Política

#FUERAPIÑERA

Represión y violaciones a DD.HH.: Impulsemos comités de emergencia y resguardo para hacerles frente

Escalofriantes casos retratan las vejaciones a los Derechos Humanos que ha cometido este gobierno, como una respuesta consciente para acallar el enorme movimiento de masas que ha repletado las calles. Necesitamos levantar comités de emergencia y resguardo para organizarnos y enfrentar la represión y la criminalización.

Yamila Martínez Urrutia

Estudiante de Básica en el Pedagógico y militante de Pan y Rosas.

Jueves 28 de noviembre de 2019

Estos últimos días, hemos visto decenas de denuncias a la violencia policial y el abuso de carabineros. Así, también, la responsabilidad del gobierno en cada uno de estos crímenes, ha sido denunciado por informes de diversas organizaciones de Derechos Humanos nacionales e internacionales.

Escalofriantes son los casos retratan las vejaciones a los Derechos Humanos que ha cometido este gobierno, como una respuesta consciente para acallar el enorme movimiento de masas que ha repletado las calles. Quieren que tengamos miedo, pero ya lo perdimos.

Piñera nos declaró la guerra

El recién pasado martes, nos enteramos de la conclusión a la que llegaron los médicos de la Clínica Santa María: Gustavo Gatica jamás podrá volver a ver. El joven, de tan solo 21 años, se encontraba sacando fotos en una movilización en Plaza de la Dignidad el pasado 8 de marzo, cuando la policía le disparó a los ojos, lo que hasta ahora lo mantiene internado en el servicio de salud.

De las misma forma nos remeció el caso de la trabajadora de Carozzi a quien, la mañana de ayer, cuando iba a su trabajo, le llegó en el rostro una lacrimógena, lo que le hizo perder el total de la visión y se mantiene en tratamiento. O el registro de un ataque homofóbico por parte de la policía de Hualpén a una pareja de jóvenes.

Durante esta semana, además, se han dedicado de reprimir a los brigadistas de salud que cada día han atendido a decenas de heridos, incluso yendo a reprimir a la casa de la Fech, donde se encuentra un piquete de primeros auxilios desde el primer día. Lo que no tiene precedentes.

Esto solo es para mencionar algunas de las situaciones más nefastas. A la fecha ya van más de 200 luchadores que han perdido sus ojos, y más de 20 asesinatos. En este contexto, la institución -avalada e incentivada por el gobierno- ha cometido graves abusos sexuales, torturas y violaciones.

Así también, el gobierno ha perseguido políticamente a quienes nos manifestamos, como le pasó a Dauno Tótoro, dirigente del PTR, quien tiene una querella en curso por la Ley de Seguridad Interior del Estado, por haber dicho en una asamblea lo que pensamos miles: “fuera Piñera”. Este constituye el primer caso que arriesgaría cárcel por manifestar una opinión. En el Chile neoliberal no existe la libertad de expresión.

Te puede interesar:La dura realidad del país: En Chile se violan sistemáticamente los Derechos Humanos

¡Juicio y castigo a los responsables de violaciones a DD.HH.!

Cada uno de estos ejemplos, muestran las sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos que han denunciado informes como el de Amnistía Internacional, el mismo que el gobierno de espaldas niega e invalida una y otra vez; o el informe de Human Rights Watch que se reunió con Piñera el pasado martes para evidenciar “el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y transeúntes”.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha presentado entre el 18 de octubre y el 21 de noviembre 442 querellas a agentes de las fuerzas de seguridad, por lesiones, torturas, abusos sexuales y homicidios. Y la Fiscalía Nacional detalla que ya van más de 2.600 investigaciones por violaciones a los DD.HH. hasta la fecha.

Y es que aunque el gobierno hable de paz y de “decirle basta a la violencia”, cada día aumentan los casos escalofriantes de represión. El día martes Piñera anunció un aumento de carabineros, y ayer, miércoles, se aprobó en general la ley antiencapuchados. La cruzada contra la juventud y quienes nos manifestamos sigue en curso.

Es necesario impulsar una gran campaña, desde las organizaciones de DD.HH., organismos sindicales y estudiantiles, y organizaciones sociales, para exigir juicio y castigo contra los responsables políticos y materiales de cada uno de estos crímenes. Esto debe ir de la mano de fortalecer la movilización, para enfrentar la impunidad, que es un pilar fundamental de este régimen heredado de la dictadura.

Sigamos el ejemplo de Antofagasta: Impulsemos comités de emergencia y resguardo para enfrentar al gobierno y su represión

A comienzos de la movilización se conformó en Antofagasta, por trabajadores de la salud, profesores, abogados, estudiantes y diversos sectores, el comité de emergencia y resguardo, que ha cumplido un rol fundamental de organizar la protesta y derecho a manifestarse. Funcionando como un centro de resguardo, con brigadas de salud y primeros auxilios, comisiones de autodefensa y de jurídica, junto a pobladores y sindicatos.

Hoy, este comité ha sido un impulsor de la denuncia a la represión en Antofagasta y todo el país, realizando ayer una conferencia de prensa en la ciudad, que expresó el rechazo a la violencia estatal y a la agenda represiva de Piñera.

Te puede interesar: Comité de Emergencia, pobladores, médicos, dirigentes de DDHH y sindicales realizan conferencia de prensa por escalada represiva

Este es un gran ejemplo de auto-organización a replicar. En Santiago y otras ciudades, las y los trabajadores de la salud han dedicado día y noche a defender las movilizaciones y asistir cientos de heridos de perdigones, lacrimógenas y golpes. Pero no solo eso, también han puesto al centro los principales motores de la revuelta social, por acabar con estos 30 años de precarización y miserias a las que el régimen heredado de la dictadura arroja a miles de familias trabajadoras.

Una muestra de esto son los trabajadores del Hospital Barros Luco, que llevan más de 30 días en paro con turnos éticos, organizándose junto a otros centros de salud y a estudiantes universitarios y secundarios. Ese nivel de organización hoy es fundamental para doblarle la mano a la represión del gobierno. Si queremos realmente enfrentar la represión, tenemos que enfrentar al gobierno de Piñera.

Para eso, es necesario que esa articulación se transforme en organismos que se propongan coordinar a los distintos sectores que están por esa perspectiva. No solo en la acción, sino también mostrando un camino para que la movilización triunfe, exigiendo a las organizaciones sindicales y estudiantiles, y a la Mesa de Unidad Social, que convoque a impulsar un plan de lucha, apostando a que paralicen lugares estratégicos como la minería, el puerto y el transporte; y así, preparar una huelga general que conquiste el juicio y castigo a los criminales, y nor permita derrotar a este gobierno que está dispuesto a asesinar para mantener los privilegios de un puñado de millonarios.






Temas relacionados

Derechos Humanos   /   Represión   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO