde dirigen, donde muestran total impotencia para luchar. Deberían abandonar la reaccionaria política de exigir imparcialidad y profundización de la operación Lava Jato como si el "Partido Judicial" pudiese hacer justicia contra petistas y tucanos.

El PSTU, con su política de "elecciones generales", por más que intente cubrirse por izquierda con un discurso de "huelga general por el que se vayan todos", termina cubriendo por izquierda la política reaccionaria de impeachment de la derecha, ya hoy es la que tiene la fuerza de tirar a Dilma. El PSOL, al unirse a las direcciones petistas de los sindicatos y movimientos sociales en el "Frente del Pueblo Sin Miedo", como si éstos fuesen aliados para resistir a los ataques del gobierno, ayuda al PT y a Lula a impedir que emerjan luchas contra los ajustes y la impunidad. Al adaptarse a uno de los dos polos burgueses en disputa y negarse a exigir un plan de lucha serio de las centrales sindicales, el PSOL y el PSTU ayudan a la CUT a aislar las luchas económicas y separarlas de la lucha por una política independiente del gobierno y de la oposición de derecha.

Desde Esquerda Diário, estamos poniendo en pie una juventud anticapitalista que confluya con los sectores que no se resignan frente a la política de desmoralización y colaboración de clase del PT, construyendo fracciones clasistas en los sindicatos en los que estamos. El MRT, llama a dar esas batallas junto a nosotros y construir una izquierda que pueda ser una alternativa verdaderamente revolucionaria ante sectores de masas que hoy hacen una experiencia acelerada con el PT.

Lea el análisis de la crisis brasileña por el mismo autor: “Lula, el Partido Judicial y los impases de la crisis política”.






Temas relacionados

Dilma Rousseff   /   Lula da Silva   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO