Política

CUMBRE DE LA ONU

Ser cipayo es bien PRO

Macri hizo su primera participación como presidente en la asamblea general de la ONU rindiendo pleitesía a las potencias imperialistas.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Jueves 22 de septiembre de 2016 | 12:20

Esta semana sesionó la 71 asamblea general de las Naciones Unidas (ONU), la institución imperialista que desde su creación interviene en guerras, deja correr hambrunas de pueblos enteros y este año se encuentra frente a la mayor crisis de refugiados, que ya produjo centenares de miles de muertos y más allá de los gestos de preocupación de quienes dirigen ese organismo, las principales potencias mundiales solo sacaron una declaración vacía de contenido y evitando asumir compromisos que frenen esta crisis humanitaria.

Allá, en Nueva York, fue que Mr. Macri dio su discurso como presidente de Argentina y los grandes medios de comunicación locales resaltaban que no lo leyó. No le hacía falta, porque además de comenzar alabando a la ONU, lo que dijo fue parte de lo que no se cansa de repetir y que como empresario lleva inscripto en su ADN, lo que para el PRO son sus logros hasta ahora: el acuerdo con los fondos buitres, la devaluación, la baja de retenciones a los exportadores y el brutal aumento de tarifas.

Lo que el PRO llama el camino para volver al mundo, es lo que hizo que en tan solo 9 meses creciera la pobreza en casi 3 millones de personas, que haya 150 mil desocupados más y que la inflación coma día a día el salario del pueblo trabajador. Música para los oídos de la delegación del Fondo monetario que arribó al país.

Cediendo soberanía sobre las Malvinas

El acuerdo económico bilateral firmado por la canciller Malcorra y su par de Gran Bretaña, que el gobierno insiste en llamar un simple “comunicado”, y que le permite al país imperialista la explotación pesquera y la extracción de hidrocarburos en las Islas, fue otra de las medidas defendidas por Macri en la ONU. Este acuerdo que permite que Gran Bretaña avance y siga consolidando su posesión sobre las Malvinas, le generó al gobierno una crisis hasta con sus propios aliados: el radicalismo y la Coalición Cívica de Elisa Carrió salieron a pedir explicaciones por considerar que el acuerdo borra la pretensión formal de sostener la soberanía argentina de Malvinas. En realidad es un acuerdo que favorece los intereses de las grandes empresas imperialistas que operan en la isla. La canciller fue citada en la cámara de diputados para dar explicaciones.

Es evidente que en este punto tan sentido para el pueblo argentino como es el justo reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas, que el imperialismo británico usurpó hace 183 años, para el macrismo no tiene importancia cuando de favorecer intereses capitalistas extranjeros se trata. Por eso el término usado para referirse al reclamo histórico sobre ese territorio y la negación del colonialismo del Reino Unido del robo de las islas fue: “prolongado diferendo”.

Así debutó Macri en la ONU, rindiendo pleitesía a las potencias imperialistas.






Temas relacionados

Mauricio Macri   /   Islas Malvinas    /   ONU   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO