Política

MADRE DE TODAS LAS BATALLAS

Nora Cortiñas: “El mejor regalo para mis 90 sería que ningún país empobrecido pague la deuda”

La Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora presentó en La Plata su biografía Norita, la madre de todas las batallas, escrita por Gerardo Szalkowicz. En un evento conmovedor reivindicó a su hijo Gustavo, los 30.000, la revolución de las hijas y el no pago de la deuda.

María Luz Santos Morón

Abogada CeProDH // Integrante de la querella de Justicia Ya!

Viernes 14 de junio | 12:04

Foto Revista El Tranvía

El miércoles Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, estuvo en la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de La Plata para presentar su biografía, escrita por Gerardo Szalkowicz.

El evento fue conmovedor y, con toda su calidez y lucidez habitual, reivindicó a su hijo Gustavo y los 30.000, la revolución de las hijas y manifestó que no hay que pagar ni un solo peso de la deuda externa.

La sala de la Facultad de Trabajo Social estaba colmada de jóvenes y referentes de derechos humanos de la región. Cuando llegó la gran Norita, con su pañuelo blanco en la cabeza, el verde en la muñeca izquierda y en el pecho la foto de su hijo, fue abriéndose camino entre la multitud acompañada de un grupo de músicas platenses que colmaron de ritmo el lugar.
Además contó con la presencia en el panel del Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, de Dora Barrancos y el autor del libro.

Referentes de derechos humanos leyeron fragmentos de la biografía. La Comisión Provincial por la Memoria expuso trabajos audiovisuales donde sintetiza la lucha que desde hace 40 años lleva adelante “la madre de todas las batallas”.

Cuando tomó la palabra Norita agradeció por el libro y se lo dedicó a toda su familia, refiriendo por todo lo que habían pasado a partir de la desaparición de su hijo Gustavo. Expresó que “la desaparición forzada de personas es el crimen de crímenes” y luego agregó que “cuando creímos que la lucha de todos los días iba a ser para que no ocurriera más, sin embargo, vemos con lo de Santiago que esa metodología sigue igual”.

“Hoy también hay crímenes que están disfrazados, como lo de Monte”, continuó en referencia a los pibes asesinados por la Policía recientemente en esa localidad bonaerense. Entre los atropellos y crímenes cometidos por el Estado mencionó a Luciano Arruga, Iván Torres, Julio López, entre otros.

Después dijo que “todo tiene que ver con lo económico. Yo les voy a nombrar un hito que desde ahí baja todo: la deuda externa. La política económica actual es terrorista y terrorífica”.

“Las Madres hicimos un movimiento colectivo, no era una madre. Por eso el libro ésta dedicado a Gustavo y los 30.000, porque yo estoy acá pero no está Gustavo ni los 30.000. No es un mérito, fue una tragedia provocada para hacer desaparecer a una generación que peleaba por el bienestar de su pueblo”, reflexionó Norita y prosiguió explicando cómo salieron a enfrentar el terrorismo de estado y denunció la participación de la iglesia católica y el rol que jugó en la apropiación de niños y niñas.

Más adelante reivindicó a las Madres y Abuelas que, como Mirta Baravalle o Chicha Mariani, hasta el último día siguen apoyando cada lucha de los trabajadores y estudiantes y llamó a seguir movilizados y en las calles acompañando al pueblo. En ese sentido refirió “nosotras nunca abandonamos la plaza, la plaza tiene magia”, y resaltó que ellas siempre se mantuvieron independientes de los gobiernos, porque eso tiene que hacer un organismo de derechos humanos.

Continuó diciendo que un periodista le preguntó “¿una madre hablando de la deuda externa?”, y ella le dijo “sí, mi hijo es parte de la deuda externa. Cuando empezó la dictadura civico-militar-eclesiástica y económica debíamos U$S 45 mil millones, después terminamos en una cifra extraordinaria”.

Después expresó, sobre la deuda, que “tiene que ver con la represión, con la desaparición, con la tortura y con la muerte. ¡No tendríamos que pagar ni un dólar!”. Retomó la anécdota con el periodista que le preguntó “¿cuáles serían las dos cosas que yo deseo para mejorar el mundo?” Ella, decidida, le respondió que no haya hambre y que no paguemos ni un peso de la deuda externa.

Siguiendo con el tema refirió que como regalo de cumpleaños, cuando cumpla 90, quiere que ningún país pobre o empobrecido por la deuda pague ni un solo peso. “Ese es el mejor regalo” dijo y los presentes aplaudieron.

Mientras vemos cómo unos y otros políticos de los partidos tradicionales han ido pasando de un lado para el otro, cómo se dice una cosa y luego lo opuesto, Norita es un enorme ejemplo de lucha y de coherencia. Su biografía invita a ser un recorrido por la vida de esa “piba de barrio”, como dice ella, que un día ante la desaparición forzada de su hijo junto a otras mujeres se pusieron sus pañuelos blancos para salir a exigir aparición con vida, ese pañuelo blanco que hoy es símbolo de lucha inclaudicable a nivel nacional e internacional.

Norita sintetiza con su militancia cotidiana la pelea por la memoria, la verdad y la justicia, contra la impunidad de ayer y de hoy y por los derechos de los oprimidos y explotados.

Sin dudas su biografía, además de ser un recorrido por su vida, es un recorrido por las principales luchas populares de nuestro país en los últimos 40 años, porque Norita, Madre de Plaza de Mayo, siempre estuvo y está en primera línea dando batalla. Ese es su legado.

Por eso, cerramos esta nota como lo haría ella… ¡30.000 compañeras y compañeros desaparecidos presentes! ¡Ahora y siempre! ¡Hasta la victoria siempre! ¡Venceremos!

Mirá el acto completo (fuente Coletivo Otro Viento)






Temas relacionados

Santiago Maldonado   /   "Chicha" Mariani   /   Ana María Baravalle   /   Mirta Baravalle   /   Madres de Plaza de Mayo   /   Nora Cortiñas   /   Libertades Democráticas   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO