Juventud

VIOLENCIA POLICIAL

Nuevo crimen: no portar tapabocas

En redes circulan videos y denuncias de policías deteniendo a jóvenes y adultos mayores con la excusa de que no llevan tapabocas. La violencia policial se incrementa con la pandemia y el discurso individualizante del gobierno.

Jueves 4 de junio | 15:57

El asesinato racista de George Floyd a manos de la policía estadounidense, desató movilizaciones en EEUU y en ciudades como Londres y París, además de una profunda indignación por la violencia policial que se vive en todo el mundo.

Ayer nos enteramos de que a Giovanni López, un albañil fue asesinado a golpes por la policía en Jalisco con la excusa de que no traía tapabocas. La pandemia ha venido a desenmascarar todas las miserias de este sistema, entre ellas la brutalidad policial que es descargada contra los que menos tienen.

Brutal: policía mata a un albañil por no llevar cubrebocas

El discurso que individualiza la responsabilidad del contagio, aludiendo a que la manera de hacer frente al Covid es manteniendo la cuarentena, usando tapabocas y guardando la “sana distancia”, apuntan a ocultar que quienes provocaron la masividad de los contagios fueron los empresarios y gobiernos que durante años han desmantelado la salud pública y precarizando la vida de millones de trabajadores que no tienen la posibilidad de acceder a las salidas individualizantes que el gobierno ofrece.

Como en EE. UU., en México y el mundo la policía también mata

Ante esta imposibilidad de las grandes mayorías, la salida del Estado es imponer el orden a través de sus fuerzas represivas, sin importar que esto implique asesinar a un hombre negro con la excusa de que intentó pagar comida con un billete falso o intentar detener a una mujer de la tercera edad mientras recolecta cartón para venderlo en Querétaro alegando que no trae tapabocas.

Con la misma excusa, policías de Hidalgo golpearon a un joven hasta que perdió el conocimiento. Es evidente que la policía no busca defender la legalidad en abstracto, cuando se trata de empresarios o de personajes de la casta política, la ley no aplica de igual manera. Lo que la policía hace es perseguir y sancionar a los jóvenes, a las mujeres y a la diversidad sexual -como en el caso de Tony McDade en EEUU- que pertenecen a la clase pobre y trabajadora. Es la criminalización de la pobreza.

Ya no tiene ningún sustento el discurso de que con el gobierno de la 4T las fuerzas armadas y la policía operarían de diferente manera, sin un cambio estructural de la sociedad que funciona a base de la división de clases, la policía, el ejército y la marina seguirán cumpliendo la función de proteger a la clase poseedora.

La juventud y los trabajadores que hoy en el mundo entero salen a luchar contra la violencia policial y racial y que además han jugado un rol clave para pelear porque la clase trabajadora no sea la carne de cañón de la pandemia, podemos organizarnos en México para exigir que todos los cuerpos policiales y la Guardia Nacional que no tienen otro objetivo que reprimir y controlar, sean disueltos inmediatamente, pues para tener la capacidad de violar, asesinar, golpear y desaparecer, requieren de un presupuesto exuberante que nada tiene que ver con las necesidades que apremian a las grandes mayorías.






Temas relacionados

George Floyd   /   Violencia policial   /   Represión   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO