Géneros y Sexualidades

POLÍTICA Y GÉNERO

Morena: ¿hay acuerdo o no con la despenalización del aborto?

Lorena Villavicencio, en la conferencia de prensa en materia de violencia de género fue interpelada por la posición del Morena sobre el aborto, ¿cuál fue su respuesta?

Joss Espinosa

@Joss_font

Jueves 19 de septiembre

Lorena Villavicencio, quien es coordinadora de la Subcomisión de Feminicidios y Violencia contra las Mujeres –perteneciente a la Comisión de Justicia-, en la Cámara de Diputados, fue interpelada en la conferencia que brindó en materia de violencia de género, en torno a la postura del Morena sobre el aborto y hasta dónde “las creencias del Presidente López Obrador influyen” en el avance en torno a este tema que han impulsado otras militantes del Morena.

Una de las primeras preguntas se dio en torno a que no había eco por parte de la bancada del Morena con respecto a la iniciativa por la despenalización del aborto. A esto, Villavicencio contestó que aplaudía que hubiera una presidenta en las cámaras de diputados y de senadores, y amplió que esto “refleja el avance que hemos tenido las mujeres en ocupar espacios de representación”.

Por otro lado, mencionó que sí hay una postura clara por parte del Morena, ya que está en la agenda legislativa el tema del aborto como uno de los temas “principales”.

Esto en torno a las iniciativas por la despenalización del aborto, y en materia de salud para obligar a las autoridades sanitarias a que realicen la práctica si alguien lo solicita. Concluyó diciendo que la máxima es aspirar a un código penal único, en el que no se penalice a las mujeres por practicarse un aborto. También afirmo que “ya están plasmados en la Constitución” los derechos sexuales y reproductivos y que debería ser un tema superado.

Ante la interpelación sobre las creencias del presidente, la diputada del Morena inició contestando que le parece importante la ley de amnistía impulsada por el poder federal, que contempla la amnistía para las mujeres presas por abortar e hizo alusión sobre “el Estado laico”.

Más allá del discurso…

La respuesta de Villavicencio es ambigua cuando le cuestionan sobre la postura de su partido, ya que menciona que hay acuerdo en presentarlo como tema a discutir, pero no es así en términos de aprobar la iniciativa por la despenalización. Esto queda claro con el emblemático caso de Lilly Téllez, senadora del Morena, quien llamó asesinas a las que luchan por el aborto legal y exhortó a los senadores a aprobar una ley antiaborto como la de Nuevo León.

En segundo lugar, habla de que es un tema “principal” para su partido, cuando el propio presidente AMLO, perteneciente al mismo, en pleno 8 de Marzo dijo que había cosas más importantes que resolver (como el combate a la corrupción y aprobar la Guardia Nacional), llamando a que no se abriera el debate sobre el aborto para complacencia de sus aliados eclesiásticos.

Dice que debería ser un tema superado y aplaude la participación de mujeres en el Senado y el Congreso. Sin embargo, a casi un año de iniciar funciones este parlamento, lo que se ha mostrado es que no hay voluntad por aprobar la despenalización del aborto y, por el contrario, los partidos han cerrado filas para aprobar la continuidad de la militarización expresada en la Guardia Nacional. Lo mismo que en el caso de la Reforma Laboral, que deja intacto el régimen de subcontratación. Con esto queda claro, que la vida y libertad de las mujeres, no es prioritario.

Por último, menciona el carácter “laico” del Estado, mismo que se ve atacado cuando el Presidente pretende darle tiempo en radio y televisión a los evangélicos, o cuando estos reparten la Cartilla Moral. Pero lo que queda claro es que AMLO teme romper los pactos que hizo con sectores de la iglesia como lo demostró su alianza con el Partido Encuentro Social (PES) rumbo a la presidencia, que dicho sea de paso, son los principales impulsores del reaccionario Frente Nacional por la Familia.

Amnistía para las presas por abortar, ¿y las que vienen?

Mientras se aplaude que el Ejecutivo proponga amnistía para las presas por abortar, que son más de 280 en el país, lo que no queda claro, es ¿qué va a pasar con las próximas que se practiquen un aborto si aún no está despenalizado? Porque lo cierto es que, mientras se aprobó la despenalización en la CDMX en 2007, las leyes y medidas criminalizadoras para las mujeres se recrudecieron en el resto de la república, incluso para aquellas que tuvieron abortos espontáneos.

La amnistía para presas por abortar ha sido un reclamo de movilizaciones de mujeres que ven cómo las leyes y la moral les arrebatan la libertad a cientos de mujeres por el simple hecho a decidir sobre su cuerpo. Este reclamo está siendo utilizado para “conceder” algo como mínimo, mientras se niegan a avanzar en la legalización del aborto.

Más allá de las iniciativas que quieran presentar algunas diputadas del Morena, tienen que atenerse a la agenda de su partido, en la cual, dicho sea de paso, no es prioritario el tema, y deja claro que nuestras vidas siguen estando en segundo plano, y que pese a la retórica progresista de algunos sectores, no van a regalarnos ningún derecho.

Lo cierto es que, mientras ellos tienen prioridades y deciden a mano alzada sobre nuestras vidas, cada día siguen muriendo mujeres por practicarse abortos clandestinos e inseguros, o están actualmente privadas de su libertad quienes decidieron no continuar con el embarazo. Ante la indecisión de los partidos, queda claro que, al aborto, como todos los derechos, tendremos que conquistarlo en las calles. Por eso es vital salir este 28 de septiembre a las 3 p.m. en el Monumento a la Madre, a hacer visible en las calles que exigimos nos dejen decidir sobre nuestros cuerpos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO