Mundo Obrero México

MUNDO OBRERO

“Me gusta enseñar, lo que no me gusta es como me explotan”: docentes de privadas

Continuamos con la entrega de testimonios de docentes en escuelas privadas. Hemos recibido cientos de denuncias de todo el país, con testimonios brutales sobre la precarización laboral.

Domingo 28 de junio | 18:44

La campaña de denuncia sobre las condiciones laborales en escuelas privadas, impulsada por la Agrupación Nuestra Clase y Pan y Rosas, ha recibido más de 300 testimonios de docentes en todo el país. Con la pandemia aumentaron los abusos y violaciones a los derechos laborales en el sector educativo privado, todo bajo la complicidad de la Secretaría del Trabajo y la de Educación Pública.

La mayoría de estos testimonios son de maestras, maestros y profesores desde niveles básicos hasta universitarios, que ya carecían de derechos previo a la pandemia y cuya situación se agravó con la suspensión de clases presenciales y las modalidades de enseñanza en línea.

En su mayoría son maestras de escuelas privadas, las que hoy han decidido romper el silencio, alzar la voz y organizarse con sus iguales en escuelas públicas y privadas, para hacerle frente a la precarización y los abusos de las autoridades. A continuación sus testimonios:

Maestra de colegio particular:

“Voy un día a la semana. Cuando recién habían dicho que seria solamente el mes de abril, me llamaron a mediados del mes para pedir que enviara actividades a los niños de mi materia, "para que no se les vaya a olvidar el inglés y sigan repasando". Les dije que si, con gusto, en cuanto pregunte cuanto me pagarían por hacerlo, me respondieron “Ah, bueno maestra, mejor nos esperamos a que pase esto”. Después se descompuso mi celular y por otros medios (personas) me enteré que les "urgía" localizarme.

Apenas en junio me pidieron videoconferencias con los niños. Les dije que era costoso con datos y al preguntar como lo hacían ellas (las maestras de grupo), dijeron que ellas trabajaban con whatsapp. Pregunte si el colegio absorbería el costo del Internet y dijeron que no. Me seguían pagando lo mismo (poco).

Pero, necesito dinero. Envíe actividades en tiempo y forma y querían pagarme quincenalmente (con tan poco que pagan el día). Pregunté y me dijeron que durante el mes de junio. Ni directora ni dueña me informan de nada de lo que dijeron en el último consejo técnico. Aunque, prefiero no decirles que me enteré que ya terminó el ciclo, o no me pagaran por enviarles actividades a los niños.”

Maestra de guardería-preescolar:

“Como maestra de una cadena de guarderías y preescolar Montessori, nos están haciendo trabajar por una reducción de sueldo desde el mes de marzo, han despedido personal y en el mes de junio a parte de la reducción que teníamos, se nos avisó que sólo nos pagarán 3 semanas al mes.

A los padres de familia les dicen que paguen la colegiatura para pagar a las maestras pero lo que ellos no saben son todas estas reducciones que tenemos a parte de una carga laboral mayor.

Para rematar, esta cadena de guarderías y preescolar está haciendo curso de verano PRESENCIAL exponiendo a sus alumnos y docentes a pesar de las recomendaciones que imparte el gobierno de la Ciudad de México.”

Maestra de escuela privada desde hace 15 años:

“He leído la serie de testimonios sobre maestros que laboramos en escuelas privadas y me gustaría compartir, que no solo en la pandemia hemos padecido abuso labora. Desde que inicie mi profesión hace ya 15 años, somos los responsables de solventar con los gastos de los insumos para laboral, como copias, mapas que muchas veces los alumnos no llevan, material para dulceros. Una vez en una escuela me hicieron pagar hasta el llenado de boletas de calificaciones, yo tenía un grupo de 34 niños y de cada boleta me cobraron $30, prácticamente esa última quincena de pago solo recibí las gracias. La falta de pago en periodos vacacionales de verano, falta de seguro social y por supuesto lo que no puede faltar, quincenas en partes. Peor que aboneros.”

