Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

¿Se fundió Coca-Cola?

Así lo expresó la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante la presentación de su libro en La Matanza para pegarle a Macri. La Comisión de Mujeres de Coca-Cola, que lucha contra los despidos, lo desmiente.

Lunes 23 de septiembre

La afirmación se dio en el marco de la campaña electoral del Frente de Todos, donde CFK se refirió a la situación de Coca-Cola Femsa para mostrar el desastre que es el gobierno de Cambiemos en materia económica, afirmando que la empresa se encuentra fundida. Sus palabras textuales fueron: "En el Mercado Central, acá en Femsa inauguramos toda la planta de distribución, vino el mexicano Salazar que es el dueño de Femsa, se vendía Coca-Cola a morir y estos la fundieron. Tenés que ser horrible para fundir a la Coca-Cola. Con un restaurante, una fábrica de una cosa que no anduvo, le puede pasar a cualquiera en cualquier gobierno, pero ¿a la Coca-Cola?”.

Entendemos que CFK usó un muy mal ejemplo para explicar o graficar el real desastre económico de este gobierno, sostenido durante todo este tiempo por sus ahora aliados del Frente Renovador, el PJ y toda la burocracia sindical cómplice.

Pero, ¿está fundida Coca-Cola realmente?

Coca Cola y su preventivo de crisis trucho

Excusándose en una real caída en las ventas, la multinacional Coca-Cola Femsa presentó en la Secretaría de Trabajo en febrero de 2019 un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) para poder despedir masivamente a sus trabajadores y al mismo tiempo avanzar en un plan flexibilizador, aumentando los ritmos de producción y ejerciendo un fuerte control hacia el personal en todas sus plantas.

El PPC fue rechazado por la Secretaría de Trabajo, pero ésta habilitó a la empresa a llevar adelante despidos en un escandaloso acuerdo con el sindicato Sutiaga CABA, que dejó en la calle a 32 familias.

Mientras la empresa con la complicidad del sindicato pretendía conseguir la aprobación a su supuesta crisis, incrementó sus inversiones comprando e instalando nuevas líneas de producción, aumentando su capacidad de almacenamiento dentro de las plantas y adquiriendo nuevas franquicias como Monresa, la principal embotelladora de Uruguay por la cual pagó cientos de millones de dólares.

Como es de público conocimiento, se trata de una de las principales multinacionales del mundo y la principal embotelladora del planeta, y como tal, la baja de las ventas que pueda tener en un país la compensa con la suba en otros países o mercados. Por ejemplo: Coca-Cola en Argentina vende menos litros que en México, pero tiene una ganancia mayor ya que aquí no paga impuesto al refresco y a las bebidas azucaradas.

Leé también: Coca Cola: tras un año de lucha los trabajadores conquistaron seis reincorporaciones

Los trabajadores y las mujeres al frente de los despidos

Quienes integramos la Comisión de Mujeres de Coca-Cola, junto a nuestros compañeros de la Agrupación Marrón, desde el primer momento denunciamos que la empresa no estaba en crisis; por el contrario, siguió ganando millones a costa de sus trabajadores. El preventivo de crisis no fue más que una mentira para despedir y seguir ajustando a los trabajadores.

Cristina se olvidó de mencionar un dato por demás importante, y es que ante los despidos en Coca-Cola sí hubo “Resistencia con Aguante”; gracias a la acción y a la organización de los trabajadores despedidos y sus familias se realizaron numerosas marchas, cortes y reuniones de coordinación con otros sectores en lucha. Las compañeras y compañeros de Coca y nuestros hijos sufrimos una fuerte represión por parte de la policía de Larreta, donde gasearon y golpearon a mujeres y hombres que solo pedían trabajar.

Gracias a estas luchas conseguimos decenas de reincorporaciones desde el 2015 a esta parte.

Coca-Cola despidió en todos los gobiernos

Cristina Fernández, en su afán de demostrar que en su gobierno Coca-Cola vendía muy bien, puso como ejemplo la inauguración del mega depósito que la firma tiene en Villa Celina, a metros del Puente La Noria, inauguración a la que ella misma asistió junto a Hugo Moyano y durante la cual felicitó a la empresa por la inversión y los puestos de trabajo creados.

Mientras esto sucedía, se llevaban adelante despidos en otras plantas como Monte Grande, Loma Hermosa, y más adelante también en Pompeya y Parral.

Todos deben saber que los despidos en Coca-Cola no comenzaron durante este gobierno. Femsa viene despidiendo desde el menemismo, cuando cerró 5 plantas de producción para convertirlas en depósitos. Despidió trabajadores durante los gobiernos de la Alianza, con Néstor Kirchner, con Cristina y ahora con Macri. En ninguno de los casos el sindicato Sutiaga dio una lucha seria, demostrando en los hechos que dejaron pasar todos los despidos, los cierres de planta y le permitieron a Femsa flexibilizar los convenios, llevándolos a la baja.

Las declaraciones de Cristina no solo faltan a la verdad, sino que los argumentos que dio marcan de manera preventiva que el Frente de Todos va a estar más abierto y preocupado por la situación y las demandas de las empresas que las de la clase obrera.

El gobierno de Macri es horrible, sí, solo en eso coincidimos con Cristina. Y es amigo de Coca-Cola y enemigo de los trabajadores. Por eso no nos quedamos de brazos cruzados y salimos a enfrentarlo.

Leé también: Trabajadores en lucha ponen en pie coordinadora en la zona sur del GBA






Temas relacionados

Coca Cola Femsa   /   Coca-Cola   /   CFK   /   Cristina Fernández de Kirchner   /   Géneros y Sexualidades   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO