GALAXY NOTE 7

Samsung revela defectos que provocaron explosiones de los Galaxy Note 7

Después de una larga investigación que realizaron 700 investigadores e ingenieros con más de 200 mil dispositivos y 30 mil baterías, Samsung Electronics anunció, en conferencia de prensa en Seúl, que la causa de los incidentes se encuentra en la batería.

Martes 24 de enero de 2017 | 16:03

1 / 1

En octubre la empresa suspendió la producción de los teléfonos, a la par de detener las ventas y sustituir los aparatos luego de reportes de explosiones e incendios generados en estos dispositivos. El problema del Galaxy Note 7 implicó un importante golpe para la imagen del mayor fabricante de teléfonos a nivel mundial, Samsung Electronics.

Después de una larga investigación que realizaron 700 investigadores e ingenieros con más de 200 mil dispositivos y 30 mil baterías, Samsung Electronics anunció, en conferencia de prensa en Seúl, que la causa de los incidentes se encuentra en la batería, ésta está compuesta de capas positivas y negativas aisladas con separadores delgados. Además, se generaba presión anormal en la batería, pues el espacio era demasiado pequeño y no permitía extenderse a la batería durante la carga.

Este hecho ha representado un problema para la empresa, que le ha hecho perder aproximadamente 6,1 billones de wones (5 mil 300 millones de dólares). Koh Dong-jin, responsable de la división de telefonía móvil, comentó que la publicación del informe está motivada por la necesidad de recuperar la confianza del consumidor. Asegurando que, al instante, se implementan procesos de control de calidad asesorados por expertos. 

“Las lecciones de este incidente están profundamente reflejadas en nuestra cultura y nuestros procesos”, dijo Koh a los periodistas en una rueda de prensa. “Samsung Electronics trabajará duro para volver a ganarse la confianza de los consumidores”.
"Voy a traer de vuelta un Note 8 que será mejor, más seguro y más innovador", mencionó en declaraciones posteriores. 

Los inversores han dicho que Samsung necesita volver a asegurar a los consumidores que tiene el control sobre el problema del Note 7 y que pueden confiar en que lo arreglará. El teléfono, que es la respuesta de Samsung a los iPhone de Apple, fue retirado en octubre, menos de dos meses después de ser lanzado, en el que ha sido considerado uno de los mayores fracasos de la industria tecnológica.
 
Sin embargo ése no es el único problema que enfrenta la multinacional surcoreana Samsung. Sin tiempo para recuperarse de aquel monumental fiasco, a la compañía le explotó en las narices otro escándalo aún mayor: la detención de su vicepresidente y “heredero”, Lee Jae-yong, por un fétido caso de corrupción.

Los jueces encargados del caso de corrupción que derivó en la suspensión de la presidenta Park Geun-hye se proponen también investigar a otras corporaciones importantes, además de Samsung.






Temas relacionados

Samsung   /   Trasnacionales   /   Ciencia y Tecnología

Comentarios

DEJAR COMENTARIO