Docente de inglés en Puebla:

“Soy docente de inglés a nivel secundaria y bachillerato en la ciudad de Puebla. En la escuela dónde trabajo nos hicieron firmar un documento donde decía que a cualquier hora del día teníamos que responder y sí no estábamos de acuerdo podíamos dar las gracias. Además si no contabas con una computadora, tenías que recargar tu celular y dar tus clases, y sí de plano no podías con tu celular, tenías que ir a las instalaciones a dar las clases. La directora dijo que teníamos que ser profesionales y resolver estos problemas.

Teníamos que cumplir horas laborales de 7:00 pm a 1:00 pm, las cuáles son clases en línea. Por otro lado, teníamos que revisar el trabajo o actividades de los chicos en la plataforma de la escuela, alrededor de las 6 de la tarde terminaba de revisar cada grado. Otra situación frustrante era ver el trabajo de baja calidad de los jóvenes, y al tratar de evaluarles, obviamente sacaban baja calificación a lo que, los papás iban a reclamar del porque esa calificación si su hijo había cumplido. Al hacer este reclamo, la directora nos llamó la atención por no estar haciendo un buen trabajo y literal nos hizo que regaláramos la calificación porque la escuela se vería afectada.

Después de esta situación se nos informó un descuento del 25% de nuestro salario, cabe mencionar que la hora clase nos la pagan en 65 pesos. Pero las horas extras trabajadas en casa no fueron pagadas. Me gusta enseñar, lo que no me gusta es como me explotan.”

Maestra de escuela privada en Puebla:

“Soy de una comunidad que se llama Huauchinango Puebla, he trabajado durante años en escuela privad. El pago es de dos mil pesos máximo, no hay prestaciones de ley. En una escuela donde estuve, el pago era de $1800 quincenales, de los cuales gastaba $300 de pasajes a la quincena, el horario era de 7 a.m. a 4 PM. Nos vendían los informes en $2000 y nos los descontaban por quincena, el pago nunca era el día, y puede ser en parte, porque los papás no pagan. En otra escuela la directora grita todo el día y trata muy mal a su personal, te hace quedarte a juntas para nada, y el día del pago la salida es. A las 2:00 pm pero ese día te tienes que esperar a que la directora coma y después como a las 4:00 pm antes de pagarte, te regaña por lo mal que haces tu trabajo y ya después te paga. Repito aquí el sueldo es de $2.200 máximo y abusan de tú tiempo.”

Maestro de nivel superior en Puebla:

“Soy docente de nivel superior y Maestría. Navegar y batallar entre instituciones "serias y grandes" y escuelas "Patito Inc." es soportar incertidumbre, cargas excesivas de trabajo y en ocasiones, retrasos en los pago de hasta 3 meses, que se llegan a "normalizar" (pues en tres meses empiezas a cobrar "normal", pero con tres meses de atraso) o simplemente no te dan más de 18 horas para no generar derechos. “

Maestra de en primaria privada

“Soy docente de inglés en una primaria. Durante dos meses se trabajaron cuadernillos por semana, se dieron clases virtuales a todos los grupos, se revisaron tareas y cuadernillos revisados por semana. Las tareas podían llegar a cualquier hora del día. Y se tenía que revisar y mandar las observaciones, los cuadernillos se tuvieron que ir a recoger revisar y regresar evaluados. Pero el pago fue del 50 % solamente. Ya nos dieron las gracias para no pagar vacaciones y por supuesto no hay seguridad de recontratación.”

Te puede interesar: Trabajo no registrado: el fraude de la educación privada- >http://www.laizquierdadiario.mx/Trabajo-no-registrado-el-fraude-de-la-educacion-privada]

Envíanos tu testimonio y juntos alcemos la voz. Te invitamos a leer y difundir estas denuncias, así como a organizarte con la Agrupación Nuestra Clase-Pan y Rosas por la defensa de los derechos laborales, contra los despidos y abusos de los patrones. Envía tu denuncia por mensaje a nuestras páginas de facebook:

Pan y Rosas México
Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   Educación privada   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO