Internacional

NO HAY PLAN B PARA PEDRO SANCHEZ

Se complican las negociaciones de la investidura presidencial en el Estado español

Pedro Sánchez pidió a los líderes del Partido Popular y Ciudadanos que se abstengan en la votación de la investidura.

Martes 17 de diciembre de 2019 | 12:45

Pedro Sánchez, se reunió este lunes por separado con el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, y con Inés Arrimadas de Ciudadanos ante las difíciles negociaciones con ERC (Esquerra Republicana de Catalunya).

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, en su comparecencia en rueda de prensa tras las reuniones ha declarado que si al líder del PP le "preocupa" la influencia del voto de ERC, podría evitarlo "del modo más simple, absteniéndose" lo que es, ha dicho, "compatible" con ejercer de oposición "al día siguiente".

Tras reunirse con Sánchez, Casado aseguró a la prensa que "nadie entendería" en estas circunstancias que su partido se abstuviese en una votación de investidura de Sánchez. Tampoco Ciudadanos apoyará un gabinete de socialistas con "populistas", en alusión a Unidas Podemos (UP), pues éstos "repiten las tesis" de los independentistas catalanes (en referencia a ERC).

Casado dijo que el PP no puede ser el partido que "blanquee" el pacto de gobierno entre PSOE y "los comunistas" de UP. Precisamente Sánchez pidió hoy la abstención a Casado y el voto favorable a Arrimadas para impedir que su investidura dependa de ERC y sea "determinante", explicó la portavoz parlamentaria del PSOE.

Éste fue el primer contacto conocido hasta ahora entre Sánchez y Casado después de los comicios del 10 de noviembre. El líder socialista fue designado candidato por el rey Felipe VI el 11 de diciembre pasado, sin que se haya fijado aún la fecha de la sesión parlamentaria de investidura, así que parece difícil que pudiera haber nuevo gobierno antes de que acabe este año.

Te puede interesar: Pedro y Pablo serán suficiente garantía para el rey y el Ibex35

Por su parte, ERC está ralentizando el ritmo de las negociaciones con el PSOE por la investidura de Pedro Sánchez, indicando que no habrá acuerdo antes de fin de año. Mientras el PSOE están desesperado por cerrarlo antes de navidad

Te puede interesar: Una investidura al ritmo de la hegemonía catalana

PP y Ciudadanos han reprochado a Sánchez que esté dispuesto a pactar la abstención de ERC, a lo que los socialistas replicaron este lunes que el acuerdo con ERC, si lo hubiere, "será público y estará sujeto a la seguridad jurídica, a las normas, a la ley y, por tanto, a la Constitución" española, que "impide la secesión" de cualquier parte del territorio nacional.

Sánchez también se reunió hoy por vez primera después de las elecciones con Inés Arrimadas de Ciudadanos, para pedirle que vote a favor de su investidura como presidente del Gobierno. Arrimadas le planteó llegar a un acuerdo de gobernabilidad implicaría a PSOE, PP y Ciudadanos (221 diputados en total), evitando acuerdos con UP y los partidos independentistas.

“El plan b es conseguir la investidura cuanto antes”, ha sentenciado Adriana Lastra cuando le preguntaron si existe una alternativa con el Partido Popular y con Ciudadanos para desbloquear la situación, en caso de que fracase la negociación entre el PSOE y ERC.

La fecha para la celebración de la sesión de investidura sigue en el aire. Desde Ferraz y la Moncloa quisieran que fuera antes de Navidad. Por su parte, la formación de Pablo Iglesias aspira a lo mismo, que duda cabe. Sin embargo todo parece indicar que esta será postergada a fin de año, o incluso ya en enero.






Temas relacionados

Estado español   /   PSOE   /   Europa   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO