Mundo Obrero México

EDUCACIÓN PÚBLICA

Pandemia ahonda desigualdad entre alumnos y profesores de la UNAM

La expansión del Covid-19 ha hecho evidentes las grandes desigualdades sociales que existen al interior de la máxima casa de estudios, tanto en el ámbito estudiantil como en el laboral, pero este es sólo el caso más emblemático de los muchos que existen en el país.

Viernes 5 de junio | 16:55

El desarrollo de la pandemia del Covid-19 ha acelerado la crisis capitalista, dicha crisis tiene sus efectos sobre las distintas comunidades universitarias, una de ellas es la UNAM, la cual mandó a casa a 350 mil estudiantes que la componen, lo cual sacó a relucir las desigualdades sociales que existen entre ellos. Ya que muchos no cuentan con internet en sus casas por problemas económicos o la red de la que disponen es muy débil, por lo que la implementación de las clases en línea resulta muy difícil de lograr en múltiples casos.

Pero no sólo es eso, la realidad de los trabajadores y sus hijos en el país es que no cuentan con las condiciones óptimas para el estudio, ya que, aunque algunos de ellos si tengan internet viven en casas muy pequeñas donde la familia tiene que desarrollar sus actividades, lo cual dificulta el estudio. También es cierto que se hacen esfuerzos muy grandes para que los hijos estudien y en un contexto donde sólo existe una computadora, donde hay dos o más hermanos tomando clases en línea la vida académica se vuelve muy complicada.

Por otra parte abrir clases en línea también se dificulta en el contexto de que las universidades no han recibido aumento de su presupuesto, por lo que es imposible mejorar la calidad de los servicios en línea, para que su red tenga más capacidad con el fin de brindar una mejor atención a los alumnos. Además, el propio coordinador de Investigación Científica de la UNAM, William Lee, declaró que: "(…) la universidad es gigantesca y la accesibilidad de los estudiantes es extremadamente diversa y, en general, no óptima", también dijo que: "se tenía conciencia de la diversidad, pero nunca la habíamos visto tan cuantificada como ahora".

Precariedad en el estudio y en el trabajo

Lo que hizo la pandemia fue develar las enormes desigualdades sociales que existen entre estudiantes, por ejemplo, Víctor Romero, de 31 años y estudiante de doctorado en la UNAM, está convencido que la pandemia dejará a los alumnos más vulnerables "rezagados", también declaró que: "Las desigualdades se han acentuado. Aunque parezca increíble, un sector importante de la población estudiantil no tiene acceso a internet o a una computadora".

Pero, así como las condiciones de estudio son precarias, también lo son las condiciones de trabajo, recordemos que, la mayor parte de la planta docente de la UNAM son profesores de asignatura, lo que de entrada les niega los derechos laborales, seguro social y a la salud en medio del desarrollo del Covid-19. Por otra parte, se da por hecho que estos académicos tienen acceso irrestricto a la internet y al equipo necesario para desarrollar su trabajo, pero ¿es así? La respuesta es un relativo no, ya que no todos tienen las condiciones para eso, pues así como hay estudiantes que cuya situación no es óptima, tampoco los profesores.

Esta es una situación que hemos tratado en varias ocasiones en este diario, donde las autoridades por su puesto hacen oídos sordos en múltiples ocasiones a las críticas, tratan de implementar las clases en línea para simular una normalidad que no existe, precisamente para que los aspectos más espinosos de la realidad social universitaria no sean vistos o discutidos. Como es la precariedad laboral o la situación pedagógica, pues dar clases en línea no es lo mismo que hacerlo de forma presencial, para dar clases en línea se requiere de una formación especializada que incluye desde el uso del equipo, el manejo de las plataformas y el diseño de las propias asignaturas.

Te puede interesar: Centralización de los recursos para la investigación en el CONACyT ¿Es la solución?

La situación de otras universidades

La UNAM no es la única institución de educación superior donde ocurren estas cosas, otras instituciones son la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), cuyas autoridades despidieron de forma injustificada y velada a profesores de asignatura por luchar por sus derechos laborales, dejándolos en indefensión total en medio de la pandemia. Estas autoridades también han querido entrar a la simulación de las clases en línea, a sabiendas de que no cuentan con la infraestructura para hacerlo, además de que sus alumnos vienen de una población muy precarizada, una buena parte no cuenta con acceso a internet.

Pero esto no se limita a la CDMX, es una constante en el país, donde existen 11 universidades en quiebra, las cuales no pueden garantizar las condiciones mínimas ni de estudio ni de trabajo, con rectores que se han alineado al gobierno federal y su nueva normalidad, algunos de forma más abierta otros de forma más velada.

Pero el comportamiento es el mismo, buscan no trastocar el modelo de acumulación capitalista actual, que entre otras cosas exige la precarización de la vida y del trabajo, el no aumento al presupuesto a la educación superior y adoptar la nueva normalidad sin cuestionar el hecho de que el Covid-19 se sigue expandiendo (sólo hay que ver que el Morena avala el regreso de la clase obrera a las automotrices cuando los semáforos siguen en rojo)

Frente a esta situación, se requiere el aumento del presupuesto a la educación superior, aumento de emergencia de los salarios, para atacar la precarización, basificación de todos los trabajadores. Esto de la mano de impuestos progresivos a las grandes fortunas y que los patrones paguen los sueldos de los trabajadores mientras están en cuarentena.

Esto para que se pueda invertir y exista la infraestructura necesaria, junto con el hecho de la mejora de la calidad de vida de estudiantes y profesores para hacer realidad las clases en línea (en óptimas condiciones) y la mejora de la calidad de la educación superior.






Temas relacionados

Mundo Obrero México   /   UNAM   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO