Internacional

BRASIL

Sospechosos del asesinato de Marielle Franco tenían relación con el hijo de Bolsonaro

Un nuevo escándalo salpica a Flavio Bolsonaro, senador e hijo del presidente Brasileño. Esta vez por sus nexos con dos sospechosos del asesinato de la concejala de izquierda Marielle Franco.

Martes 22 de enero | 17:34

Un mayor y un teniente de la Policía Militarizada, líderes de una mafia que actuaba al oeste de Río de Janeiro y quienes podrían haber participado en el asesinato de la concejala brasileña Marielle Franco, fueron detenidos. Las detenciones, que son el primer avance en la investigación sobre el asesinato de la concejala del PSOL, generaron conmoción en Brasil por la relación que Flavio Bolsonaro, hijo del presidente, tiene con los sospechosos.

Te puede interesar: 300 días sin Marielle y sin culpables

Según medios locales, uno de los detenidos, el mayor Ronald Paulo Alves Pereira, fue homenajeado en 2004 por el senador electo Flavio Bolsonaro, cuando fue diputado de Río de Janeiro.

El hijo mayor de Bolsonaro, y senador nacional, trató de despegarse de esa relación con una declaración en la que trata el asesinato de Marielle como un "error": "Sobre los homenajes prestados a militares, siempre actué en la defensa de los agentes de seguridad pública y ya concedí centenas de otros homenajes. Aquellos que cometen errores deben responder por sus actos".

Sin embargo la relación más estrecha con los sospechosos es la que el senador tiene con el capitán Adriano Magalhaes da Nóbrega. Este último es uno de los uniformados buscados por las autoridades y que también es considerado, junto con el mayor y el teniente, como líder de la organización delictiva dedicada a las transacciones ilegales con bienes inmuebles.

Un reportaje del periódico O Globo divulgado este martes señala que la madre y a la mujer del capitán, prófugo de la Justicia, trabajaron en el despacho del entonces diputado Bolsonaro, lo cual el hijo del presidente también rechazó en la nota divulgada este martes.

Los policías fueron detenidos durante un operativo en el que son buscadas 15 personas acusadas de pertenecer a una banda criminal dedicada a la compra y venta ilegal de inmuebles en la zona oeste de Río.

Sin embargo, según fuentes oficiales, hay sospechas de que los uniformados capturados lideran la "Oficina del crimen", una organización dedicada a realizar asesinatos por encargo.

"No descartamos su participación en el crimen de Marielle Franco, pero no podemos afirmar eso en este momento", declaró en rueda de prensa la fiscal del Ministerio Público, Simone Sibilio.

Este nuevo escándalo se suma al que Flavio Bolsonaro viene arrastrando por un caso de corrupción que embarra a todo el clan Bolsonaro por parte de un exasesor suyo llamado Fabrício Queiroz.

En un intento desesperado por despegarse de los dos casos al mismo tiempo, en la nota divulgada hoy, el hijo del presidente dice ser blanco de una campaña difamatoria que busca enlodar el gobierno de su padre y responsabilizó a su exasesor Fabrício Queiroz por los nombramientos de la madre y de la mujer del capitán sospechoso del asesinato de Marielle Franco.

Hasta ahora el Partido Judicial, que es parte del blindaje que tiene Jair Bolsonaro y uno de las principales pilares de la manipulación electoral que le permitió llegar al poder, ha bloqueado las investigaciones sobre Flavio Bolsonaro.

Sin embargo el panorama sobre el entorno del clan familiar pinta sombrío. Las causas archivadas contra Bolsonaro le servirán a la corporación judicial, en acuerdo con el establishment, para presionar las clavijas sobre los tiempos de los ajustes y ataques que impulsan. Pero nada dice que los tiempos de los escándalos vayan más rápido de lo que quisiera el partido judicial y que las causas archivadas sean convertidas en carpetazos direccionados. En ese caso, la cabeza de Flavio Bolsonaro está en el centro de la tormenta.






Temas relacionados

Flávio Bolsonaro   /   Jair Bolsonaro   /   Marielle Franco   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO