Cultura

CINE FRONTERIZO

Nuevo cine mexicano: tomas de la frontera norte en el siglo XXI

La frontera norte y la migración siguen siendo tema del nuevo cine mexicano y la llegada del nuevo milenio.

Martes 7 de marzo de 2017

En la década de los 90 y tras un colapso en la industria cinematográfica por un lado se da un resurgimiento del llamado nuevo cine mexicano. Se estrenan las películas Como agua para chocolate (1992) dirigida por Carlos Aráu y fotografiada por Emmanuel Lubezki ganador del premio Oscar en tres veces y Sexo, pudor y lágrimas (1999), de Antonio Serrano, dos ejemplos de producciones exitosas.

La directora María Novaro estrena El jardín del Edén (1994) un drama desarrollado en la frontera de Tijuana, Baja California, donde se describe la vida de los habitantes y recién llegado a esta ciudad donde unos tienen su vida hecha y otros intentan saltar el muro.

El jardín del Edén

En el XXI el cine mexicano se proyecta internacionalmente con la película Amores perros (2000), de Alejandro González Iñárritu, que hasta la fecha ha ganado cuatro premios Oscar.

Pero la producción de la frontera continúa con la de migración, ahora el documental de Lucía Gajá Mi vida dentro (2007) retoma la historia de una mexicana inmigrante condenada por la muerte accidental de un niño.

Siete Soles (2008), de Pedro Ultreras, relata la historia de un grupo de mexicanos que intentan cruzar la frontera. Pero ya no son los espaldas mojadas que nadan por el río Bravo, ante las políticas migratorias estadounidenses y el muro levantado en los lugares como Tijuana. Ahora tienen que ir por una ruta más peligrosa, el desierto, expuestos al clima y del “pollero” mujeres y niños son los más expuestos a los peligros.

Una vida mejor

Una vida mejor (A Better Life, 2011) de Chris Weitz le da una nominación al Oscar al actor mexicano Demian Bichir, quien interpreta a un inmigrante mexicano en los Estados Unidos, que tiene la esperanza de sacar adelante a su hijo aún rodeado de un mundo de violentas pandillas.

Las elegidas

Otros ejemplos de cine fronterizo son Las elegidas (2015) de David Pablos un drama sobre la trata de mujeres y prostitución en la frontera y el modo de operar de las bandas del crimen organizado para enganchar y someter a sus víctimas; y Desierto (2015), de Jonás Cuarón, protagonizada por Gael García Bernal, una ficción donde un hombre estadounidense tiene como pasatiempo cazar inmigrantes que cruzan por las zonas áridas.

Desierto

Es un pequeño esbozo del cine fronterizo que entrado el siglo XXI, la temática ha permeado la televisión con las series sobre narcotraficantes incluso los feminicidios como la serie The Bridge (2013-2014) donde actuaba Demián Bichir al lado de la alemana Diane Kruger.

El cine mexicano seguirá abordando el tema de la frontera. Más ahora, tras las declaraciones y acciones emprendidas por el presidente estadounidense Donald Trump, quien no esconde su xenofobia que alienta a los extremistas de derecha en los Estados Unidos. Pero al mismo tiempo, se multiplican los sectores que no están de acuerdo con estas políticas: los pueblos originarios, sectores de la juventud, de las mujeres y de los trabajadores migrantes.






Temas relacionados

Migrantes   /   Fronteras   /   Cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO