Política México

#LAHISTORIAESNUESTRA

Propuestas de aspirantes anticapitalistas rumbo a la Constituyente

De los 100 constituyentes que compondrán la Asamblea, sólo 60 serán elegidos por el voto de la población. Los restantes serán impuestos a dedo por la casta política que cobra sueldos millonarios y está al servicio de los empresarios.

Sergio Abraham Méndez Moissen

México @SergioMoissens

Sulem Estrada, maestra de secundaria

Agrupación Magisterial Nuestra Clase y Pan y Rosas

Sábado 5 de marzo de 2016

Quienes aspiramos a ser candidatos independientes tenemos enormes restricciones, como es tener que conseguir casi 75,000 firmas de apoyo. La izquierda independiente y las organizaciones obreras estamos proscritas para participar en elecciones, como es el caso del Movimiento de los Trabajadores Socialistas (Agrupación Política Nacional) o la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores.

El texto constitucional que tendrán que aprobar los 100 constituyentes no se basará en la discusión democrática de los trabajadores, la juventud, las mujeres y los pueblos originarios de la ciudad, sino en la redacción que entregue un grupo de “notables”.

Es una Asamblea Constituyente hecha a medida del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Acción Nacional (PAN), así como de Miguel Ángel Mancera quien implementó el “protocolo de control de multitudes” y solapó a políticos criminales como Cuauhtémoc Gutiérrez, ex presidente del PRI.

Quieren que los jóvenes que nutrimos el #YoSoy132, las movilizaciones en solidaridad con el magisterio y con Ayotzinapa no tengamos voz. Pretenden que los millones que no tenemos acceso a la salud, vivienda y educación; quienes somos víctimas del despojo producto de los megaproyectos y la especulación inmobiliaria; del trabajo precario y la violencia hacia las mujeres, no estemos representados.

El Morena, liderado por Andrés Manuel López Obrador, participa en este proceso denunciando varios de los aspectos antidemocráticos de la Constituyente de Mancera y Peña Nieto. Sin embargo, al mismo tiempo promueve experredistas, expanistas, expriístas y empresarios como candidatos a gobernador en Aguascalientes, Chihuahua, Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas. Promueve a los mismos políticos parásitos responsables de la miseria y la explotación que sufrimos millones en la ciudad y en el país.

Que se escuche la voz de los trabajadores, la juventud y las mujeres

Frente a esta Constituyente antidemocrática y a los partidos del Congreso, impulsamos una aspirantía a candidatura independiente, para que la izquierda anticapitalista esté presente y se oiga la voz de los trabajadores, la juventud y las mujeres.

Para que nuestras demandas se escuchen y enfrentemos en esa Constituyente amañada a quienes garantizan los negocios e intereses de los grandes empresarios.
Por eso es que aspiramos a que miles apoyen, con su firma, el derecho de la izquierda anticapitalista y combativa a estar presente y defender los intereses de los de abajo.

En caso de superar las restrictivas trabas impuestas por el Instituto Nacional Electoral, nuestra candidatura difundirá y luchará por las propuestas que abajo presentamos.

Nuestras propuestas

1. Nuestra candidatura luchará porque en la Ciudad de México todos los legisladores y funcionarios políticos sean revocables y cobren lo mismo que una maestra, y para que los jóvenes mayores de 16 años puedan votar. ¡Basta de que los políticos que representan a los empresarios ganen altísimos salarios mientras el pueblo trabajador tiene salarios de miseria!

2. Por todos los derechos para las mujeres y la comunidad sexodiversa. Igualdad de salarios y mejores condiciones de trabajo para las mujeres trabajadoras, que incluyan guarderías gratuitas. Contra el feminicidio y la trata, donde los policías y funcionarios están implicados. Contra todas las formas de violencia hacia la mujer. Que los Centros de Salud de la Ciudad de México garanticen en condiciones dignas de salubridad el derecho al aborto, orientación sexual de calidad, gratuita, anticonceptivos y todos los requerimientos en salud e información sexual del colectivo transgénero de forma gratuita. Basta de crímenes de odio contra la comunidad sexodiversa y derecho irrestricto a un trabajo digno.

3. Abajo la reforma educativa. Acceso irrestricto a la educación media superior y superior. Abajo la reforma educativa, por la defensa de la educación pública, laica y gratuita y los derechos de los trabajadores de la educación. Ningún despido producto de la evaluación punitiva. Para lograr el aumento sustancial al presupuesto educativo se requiere impuestos progresivos a las grandes universidades privadas y el no pago de la deuda externa. Internet público y gratuito en toda la ciudad.

4. Terminar con el trabajo precario y el desempleo que afecta a los jóvenes y las mujeres. Nuestra candidatura propone la derogación de la reforma laboral, poner fin a la terciarización y el outsourcing y bregar porque todos los trabajadores tengan derecho a sindicato y sean basificados bajo el régimen de contratación colectiva. Un salario mínimo igual a la canasta familiar actualizado según la inflación. Un plan de obras públicas que ponga fin a la desocupación bajo control de los trabajadores. Una jornada reducida de trabajo para todos los jóvenes que quieran terminar sus estudios y no tengan como sustentarse. Toda empresa que cierre o despida debe ser expropiada y puesta a funcionar bajo control de sus trabajadores.

5. Basta de criminalización de la juventud y la protesta social. Por la derogación del artículo 362 del Código Penal de la ciudad que cercena el derecho a la protesta. Por la libertad de los presos políticos y la legalización de la marihuana y de todas las drogas. Abajo el protocolo de control de multitudes del Gobierno del Distrito Federal. Disolución del cuerpo de granaderos. Alto a la militarización y la represión en la Ciudad de México.

6. Porque el presupuesto de la Ciudad de México esté al servicio de las necesidades sociales. El grueso de la recaudación fiscal, proviene de los impuestos que pagan las masas laboriosas de la Ciudad. Nosotros proponemos gravar a los banqueros, los grandes hoteles de lujo, las corporaciones inmobiliarias, financieras y las grandes empresas para utilizar esos recursos en un plan de obras públicas que esté controlado por los trabajadores y los vecinos de la ciudad. Renacionalizar, sin indemnización, todos los servicios públicos que han sido entregados a los grandes capitales en salud, telecomunicaciones, educación y vivienda.

7. Vivienda y servicios públicos para todos. Nuestra candidatura propone una reforma urbana integral que releve y ponga a disposición de las familias pobres y trabajadoras un porcentaje muy superior del suelo disponible (que abarque las actuales 16 delegaciones) para la construcción de viviendas y terminar con el déficit habitacional. La expropiación de tierras y complejos habitacionales usurpadas o compradas en forma fraudulenta por las grandes inmobiliarias y su reparación inmediata para que alcancen los estándares de una vivienda digna. Impulsar un fondo único para establecer crédito barato con el único requisito de comprobar el déficit habitacional familiar. Terminar con la privatización de los servicios públicos y estatizarlos como el gas, la electricidad y el transporte, poniendo todas las empresas bajo control de los trabajadores y usuarios. Los llamados asentamientos irregulares, que hoy son constantemente atacados por el gobierno con violentos desalojos, deber ser expropiados, estatizados y urbanizados de acuerdo a un plan de obra pública trazado con el concurso de sus habitantes.

8. Proponemos nacionalizar todo el transporte de la Ciudad de México bajo control de sus trabajadores, incluidos los servicios privados que se le subrogan al Metrobus, apertura de los libros de contabilidad del Metro, reparación inmediata de la línea 12 y para enfrentar la corrupción, que el Metro sea administrado bajo control de sus trabajadores y usuarios y que su extensión sea discutida democráticamente por los trabajadores, las organizaciones sindicales, de colonos y pueblos originarios. Boleto gratuito para estudiantes y trabajadores, en un transporte público integral con frecuencias adecuadas, eficiente, seguro y estatal. En el marco de una planificación racional del transporte urbano que desanime el ingreso de automóviles particulares a la Ciudad, reduciendo drásticamente la contaminación ambiental, terminando el negocio de los subsidios millonarios a los empresarios del transporte, y reduciendo el tiempo que la población trabajadora y los estudiantes pierden en llegar en trasladarse entre su trabajo o escuela y su vivienda.

9. Basta de despojo contra las comunidades indígenas: proponemos el fin de los megaproyectos que avasallan la tierra, el agua y los derechos de los pueblos originarios y afectan gravemente el medio ambiente.

Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana

Nuestra candidatura estará puesta al servicio de la movilización de las mayorías laboriosas, la juventud y los oprimidos ya que sólo así podremos imponer las reivindicaciones obreras y populares. Quienes hoy te llamamos a apoyar nuestra aspirantía a candidatura independiente, luchamos todos los días contra las reformas estructurales y por recuperar los sindicatos de manos de los charros, por desarrollar la organización lucha estudiantil y juvenil, así como por poner en pie un gran movimiento de mujeres que luche en las calles junto a la comunidad sexodiversa por sus derechos.

Nuestra candidatura también peleará por una verdaderamente Asamblea Constituyente Libre y Soberana, cuyos constituyentes sean elegidos cada 10,000 habitantes, elegidos por voto universal, directo y con mandato revocable.

Una Asamblea convocada sin ningún tipo de condicionamiento por parte de los partidos del Congreso y la casta política, donde puedan participar y tener voz las organizaciones obreras, la izquierda, los estudiantes, los jóvenes, los docentes, indígenas, mujeres e integrantes de la diversidad sexual.

Sabemos que para imponer esa Asamblea Constituyente, Libre y Soberana, no podemos esperar nada de Peña Nieto y de Mancera. Sólo la conquistaremos a partir de la movilización de las calles.

Participamos en este proceso electoral para que se escuche las demandas y aspiraciones de los trabajadores, la juventud y el pueblo pobre. Y lo hacemos como parte de impulsar la movilización en las calles contra el gobierno y el régimen político, hasta imponer un gobierno de los trabajadores, los campesinos y el pueblo pobre y a nivel nacional, basado en los organismos de democracia directa de los propios explotados y oprimidos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO